RSS

LA PROPAGANDA DE LAS FARC BUSCA EVITAR DESMOVILIZACIONES

24 Nov

 

LA PROPAGANDA DE LAS FARC BUSCA EVITAR DESMOVILIZACIONES

 

Anncol pretende que al repetir lugares comunes del discurso de los ‘intelectuales’ marxistas leninistas, los miembros de la organización narcoterrorista mantengan la moral y no se desmovilicen, y señalan que “Los tiempos actuales son tiempos de lucha, de revoluciones, donde las masas vuelven a adquirir protagonismo” [1].

En nada difiere el discurso de José Antonio Gutiérrez D., al pronunciado en su momento por Manuel Cepeda, Gilberto Vieira, Álvaro Vásquez, Diego Montaña Cuéllar y otras eminencias del PCC desde los años 50, cuando debatían en ese partido cuál era el momento revolucionario para que se aplicara la ‘combinación de las formas de lucha’ para la toma del poder por la clase obrera y el campesinado[2].

Incluso era más interesante el discurso de los viejos dinosaurios porque era una novedad para la Colombia de entonces y dado el entorno social, político y económico en que se planteaba, con una violencia partidaria exacerbada y un estado débil cuya vida parecía girar en torno a Bogotá olvidándose de las regiones periféricas.

En las épocas del 10º Congreso del PCC surgía la discusión entre los ortodoxos y Diego Montaña que apuraba el ingreso de todos los comunistas a la lucha armada, mientras el Comité Central insistía en la necesidad de mantener la combinación de las formas de lucha como esencia misma de la táctica comunista, pero previendo que en algún momento, nunca han dicho cuando, el mismo impulso de la clase obrera y el campesinado harán que la lucha armada se convierta en el factor y forma principal de la lucha armada[3].

Vale la pena repasar aquellas discusiones y compararlas con lo que hoy siguen planteando los febriles ideólogos del comunismo, no hay diferencias en la sustancia, solo algunos cambios de forma; para ellos el mundo se estancó en los años 50 y 60, nada ha cambiado, por eso los mismos planteamientos siguen siendo válidos.

Falsean de tal manera la historia que al hablar de la situación social y política de Latinoamérica durante el desarrollo de la II G.M., se atreven a decir que “luego del amplio movimiento democrático y antifascista que aglutinó las masas en América Latina… la violencia reaccionaria suprimió las libertades democráticas…”[4]

Quien conozca un poco la historia recordará que el paraíso comunista, la URSS, actuó durante la mayor parte de la duración de la II G.M., al lado de la Alemania Nazista y la Italia Fascista; que los comunistas guardaban la ilusión de repartirse el mundo con sus aliados, sólo cuando comenzaron a ser devorados por estos, se pasaron al otro lado. Aquí en Latinoamérica actuaban de la misma manera y hay suficiente documentación que indica como los comunistas condenaban y denostaban de EE.UU y los Aliados. De tal manera que la violencia reaccionaria sólo podía provenir de ellos.

Fue precisamente esa violencia reaccionaria contra las libertades democráticas la que llevó a la URSS a dividir a Europa, sometiendo a sangre y fuego a varias repúblicas para ampliar su imperio, desarrollando toda una propaganda que aún se repite, las crisis cíclicas del capitalismo la llevarán a su destrucción y la insurrección de los pueblos hará una realidad el mundo socialista, utopía que se derrumbó con el muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, noticia que no le ha llegado a nuestros comunistas del siglo XXI, o serán que están convencidos que Caracas o La Habana tienen la fuerza para ser la nueva Moscú.

El corresponsal de Anncol, José Antonio Gutiérrez D., dice el 5 de noviembre de 2011 que: “en estos momentos en que repunta la lucha popular, con los estudiantes, obreros petroleros, trabajadores del transporte, campesinos movilizados, el gobierno se apresta para profundizar la guerra sucia, buscando ampliar el fuero militar, estigmatizando y criminalizando la protesta social, reforzando el aparato paramilitar[5]; Álvaro Vásquez decía en 1978: ¡Adelante camaradas, por el cumplimiento con honor de estas tareas, por el fortalecimiento de la unidad popular colombiana!”[6]

Colombia si ha cambiado, los obtusos y ciegos lectores de la historia que siguen repitiendo el discurso también ignoran que existe desde hace 20 años una nueva Constitución, que precisamente dió un giro de 180 grados en la consideración de la primacía de los derechos del hombre.

Le ocultan y distorsionan a los hombres y mujeres de las Farc y Eln, que guerrilleros desmovilizados del M-19, ELN, EPL, ADO y otros, tuvieron asiento para tal cambio; que sus entonces cabecillas Manuel Marulanda, Jacobo Arenas, Alfonso Cano, por solo nombrar a los supuestamente avezados ’intelectuales políticos’, no tuvieron la visión de los nuevos rumbos.

Nuestros comunistas, los legales e ilegales, abrazan el sueño de lo que pasará en el más allá, todavía, aunque lo odien, siguen la línea del aborrecido Trostky, esperando el día en que la revolución rusa se extienda a todos los países del mundo; bueno, por la mano del nuevo ’Stalin’ en Venezuela, podrían cambiar el rumbo socialista y esperar que los cerebros del Foro de Sao Paulo superen sus cánceres personales y asuman la dirección de la nueva ’revolución’.


[1] ANNCOL. El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las Farc-EP.  José Antonio Gutiérrez D.  Noviembre 5 de 2011. EN: http://anncol.info/index.php?option=com_content&view=article&id=649:el-significado-del-asesinato-de-alfonso-cano-lider-de-las-farc-ep&catid=59:cricket&Itemid=554

[2] VÁSQUEZ, Álvaro. Para la acción revolucionaria. Fondo Editorial Suramérica. Colección Política. Bogotá, 1980. 267 págs.

[3] Ibíd.

[4] Ibíd. Pág. 157.

[5] ANNCOL. El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las Farc-EP. Ob.cit.

[6] VÁSQUEZ, Álvaro. Documentos políticos. Bogotá, Julio-Agosto de 1978.  Citado en: VÁSQUEZ, Álvaro. Para la acción revolucionaria. Fondo Editorial Suramérica. Colección Política. Bogotá, 1980.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 24, 2011 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “LA PROPAGANDA DE LAS FARC BUSCA EVITAR DESMOVILIZACIONES

  1. Ricardo Castiblanco Bedoya

    noviembre 24, 2011 at 11:55 pm

    El mismo Manuel Cepeda Vargas por el cual el Estado debió pagarle a su hijo Ivan Cepeda Castro una indemnización por haber traido de Rusia el cuento de la ‘combinación de las formas de lucha’, que hoy nos sumerge en la violencia que vivimos. El país de Rippley o el extraño mundo de Subuso.

     
  2. REYES ADOLFO

    noviembre 11, 2012 at 8:14 pm

    Este analisis esta muy bueno, cuando sera que los sectores sociales sin la guerrilla a sus espaldas tomaran la desción de involucrarse a buscar las transformaciones con civilidad y democracia

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: