RSS

LA ALIANZA FARC-URABEÑOS, COSA DE FAMILIA

31 Ene

LA ALIANZA FARC-URABEÑOS, COSA DE FAMILIA

Entender el afán de columnistas como Alfredo Molano Bravo y otros, ahora voces autorizadas en los pasillos del Palacio de Nariño, para mostrar un presunto resurgimiento paramilitar, fortalecimiento de la narcoguerrilla y abandono del Ejército de su misión de combatirlos, sólo tiene un fin: Esconder la realidad de las Farc y las bacrim como organizaciones puramente narcoterroristas.

Por ello Molano Bravo y los demás quintacolumnistas de las Farc, ponen como tema de debate el fuero militar para restarle importancia a las acciones de la narcoguerrilla. Dice el columnista de El Espectador que los militares han acordado una especie de paro armado, de recesión estratégica, de huelga de armas caídas con dos propósitos claros: uno, el aumento de sueldos, o, como lo llaman, la actualización salarial. Alega el partido del presidente que el incremento salarial ha sido inferior al índice de inflación y por tanto hay 100.000 demandas en curso. Dos, los uniformados no pueden trabajar más sin un fuero militar apropiado a la situación de guerra. Se dice, por ejemplo, que los tenientes coroneles mayores del Ejército no quieren ser ascendidos a coroneles porque si llegan a ser nombrados comandantes de batallón quedan expuestos a ser empapelados. El argumento de los militares es simple: la legislación actual es demasiado civil; se necesita, para poder trabajar, un código militar que los comprenda, que los ampare y que saque de los casinos de oficiales —porque no están en las cárceles— a los comprometidos en la violación de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. Dicho en otras palabras: para acabar con el empapelamiento y el castigo a quienes delinquen, cambiemos las categorías de los delitos y los procedimientos para determinarlos. Que sean los propios militares los que se juzguen[1].

No esconde este individuo la rabia que ha sentido desde siempre por la institución militar y sin ningún reato distorsiona y falsea la realidad para tratar de contagiar su odio visceral contra las Fuerzas Militares.

Afortunadamente los resultados operativos del Ejército y en general del conjunto de las FF.MM., desmienten de tajo las especulaciones de estos asesores de izquierda que buscan afanosamente crear las condiciones de opinión para justificar posibles diálogos con las Farc aún cuando estas no cumplan los requisitos mínimos que para ello ha señalado de tiempo atrás el gobierno nacional. Esto es: la liberación de todos los secuestrados y el cese de toda acción terrorista.

Lastimosamente el Ejército Nacional no puede defenderse institucionalmente frente a esta arremetida comunista, cualquier opinión en contrario sería inmediatamente señalada como una indebida participación en política con las consecuencias legales pertinentes. Ante la opinión pública, para bien de los enemigos de la democracia, el silencio de la institución militar equivale y se presenta como una aceptación tácita de las mentiras difundidas.

Lo que no dicen Molano Bravo y los otros ‘analistas’ profarianos, es que la violencia actual no es fruto de la persistencia del paramilitarismo o de un resurgimiento narcoguerrillero, lo que hay es una conjunción de bandas criminales unidas por lazos familiares como lo demuestra el informe que presentó El Tiempo[2].

Lo que ocultan estos falaces columnistas es que las cabezas criminales de las bandas criminales, no paramilitares, son individuos como Juan de Dios Úsuga, Darío Antonio Úsuga, Alexander Montoya Úsuga, primos y hermanos de los cabecillas de las Farc Luis Carlos Úsuga Restrepo, Luis Carlos Úsuga Higuita, Hermes Úsuga Higuita y otros integrantes de los Frentes 37 y del llamado Bloque Nororiental de la banda terrorista.

Ocultan en sus ‘análisis’ que esos ‘Urabeños’ fueron integrantes del desmovilizado EPL, pero no por ello quiere decir que la banda narcoguerrillera desmovilizada sigue activa. Esas omisiones son las que les sirven para sostener la absurda teoría de que el paramilitarismo sigue vigente, cuando lo que hay es una alianza criminal común dedicada al narcotráfico y al terrorismo que nada tiene que ver con motivaciones políticas.

La misma situación de connivencia criminal de las Farc y Eln se da con otras bandas criminales como ‘Los Rastrojos’ en el suroccidente colombiano, donde tampoco puede hablarse de paramilitarismo, porque todos estos delincuentes se han dedicado a chantajear, extorsionar y asesinar para favorecer el narcotráfico, aunque se escuden en panfletos supuestamente políticos, pero sin ningún nexo ideológico con lo que fueron las autodefensas desmovilizadas.

Llama la atención que el gobierno nacional, en su afán apaciguacionista llame a estos falaces asesores a hacer parte de la planeación de sus políticas en lugar de desmentir sus afirmaciones y defender la institución militar; la voz del Ministro de Defensa cada vez se queda más sola y apagada frente a la fanfarria mediática de quienes desmontan a pedazos la seguridad democrática para darle la razón a unas acabadas narcoguerrillas y abrirles un espacio político.

Lo ganado en el terreno militar contra el narcoterrorismo corre el riesgo de perderse en los oscuros escritorios de una burocracia ajena a la realidad de campos y aldeas lejanas que conocieron la paz luego de 50 años de agresión criminal de las Farc y Eln, ahora convertidas en bandas criminales dedicadas al narcotráfico. Esperemos que esta hecatombe no se dé.

 

[1] MOLANO BRAVO, Alfredo.  La administración del orden. El Espectador. Opinión.  Domingo 29 de enero de 2012. En:http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elespectador.com

[2] EL TIEMPO. Alianza ‘Urabeños’ y Farc, negocio de familia. Domingo 29 de enero de 2012. Pág. 9.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 31, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: