RSS

EL PROYECTO GUBERNAMENTAL DE REFORMA A LA JUSTICIA PENAL MILITAR

25 Feb

EL PROYECTO GUBERNAMENTAL DE REFORMA A LA JUSTICIA PENAL MILITAR

No es alentadora la información de prensa sobre el proyecto de reforma gubernamental a la Justicia Penal Militar; atendiendo a presiones de las ONG y sectores políticos tradicionalmente adversos a la institución militar, lo reseñado por la prensa, de ser el espíritu de la reforma que propondrá el gobierno nacional, constituye un evidente retroceso a lo contemplado actualmente en el art. 221 de la Constitución y especialmente frente al espíritu del acto legislativo 02 de 1995 que introdujo las Cortes o Tribunales Marciales integrados por militares activos o en retiro.

En efecto, la información conocida señala que los expertos recomendaron, y así fue aceptada por el gobierno, que en ningún caso las Cortes o Tribunales tendrán participación de militares activos, sino que serían jueces y magistrados civiles supuestamente formados en Derecho Internacional Humanitario y Derechos Humanos. En otras palabras lo que se estaría es legitimando la situación de facto existente hoy, donde la justicia civil ha desplazado ilegítimamente la justicia penal militar en abierta violación del mandato constitucional vigente.

No hay tal establecimiento de garantías dada la realidad fáctica vigente en las decisiones de jueces y fiscales civiles que se han dado a la tarea de calificar al Ejército como una ‘empresa criminal’ en todos los escenarios políticos, de tal manera que las facultades que mediante la reforma constitucional se introducirían a favor de la fiscalía y en perjuicio de la institucionalidad militar, simplemente estarían anulando lo poquísimo que se mantiene.

Ya puede vislumbrarse a la fiscalía planteando colisiones de competencias a granel para sacrificar la vida, libertad y honra de los militares colombianos; puede verse a los tribunales militares convertidos en vergonzantes oficinas disciplinarias si el Procurador de turno no reclama también su poder preferente para investigar y sancionar al soldado.

El Tribunal de Garantías planteado no pasará de ser un adefesio jurídico, pues al estar conformado por civiles sin conocimiento de la ciencia militar, repetirán los errores que hoy amenazan la institución militar, estos jueces o magistrados serán presa fácil de los avezados colectivos de abogados expertos en crear falsos testigos, falsas víctimas, en hacer de la injuria y la calumnia el único argumento valedero aceptado por los jueces como prueba de cargo contra los soldados de la patria.

Lo que es más absurdo, será un organismo sin formación jurídica quien decidirá en primer momento a qué tribunal, civil o militar, compete el proceso contra un militar. Será una comisión mixta integrada por unidades de Policía Judicial de las dos justicias, que será la encargada de conocer los casos de mayor impacto. Tal comisión, cuya función sería netamente investigativa, decidirá en un primer momento si el delito se ajusta a la competencia de los tribunales civiles o de los militares

Tampoco implica garantía alguna para los soldados que la Constitución Política sea convertida en un manual casuístico; volcar el Código Penal o los tratados internacionales suscritos por el país en el articulado constitucional no representa ningún avance en materia de Derecho Internacional Humanitario, se convierte por el contrario en un peligroso sofisma que favorece los intereses de esos colectivos de abogados que centrarán sus esfuerzos en denunciar al militar por cualesquiera de las conductas punibles allí recogidas.

El caso de los señores General Arias Cabrales y Coronel Plazas Vega demuestra palpablemente hasta que degradación será capaz de llegar esa justicia politizada que nos gobierna, para enjuiciar y condenar al militar aunque no existan pruebas de haber incurrido de los llamados delitos de lesa humanidad. Esa no es ninguna garantía para los militares que todos los días se juegan la vida en operaciones contra guerrillas, bandas criminales, narcotráfico y megaorganizaciones criminales, especialmente para garantizarle los derechos y libertades a quienes se convertirán en sus jueces y verdugos.

Hay que volver a decirlo, ningún militar en Colombia se asusta o acobarda por la severidad de las leyes, lo que indigna y provoca coraje es que el soldado sea el único ciudadano colombiano a quien por decisión del constituyente ya se le despojó de sus derechos políticos y ahora por acción de los politiqueros se le priven de derechos fundamentales como el que debería asistirlos frente al debido proceso y el derecho a la defensa.

Con razón andaba tan feliz Vivanco de la HRW, la propuesta del gobierno entrega en bandeja de plata la cabeza de la institución militar a la justicia ordinaria, barnizada con un disfraz de especializada, para que el PC3 pueda desarrollar sin ninguna cortapisa la guerra jurídico política que tanto anhela el narcoterrorismo, porque es en los estrados donde ha conseguido sus únicas victorias.

Para la Comisión de Expertos que lideró ese exabrupto el único objetivo ha sido el de imponer la veda de la irretroactividad de normas favorables que pudieren darse en la nueva reforma a los militares que ya vienen siendo procesados y de establecer como mandato constitucional la prohibición de amnistías o indultos a los soldados; señalando además que la única forma de garantizar la transparencia de la justicia penal militar es que los miltiares concurran a ella solo en forma de procesados, que los jueces y fiscales sean civiles sobre los que no exista ninguna línea de mando por parte de la institución castrense.

Si lo que informa hoy la prensa es una realidad de la cacareada garantía que supuestamente iba a darse con el artículo del fuero militar en el proyecto de reforma a la justicia, se pasa a un manual draconiano imbuido de un alto grado de antimilitarismo rampante disfrazado de respeto al Derecho Internacional Humanitario.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 25, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: