RSS

DIÁLOGOS CON LAS NARCOGUERRILLAS

16 Ene

DIÁLOGOS CON LAS NARCOGUERRILLAS

Aunque el Ministro del Interior ha negado enfáticamente la existencia de negociaciones o diálogos secretos con las narcoguerrillas, existe preocupación en diversos círculos por que el Presidente Santos, en su afán de parecer distinto a Uribe, haya cedido a la influencia de los que Mauricio Vargas llama acertadamente fundamentalistas de dialogar por dialogar, algunos enquistados en el Ejecutivo.

En diversas manifestaciones públicas y a través del Twitter el Presidente ha dicho que no habrá esa posibilidad hasta que las narcoguerrillas no den muestras fehacientes de su voluntad de diálogo, liberando a todos los secuestrados y cesando las acciones terroristas contra la población civil; pero en política nada es seguro.

Diversos medios han querido vender la idea de que la propuesta de Timochenko de retomar la agenda del Caguán es un viraje de la actitud de las Farc, pero no puede llamarse a engaño cuando el discurso del cabecilla narcoterrorista va en sentido contrario a las acciones de la banda criminal; después de su discurso, las estructuras delictivas de las Farc y las bacrim, actuando mancomunadamente produjeron los atentados en el Catatumbo, que volvieron a cobrar las vidas de personas inocentes y a afectar sus precarios intereses económicos.

Es un hecho que en el 2012 debe esperarse una arremetida no solo de las ONG izquierdistas, interesadas en devolverle un status político a las narcoguerrillas, sino de organismos internacionales serios como la ONU y la OEA; la crisis económica europea sin lugar a dudas va a incidir en una mirada diferente al conflicto colombiano en la que tendrán incidencia organizaciones que tradicionalmente se han inclinado por ver un aspecto ‘romántico’ de las bandas terroristas Farc y Eln.

En el continente, la reapertura de la intervención de Hugo Chávez en el curso del conflicto y el nombramiento de Rangel Silva como Ministro de Defensa de Venezuela, es preocupante. Ya Chávez Frías ha anunciado en su programa ‘Aló Presidente’ su interés de retomar un papel de ‘mediador’, que por desgracia ya hemos conocido bien los colombianos. La misma circunstancia puede estar incubándose en el sur, pues pese a que Ecuador reconoce presencia ‘intermitente’ en su territorio de las distintas bandas criminales, no hay acciones concretas para juzgar a quienes favorecen política y económicamente esa presencia.

Es inquietante que el Gobierno colombiano no haya hecho ninguna apreciación pública la oferta de mediación del bolivarianismo venezolano, los diferentes sectores de opinión colombianos manifestaron hoy su postura frente a la posibilidad de que Chávez jugara un papel de intermediario.

El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel, opinó en declaraciones a Efe que aceptar la sugerencia de Chávez es “inadmisible para el Gobierno colombiano por esa cercanía que tienen algunos de sus colaboradores más cercanos a las FARC”. El analista aludió así a la supuesta relación de amistad entre el jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, alias “Timochenko”, con el recién nombrado ministro de Defensa de Venezuela, el general Henry Rangel Silva, vinculación que precisamente hoy reveló la revista colombiana Semana.

El Presidente Santos debe andar con cautela, salvo que decida definitivamente romper con el compromiso que adquirió ante sus 9 millones de electores y cambiar definitivamente la agenda de gobierno. Hay personajes de gran influencia en la opinión pública como el ex presidente Pastrana Arango que proponen diálogos con las narcoguerrillas de espaldas al país, pero no en un interés real de que así se logra la paz, sino como una jugada política para reivindicar su frustrado proceso con la banda criminal.

Las ONG de izquierda y políticos de centroizquierda en trance de reencaucharse, van a presionar trayendo personalidades del socialismo y el comunismo internacional que abogaran por un ablandamiento en la aplicación de las operaciones militares y judiciales contra los miembros de las narcoguerrillas; es un hecho que en plena época electoral en Venezuela, el gobierno colombiano no va a presionar la extradición de los cabecillas criminales de las Farc y Eln que residen legal o ‘subrepticiamente’ en ese país para no generarle conflictos al gobierno Chávez con el radicalismo bolivariano, entre cuyos directivos están precisamente esos cabecillas del narcoterrorismo.

No es paranoia o un exagerado pesimismo, pero el clima político que se viene creando con las políticas apaciguacionistas únicamente vienen creando un ambiente favorable a un retroceso histórico que el país no merece, el triunfo de esos fundamentalistas del diálogo por el diálogo y la vuelta a la patria boba frente al narcoterrorismo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 16, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: