RSS

UN CRIMEN ABOMINABLE

15 Nov

UN CRIMEN ABOMINABLE

El 21 de marzo de 2009 en el sector de la vereda Casa Azul, a orillas del río Guaviare, cuando las tropas del batallón de contraguerrilla 86 realizaban operaciones contra la estructura criminal frente 1º de las Farc, fue secuestrado el Sargento Segundo del Ejército Francisco Franco Zamora, quien desempeñaba labores de sanidad.

El Sargento Franco Zamora cayó en manos de sus plagiarios cuando estos atacaron la embarcación en la que se desplazaba el uniformado para  atender a un grupo de soldados que cayeron en un campo minado en cercanías al puerto de Miraflores.

Dos meses después luego de indescifrables vejaciones y humillaciones, el Sargento Franco Zamora fue asesinado vilmente y su cuerpo enterrado en una fosa perdida en la selva, los antisociales jamás enviaron pruebas de supervivencia durante el tiempo de su cautiverio, ni comunicaron su muerte a sus deudos o a alguna organización de derechos humanos.

Seguramente el Sargento Francisco Franco Zamora no hará parte de la memoria histórica que nos quieren imponer organismos como el MOVICE, los Colectivos de Abogados como el Alvear Restrepo, es más se empeñaran en mostrarlo como victimario y no como víctima y algunas corrientes políticas melifluas que posan de democráticas aceptarán esa imposición.

Colombia no puede caer en el error al que pretende ser conducida considerando a los secuestrados por las Farc como ‘prisioneros de guerra’, son rehenes de un grupo narcoterrorista que pretende chantajear a la sociedad mediante esa práctica. El derecho internacional humanitario prohíbe la toma de rehenes, y por lo tanto la negociación de rehenes y el pago de rescates. Las guerrillas, al secuestrar civiles o militares y convertirlos en mercancía para buscar ventajas militares, violan ese derecho, y lo viola el gobierno si paga su liberación, con dinero o soltando guerrilleros a cambio de la libertad de los secuestrados.

Si se aceptara como esguince a la normatividad internacional humanitaria, que el gobierno en un acto de generosidad optara por un intercambio de militares y policías secuestrados por las Farc, algunos de los cuales ya cumplen 14 años de penoso cautiverio, por terroristas procesados y condenados conforme a la ley y con todas las garantías procesales, argumentando que el DIH permite el intercambio de ‘capturados’ en acciones militares, de modo que no prohíbe cambiar prisioneros por soldados o policías retenidos por la guerrilla (cuando hay un reconocimiento internacional de la existencia del conflicto armado interno y las guerrillas tienen status de beligerancia igualmente reconocido), es un hecho que la apreciación de la legitimidad del mismo Estado se pondría en entredicho.

Aun aceptando que el gobierno por una motivación política coyuntural impulsara ese desconocimiento de la normatividad internacional humanitaria y aceptara el llamado ‘canje’, este debe tener al menos un mínimo de compromisos inamovibles.

Toda negociación debe estar orientada por un objetivo central: la protección de la población civil, que debe primar sobre la tentación de la narcoguerrilla de usarla para lograr ventajas militares, este intercambio no debe darse si la ONT no se compromete a respetar, en el conflicto interno, a la población civil. Y el eje de este compromiso es la suspensión total del secuestro como instrumento de guerra, el mayor escándalo del conflicto interno colombiano[1].

Cómo quisiéramos conocer la opinión de la señora Piedad Esneda Córdoba Ruíz, ahora desembozada vocera de las Farc frente al tema del pretendido ‘canje’ frente a este execrable crimen, demostración hartera de la falta de humanismo en el accionar de las narcoguerrillas; ella que en estos días se convirtió en la plañidera de Alfonso Cano, diciendo que el operativo militar fue desproporcionado, que con su baja se cerraron las puertas de la paz. ¿Qué opina de la forma miserable en que sus prohijados asesinaron al Sargento Franco Zamora?

Nuestras condolencias a la familia del Sargento Francisco Franco Zamora, que irónicamente recibe sus restos mortales en el día en que deberían celebrar su cumpleaños de vida.


[1] MELO, Jorge Orlando. Negociación de secuestrados e intercambio de retenidos. En: http://www.jorgeorlandomelo.com/negociacion.htm

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 15, 2011 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: