RSS

ERRORES COSTOSOS Y DOLOROSOS

24 Oct
ERRORES COSTOSOS Y DOLOROSOS

Ver imagen en tamaño completo

Sin lugar a dudas los hechos de Nariño y Arauca deben prender las alarmas del alto mando del Ejército, es inconcebible que a estas alturas se presenten errores como los evidenciados con las dos unidades básicas masacradas; exceso de confianza, relajamiento de la disciplina, inobservancia de los protocolos de combate, son muchas cosas que al conjugarse dan resultados fatales para las propias tropas.

Nos duele la muerte de 20 soldados de la patria, pero hay que asumir este dolor y recoger la experiencia para mejorar, para alcanzar la necesaria eficiencia que desmienta de una vez por todas las voces críticas que pretenden señalar que las situaciones presentadas son efecto de la desmoralización de las tropas.

¿Qué pasó en Nariño y Arauca? Habrá que esperar los resultados de las investigaciones que adelante el Ejército, pero hay que recoger elementos que deben ser motivo de análisis. Cómo es posible que un grupo de narcoterroristas se movilice en número aproximado de 70, instalen rampas para el lanzamiento de cilindros-bomba, ocupen viviendas de la población civil, y no haya una sola voz de alerta. Estamos en tiempo del teléfono celular y otras formas de comunicación a las que los colombianos tienen acceso y deben servir como herramienta para el cumplimiento de los deberes cívicos señalados en la Constitución.

¿Hay complacencia y favorecimiento de algunos núcleos poblacionales con las narcoguerrillas? Incrementar la Acción Integral en áreas donde se prevea ese fenómeno es una solución que debe ser apreciada para recuperar la confianza de la población en su Ejército. Combatir al enemigo con inteligencia es una premisa ineludible.

Es urgente retroalimentar de manera permanente, especialmente a los Oficiales subalternos y Suboficiales en la conducción de las unidades en terreno hostil, de las primeras declaraciones en los medios de comunicación parece derivarse la comisión de errores básicos en ese aspecto, lo que facilitó la acción criminal de las Farc. Tanto así que se indica que el Subteniente a cargo del Pelotón del Batallón de Combate Terrestre No. 45 de la Brigada Móvil No.5, transmitió erradamente las coordenadas del sitio del ataque, lo que impidió el auxilio debido y oportuno a las tropas emboscadas.

No se trata de hacer leña del árbol caído, mucho menos de juzgar a unos héroes que dieron la vida por la defensa de los derechos y garantías de todos los colombianos, quienes han vivido situaciones de combate son los únicos que pueden señalar con realismo cuáles son los procesos psicológicos y físicos que vive el soldado en una situación de alto riesgo y presión, lo demás es pura especulación muchas veces perniciosa. Pero no por ello se puede pasar por alto la inquietud que asalta al ciudadano del común cuando se presentan estos reveses.

Sobre todo porque duele la indiferencia y falta de solidaridad de algunos ciudadanos que ven como el enemigo prepara un asalto de este calado y guarda silencio; duele porque muchos de estos ciudadanos han sido engañados por quienes se llaman formadores de opinión y crearon la falsa idea de que cumplir con el deber ciudadano de denunciar las acciones criminales convierte a la persona en ‘sapo’ o ‘delator’.  Hay tienen estos periodistas los resultados de su campaña perversa, 20 jóvenes colombianos masacrados salvajemente, en cumplimiento de su deber.

Cómo se requiere que personajes de la talla de María Jimena Duzán, Ramiro Bejarano, Alfredo Molano y otros que ocupan a diario las páginas de nuestros periódicos para atacar a la Fuerza Pública y la Política de Defensa y Seguridad Democrática, nos dijeran ahora que ese sacrificio de nuestros soldados es el que les permite escribir desde la comodidad de sus hogares pequeño burgueses con toda la tranquilidad porque no serán atacados por los malos hijos de Colombia.

Sería interesante conocer también la opinión de los jerarcas del Partido Liberal, empeñados en un absurdo ataque contra las Fuerzas Militares y los derechos del soldado en tiempos de guerra. De los exponentes de los partidos políticos apresurados en brindarle garantías a los narcoterroristas pensando en hipotéticos diálogos que quienes conocieron el conflicto desde esa orilla, no dudan de tildar de inútiles en las circunstancias actuales.

Hoy hay dolor y rabia en el alma. Queda el consuelo de saber que sólo los héroes son capaces de entregar su vida, llevando en alto hasta el último minuto de su existencia, el honor de ser Soldados de Colombia. Paz en sus tumbas.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en octubre 24, 2011 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “ERRORES COSTOSOS Y DOLOROSOS

  1. Ricardo Castiblanco Bedoya

    octubre 24, 2011 at 2:40 pm

    Hay que haber estado en situación de combate o bajo el ataque inmisericorde de las narcoguerrillas para saber lo que se siente. No hay tiempo para pensamientos elaborados, aún contando con el mejor entrenamiento previsible. Había una máxima militar deslegitimada por unos jueces babosos que compraron la libreta militar para posesionarse: “El entrenamiento debe ser tan duro que la guerra parezca un juego”. Un soldadito infiltrado a lo mejor, se quejó de que le pegaron con una tabla en un entrenamiento y los idiotas magistrados consideraron que eso era violar los DD.HH. Hay tienen jueces y magistrados la aplicación de normas de colegio de monjas en la preparación del soldado. ¿No les da un tantico de verguenza?

     
  2. JUAN ALFONSO FIERRO MANRIQUE

    octubre 24, 2011 at 7:35 pm

    La desmoralización de las tropas es innegable, así no lo quieran reconocer.
    ¿Acaso no se han dado cuenta de todas las protestas que han venido realizando las Reservas para exigir al Gobierno el restablecimiento de sus legítimos derechos salariales y prestacionales que también afectan a los activos?
    ¿Acaso no se han dado cuenta de la inconformidad existente por las condenas injustas a causa de la inaplicación del fuero militar que es una norma constitucional?.
    ¿Acaso alguien podrá estar conforme sabiendo que su destino es la cárcel o el cementerio?
    Capitán JUAN ALFONSO FIERRO MANRIQUE
    PRESIDENTE DE ANALVET
    CEL.310-7091485

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: