RSS

LAS RABIETAS DE MARÍA JIMENA DUZAN

21 Nov

QUE LA PRINCIPAL VÍCTIMA NO SEA LA VERDAD

Ya es habitual que la columnista de Semana se despache contra la institución militar, en este caso y por lo visto sin haber leído adecuadamente el artículo relacionado con el fuero militar aprobado en la Cámara de Representantes en la discusión en la reforma a la justicia[1].

La presunción de legalidad de los actos de los servidores públicos está garantizada desde la Constitución del 91, a los militares se les venía desconociendo la misma y por eso era importante que se determinara, como en efecto se hace en el acto legislativo en discusión, pero no como señala la columnista sino para garantizar el debido proceso al personal militar; los actos no relacionados con el servicio y que constituyen delitos de lesa humanidad están claramente tipificados en el Código Penal y no se van a reformar, lo que se estipula es que el conocimiento en primera instancia sea de cargo de la Justicia Penal Militar.

No es cierto como afirma la señora Duzán que el artículo que acaba de pasar en la Comisión Primera suprime las restricciones que tenían los militares en materia de derechos humanos y les da prácticamente un cheque en blanco para que hagan la guerra como se les dé la gana. Es una afirmación falaz y temeraria de la columnista, movido por la pasión y no por la razón.

Como bien señala un editorial de El Colombiano, debe haber una definición lo más pronto posible sobre la regulación del fuero militar. A nuestro juicio, actualmente se consagra de manera clara en la Constitución, acorde con las obligaciones internacionales del Estado. El tema no puede prestarse para una eventual paralización operativa de la fuerza pública, ni para campañas de desinformación, que afectan directamente a las mismas tropas[2].

Es conveniente una definición pronta de los alcances que pueda tener la reforma al fuero militar. Que el Gobierno, luego de tumbos, retiros del articulado, rectificaciones y otras indecisiones, defina de una vez cómo lo va a proponer al Congreso y en qué términos. Porque el tema no puede convertirse en el pretexto de una supuesta paralización de la fuerza pública[3].

Hay fuero militar en Colombia. Lo consagra, a nuestro juicio de forma diáfana, el artículo 221 de la Constitución Política, y lo desarrolla el régimen normativo militar: “De los delitos cometidos por los miembros de la fuerza pública en servicio activo, y en relación con el mismo servicio, conocerán las cortes marciales o tribunales militares, con arreglo a las prescripciones del Código Penal Militar. Tales cortes o tribunales estarán integrados por miembros de la fuerza pública en servicio activo o en retiro”[4].

Si transcribimos el artículo completo, es para invitar al lector a una reflexión serena. Los militares se sienten muchas veces, con razón, acorralados por unas complejas estrategias jurídicas, fríamente diseñadas, para ganar en los tribunales una guerra que ellos libran en los campos y montañas de Colombia[5].

No es infundada la angustia de los altos mandos militares al ver la confusión de la tropa frente a las responsabilidades legales que se les pueden exigir en tribunales, por acciones desarrolladas en pleno combate. Ya hay suficientes pruebas a la vista de que ciertos colectivos se dedican precisamente a eso: a minar la moral militar con arteras mañas jurídicas[6].

De esa guerra jurídico-política se encargan columnistas como la señora Duzán, encargados de generar desconfianza y confusión entre los ciudadanos con sus afirmaciones mendaces, de eso no puede quedar duda. El debate lo quiere politizar esa izquierda atávica que pelecha en las garantías democráticas, pero negándole la democracia a quien no comparta sus trasnochadas tesis.

Los militares en Colombia no están pidiendo impunidad, han señalado con acierto la necesidad de definiciones jurídicas que garanticen el éxito de sus acciones contra las narcoguerrillas y las bacrim que si cuentan con colectivos de abogados y ONG que minimizan sus delitos haciendo aparecer del cubilete falsas víctimas.

 


[1] DUZÁN, María Jimena. ¿El chantaje de los militares? Revista Semana. En: http://www.semana.com/opinion/chantaje-militares/167756-3.aspx

[2] EL COLOMBIANO. Claridad sobre el fuero militar. Editorial. Noviembre 4 de 2011. En: http://www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=40123

[3] Ibíd.

[4] EL COLOMBIANO. Claridad sobre el fuero militar. Editorial. Noviembre 4 de 2011. En: http://www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=40123

[5] EL COLOMBIANO. Claridad sobre el fuero militar. Editorial. Noviembre 4 de 2011. En: http://www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=40123

[6] EL COLOMBIANO. Claridad sobre el fuero militar. Editorial. Noviembre 4 de 2011. En: http://www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=40123

 

 

FALSAS VICTIMAS

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 21, 2011 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: