RSS

Y LAS OTRAS VÍCTIMAS DE MAPIRIPAN

25 Nov

Y LAS OTRAS VÍCTIMAS DE MAPIRIPAN

Es saludable y aplaudible el esfuerzo gubernamental porque se haga la verdad en torno al caso Mapiripan, lo que no es entendible es que se haga silencio y se persista en aceptar como verdad lo planteado por el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo para enlodar y destruir a un hombre como el General René Uscátegui, no sólo a él, a su familia, su Ejército y a la Patria.

El señor General René Uscátegui ha sido la víctima propiciatoria para que el gobierno trate de abrir las puertas a un presumible nuevo Caguán con las Farc, el Eln y hasta caben las Bacrim como lo han indicado algunos legisladores en el trámite de la ley que permite a quien ha delinquido pasar a ocupar puestos públicos.

La presunta responsabilidad del señor General Uscátegui en los hechos de Mapiripán está ligada indiscutiblemente a todas las mentiras que en torno a ellos se construyeron aviesamente por el colectivo comunista, en cuyo caso y atendiendo los principios universales del derecho, y en el peor de los escenarios, al señor General se le debe aplicar el in dubio pro reo, en tanto no hay certeza sobre el cómo, el cuándo, el por qué y las circunstancias modotemporales en las que él hubiere podido asistir la comisión de las conductas punibles que se le endilgan.

De ahí la importancia de la propuesta sobre el fuero militar incluida en el proyecto de acto legislativo que se debate en el Congreso; no es la de pedir impunidad para el señor General Uscátegui y otros militares como de manera mendaz y fantasiosa lo pregonan los columnistas de los grandes medios, pagados por las ONG mamertas. Es pedir, ni más ni menos, que el otorgamiento ineludible para los militares y policiales de la garantía consagrada en el art. 29 de nuestra Constitución, en este caso lo dispuesto en el art. 221 de la Carta.

Debe recordarse que el mandato constitucional fue violado de manera flagrante por el entonces Ministro de Defensa Ospina y el tinterillo Fiscal Mario Iguarán, el fiscal que se asesoraba de brujos,  que ante la presión de ASONAL y otras organizaciones, desarticularon de manera descara la Justicia Penal Militar.

No hay cifras disponibles para validar el daño proporcionalmente geométrico que el ilícito acuerdo inconstitucional le hizo a la institución militar; el acuerdo ya fue declarado ilegal por el Consejo de Estado, a pesar del recurso presentado por el Ministro Gabriel Silva; sin embargo en la praxis sigue vigente, cualquier soldado que dispare un arma es reo propicio para la jurisdicción ordinaria, aunque ella desconozca de la capacidad de juicio para saber por qué razón se disparó el arma.

Pero mucho mayor daño se causa cuando el gobierno, en nombre del Estado, no pide la revisión para limpiar el nombre del señor General Uscátegui a fin de ser sobreseído de los cargos de complicidad por omisión en la citada acción delincuencial, en tanto se ha probado suficientemente que los testimonios del Coronel Hernán Orozco Castro, Comandante militar con jurisdicción en Mapiripán, fueron negociados por el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo a cambio de su exilio en Miami.

Es decir, se aplica en este caso la tesis de la responsabilidad mediata, aún cuando el superior no tenga decisión inmediata sobre las conductas a seguir; el más alto Oficial en la región, sin mando sobre las tropas del Coronel Orozco, es responsable por acción o por omisión frente a las decisiones que el subalterno tome.

Una deuda queda inacabada frente a este tema. En los casos del señor General Uscátegui y el señor Coronel Plazas Vega, como en muchos casos más, para el poder judicial la realidad no está en las pruebas sino en la que han presionado cierto poder político y los medios de comunicación, de ahí que otra vez se sustente que quien viola las leyes por fuera de la institucionalidad sea un ‘luchador altruista’ y quien las defiende sea un ‘delincuente común’.

No será entonces el CAJAR, ni sus similares, los responsables del fraude procesal que acompaña cada vez que son derrotados judicialmente en la Nación que acuden a la CIDH, serán sus marionetas del momento, total, son los hilos delgados de la telaraña comunista que pronto podrán reparar.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 25, 2011 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “Y LAS OTRAS VÍCTIMAS DE MAPIRIPAN

  1. Rosita Welcker

    noviembre 25, 2011 at 3:14 pm

    PERSISTEN LA MALDAD NO DEJAR LIBRE A LOS QUE INCULPARON PORQUE QUE PASA EN COLOMBIA CARAJO YO QUIERO QUE DIOS ME DE UN GRAN REGALO QUE CHAVEZ SE VAYA AL MISMO INFIERNO JUNTO CON TODOS LOS IZQUIERDISTAS COLOMBIANOS ES SUFICIENTE PORQUE EL GOBIERNO ESCUCHA AL COLECTIVO??? QUE HAY DETRAS DE TODO ESTO ?? PARTIDA DE RATAS INMUNDAS DIOS MIO TEN PIEDAD DE NOSOTROS

     
  2. Mauricio

    noviembre 25, 2011 at 4:32 pm

    Será posible conocer con nombres y apellidos a estos personajes (Colectivo Alvear), que le han causado tanto daño al país y poderlos desnmascarar para que el peso de la ley caiga sobre ellos y se haga verdader justcia?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: