RSS

MIS CINCO MARRANOS Y MIS CUATRO GALLINAS

21 Feb

MIS CINCO MARRANOS Y MIS CUATRO GALLINAS

Para quien tenga memoria histórica y conozca la realidad colombiana, ese fue el reclamo de Pedro Antonio Marín hasta el día de su clandestina muerte, la que lo recibió en sus brazos sin saber al fin si algún día había vivido.

Su carrera criminal comenzó en la misma Génova (Quindío), donde nació un desafortunado 12 de mayo de 1932; huyendo de la justicia por asesinar a un inerme servidor público,  encontró refugio en las bandas criminales liberales que recibirán la ‘bendición’ del Partido Comunista para continuar ‘la guerra prolongada’ contra el pueblo colombiano, alimentada por las experiencias de Cuba y la utopía Maoísta, recogida por el Ché Guevara, de incendiar la pradera y provocar la insurrección comunista en todo el continente (adaptación del maoísmo, despreciado por los súbditos cubanos del imperio soviético, pero adaptada a la teoría foquista de Guevara).

Pedro Antonio Marín pasa a la historia de la ignominia colombiana por el desplante que le hizo al entonces presidente Pastrana Arango; dejarlo con un palmo de narices en la instalación del diálogo. Sin en la primera entrega no hay protagonistas, la estupidez no debió prolongarse. Tirofijo estaba a pocos metros de la carpa de los distinguidos, pero no se presentó para ‘probar’ a Pastrana y seguro que lo hizo durante cuatro largos años; el presidente de Colombia respondió como el muchachito de pelos largos y otras cosas que por su rebeldía conservó imagen de autoridad en la rebeldía antes que la no aplicada por su papi, otro expresidente de la república.

Para quienes no recuerdan. El apodo de Tirofijo atribuido a Pedro Antonio Marín, surgió de una emboscada tendida a un microbús donde unas monjas y unos niños scout que transitaban en el Huila; uno de sus compañeros le dijo: “Este h.p. es un verdadero tiro fijo”. Y así se quedó. Dos años después, por la molestia del apodo que no era bien visto en la organización y en la sociedad (por la naturaleza de las víctimas), y por sugerencia de varios de sus compañeros, entre ellos Manuel Cepeda y el PCC, adoptó el nombre de ‘Manuel Marulanda Vélez’, en honor a un líder sindical comunista asesinado en Bogotá, en enero de 1951. Pero Pedro Antonio Marín siempre sería ‘Tirofijo’ y su práctica de asesinar niños para aterrorizar a los ciudadanos no ha desaparecido.

El criminal dijo después que la culpa era de los Scout por haber utilizado uniformes parecidos, que él los confundió con militares. El niño mayor asesinado tenía 16 años y el menor, de la patrulla de aspirantes, apenas 7 años. La justicia colombiana no ha declarado ese crimen como de lesa humanidad, como tampoco lo ha hecho con relación a los promotores de la combinación de las formas de lucha que generó el hoy llamado conflicto armado interno.

San Vicente del Caguán, el país entero y la comunidad internacional no podrán olvidar el centro del discurso de Tirofijo, leído entonces por alias Joaquín Gómez. La razón central de la ideología comunista de las Farc eran las vacas, las gallinas y los marranos que, según él, el Estado les había arrebatado en Marquetalia y Casa Verde.

A partir de entonces se crea un ideario popular, las Farc luchan por recuperar el asunto agrario como tema central de su lucha. Lo que no le contaron a Colombia y el mundo, es que en sus cuentas el narcotráfico ya ocupaba el papel central de sus intereses, ya nada importaban los cinco marranos y las cuatro gallinas.

Lo demás fue demasiado fácil. Desparecido el control estatal sobre la zona otorgada, el uso y el abuso sirvieron incluso para ‘promulgar leyes’ que no sólo justificaban la extorsión, sino que llegaron a legitimar el secuestro económico como práctica normal dentro de la zona, como lo fue el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, no solo como combatientes, sino principalmente como objeto sexual de los llamados comandantes narcoterroristas. 4 años demoró Pastrana para darse cuenta de la futilidad de su experimento y aceptar que no sería candidato al Premio Nobel de la Paz.

Las Farc se aprovechan de una inmoral y reciente historia del país. La elección de un presidente como fruto de los narcodólares ‘invertidos a su espalda’ y la consecuente absolución por el entonces mayoritario Partido Liberal; si fuera por chuzadas, acoso y amenazas habría que evaluar el período en que Cristo y Bejarano manejaron la seguridad nacional. Nada que envidiarle y que les permite, con conocimiento de causa cuestionar a otros.

¿Por qué Samper, Piedad Córdoba y todo el circo del proceso 8.000 insisten en la apertura hacia las Farc? ¿Convencidos de que el proceso 8.000 volverá a resolverse a favor de Piedad, Iván Cepeda y los demás apologistas de las Farc?

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en febrero 21, 2012 en Opinión Pública

 

3 Respuestas a “MIS CINCO MARRANOS Y MIS CUATRO GALLINAS

  1. jacp

    febrero 21, 2012 at 2:45 pm

    Interesante Artículo, definitivamente en los periodos de gobierno de Samper y de Pastrana nuestro país tuvo un retraso en todos los términos.

     
  2. Ricardo Castiblanco Bedoya

    febrero 21, 2012 at 10:27 pm

    Seguimos convencidos de que el presidente Santos rectificará el rumbo, que como buen jugador de póquer sabrá que sus actuales aliados, minoritarios políticamente, no son una mano ganadora, apenas alcanza para un bluf mediocre. La decisión de los 9 millones que lo eligieron no era precisamente mostrarle debilidad a las organizaciones armadas ilegales, ni reconciliarse con sus patrocinadores y apologistas; los colombianos votamos por usted con la certeza de que la Política de Defensa y Seguridad Democrática tendría continuidad plena tendría continuidad, no que de pronto a sus impulsores se les considerara como criminales mientras los narcoterroristas se empoderan en la rama judicial para cobrar venganza desde los estrados de las derrotas sufridas en el campo de batalla.

     
  3. abdon cadena

    febrero 27, 2012 at 12:27 pm

    me gusta este analisis.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: