RSS

DE LOS DELITOS INEXISTENTES SOBRE LOS QUE SE CONDENA A LOS MILITARES

22 abr

DE LOS DELITOS INEXISTENTES SOBRE LOS QUE SE CONDENA A LOS MILITARES

No es cuestión de la derecha, son los mismos militantes del M-19 quienes comienzan a promover que los militares colombianos deben estar en las mismas condiciones jurídicas en las que ellos se encuentran, en tanto fueron parte del mismo conflicto, algo que nuestra Corte Suprema de Justicia, al bloquear la definición de la situación jurídica de los desmovilizados y calificar como delincuente común a quién haya combatido a las narcoguerrillas, se convirtió en Colombia en principio de culpabilidad y condena anticipada, además de mediática, a quien vista un uniforme legítimo y utilice las armas a favor del Estado.

Mientras quienes se han alzado en armas contra el Estado son objeto de amnistías e indultos, quienes defendieron a ese Estado recurriendo a las armas de la guerra enfrentada, son objeto mediático del rechazo social por quienes se han beneficiado del sacrificio del soldado y objeto público de vindicta para ocultar la realidad de lo que ha sucedido en Colombia desde la declaración de guerra que hizo el Partido Comunista mediante la combinación de las formas de lucha en los años 50 y la debilidad, muchas veces comprometida por los intereses políticos, que desde entonces vivimos.

A tal grado hemos llegado que al entrar al Complejo Judicial de Paloquemao, el militar indagado o indagatoriado prácticamente debe rendirle honores a la efigie de Jaime Pardo Leal, una de las banderas de las Farc, erigida precisamente en lo que el ex Magistrado Jaime Ibáñez, llama el siglo de los jueces.

Nada podrá hacerse a favor del art. 29 de la Constitución cuando precisamente el poder judicial erige como instrumento de guerra el aceptar como principio el ideal de Pardo Leal,  cuya efigie preside ese supuesto sitio de justicia, al juzgar a los militares sometidos a la jurisdicción ordinaria, ideología apropiada por ASONAL e instrumentada en las decisiones de jueces y fiscales que no quieren ser considerados elementos extraños en los pasillos de ese supuesto templo de aplicación de justicia en el país.

Hoy Jaime Pardo Leal, militante radical del Partido Comunista, es elevado a los altares de la sacralidad en los juicios contra los militares y ciudadanos que hayan combatido a las Farc; judicialmente nadie se ocupa de entender por qué nacieron esas alianzas, el narcoterrorismo ha sido elevado a la santidad, bombardear con cilindros de gas un hogar es apenas un resultado colateral, quien se haya opuesto a ello es reo de jucio público y condena judicial.

Es tanta la influencia del frente ‘Jaime Pardo Leal’ que la justicia colombiana inclina su mirada y su balanza a favor de los terroristas, pese a que todavía hay 27 cuerpos del Palacio de Justicia que están en la Fiscalía sin identificar. Probablemente están allí las personas que están buscando, pero la Fiscalía debe hacer honor a su militancia y condena al militar que ejerció los deberes de su función pública conforme a la Constitución y las leyes de entonces; para quienes se tomaron el Palacio de Justicia hay perdón y olvido, para quienes se opusieron mediante el uso legítimo de las armas, hay condena pública y olvido, allá ellos por haber asumido el riesgo.

About these ads
 
2 comentarios

Publicado por en abril 22, 2011 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “DE LOS DELITOS INEXISTENTES SOBRE LOS QUE SE CONDENA A LOS MILITARES

  1. Javier Arias Vivas

    abril 23, 2011 at 1:56 pm

    Encuentro un excelente blog por recomendación de un amigo.Bien documentados, sustentados y escritos con imparcialidad los articulos le dan mucha credibilidad a la pagina. Nos interesa conocer los autores para relacionarnos porque vemos que tenemos muchos puntos coincidentes. Atte Javier Arias Vivas.

     
  2. rodrigo restrepo

    mayo 1, 2011 at 10:58 pm

    Que hacer con la justicia en Colombia justicia que, agobiada por la pereza en el sentido de buscar la prueba para condenar, se la implora a los sindicados con la jugosa recompensa de penas irrisorias si confiesa su delito y, de paso, suministra nombres de los personajes que se encuentren involucrados en sus ilícitos confesados. Vemos a HH confesando, según dice la prensa, 3000 homicidios y al justicia le impone seis años de cárcel. Tal parece que la vida de humildes campesinos se encuentra bien desvalorizada. Parece que el mal viene desde 1991, una constituyente conformada `por algunos miembros pagados por el cartel pues Pablo Escobar era tan grande que no cabía en la constitución del 86 le hicieron pues, una constitución y una cárcel o mas bien un resort, a su gusto, en terrenos de su propiedad. De ahí, en adelante, surgieron una serie de prebendas para los delincuentes como las que se dan en el comercio a los compradores, al por mayor, pues a mayor volumen de compras mas rebaja; Siguiendo esta tónica a mas delitos confesados mas rebaja de pena y si a ello le sumamos mencionar personajes que de una u otra forma le abrieron camino para llevar a cabo sus hechos ilícitos mas rebaja de pena situación ésta, bien peligrosa toda vez que anima al personaje procesado a dar nombres de personas sin que se sepa ,a ciencia cierta, que dice la verdad..Tenemos una justicia débil frente a los delincuentes habituales y muy fuerte frente a los ocasionales.De todos modos se le carga la mano mas, al delincuente ocasional, fuertes penas para ellos y benignas para el delincuente profesional En todo caso las agravaciones punitivas para el delincuente nato o profesional no operan. Acá en Colombia le va mas bien a quien roba miles de millones de pesos que al delincuente que se hurta bienes de escaso valor, Los delincuentes de cuello blanco aquellos que defraudan al estado en billones de pesos terminan sirviendo de testigos y recibiendo penas irrisorias que invitan a futuros delincuentes a alzarse con bienes de la nación pues las penas a imponer son bien llamativas y nada amenazantes para quien piense alzarse con bienes del estado .Penas tan irrisorias para delitos tan graves dan, para una sencilla operación matemática cual es robarse a vía de ejemplo la suma de un billón de pesos pues con la confesión del delito mas la delación de quienes fueron sus compinches da para una escasa pena de seis o siete años de cárcel ahora siete años de cárcel nos da 84 meses y dividiendo el billón de pesos por ochenta y cuatro nos da un “sueldo” mensual de mas de 11.904 millones delito que, por su alto rendimiento mensual, y la lenidad de la pena llama a cualquier delincuente a cometerlo. A todas estas. cuál es el mensaje que se le esta enviando a la juventud ¿ No es otro que esto. Si se va a dedica a la delincuencia séalo pero, bien peligroso por cuanto esa cualidad trae beneficios tales como penas irrisoria penas que no se compadecen con la entidad del o de los delitos cometidos. Tenemos una corte suprema de justicia que no ha hallado aún la prueba necesaria para llevar a la cárcel a políticos que le hacen el juego a los asesinos de esa horda delincuencial llamada FARC prueba que abunda si, para los para políticos pues basta que un paramilitar abra la boca y mencione a un político para que el peso de la ley caiga sobre èl. La justicia en Colombia es sorda, coja, manca, mocha y pantallera.

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 319 seguidores

%d personas les gusta esto: