RSS

HISTORIADOR TIRADO MEJIA REVELA VÍNCULOS CUBANOS CON EL CONFLICTO COLOMBIANO

05 Mar

Nexos Cuba farcHasta bien entrados los años 80 el PCC y las Farc negaron el apoyo de Cuba a las organizaciones armadas ilegales, Farc, Eln y M-19; ante la creciente evidencia del apoyo de Cuba a estas bandas criminales, la izquierda colombiana e internacional, se rasgaba las vestiduras diciendo que era una mentira orquestada desde Washington para reprimir las luchas populares tanto en el país como en la Isla.

Se atrevían a negar la existencia de la Tricontinental ideada por Ernesto Guevara, que lo conduciría a la muerte en Bolivia el 8 de octubre de 1967. Debe recordarse que la Pri­mera Con­fe­ren­cia Tricon­ti­nen­tal de los Pue­blos de Asia, África y Amé­rica Latina que se cele­bró en La Habana en enero de 1966, reunió a más de 70 paí­ses con unos 500 dele­ga­dos que repre­sen­ta­ban en su mayoría par­ti­dos polí­ti­cos, movi­mien­tos vio­len­tos que actua­ban en la clandesti­ni­dad, gru­pos gue­rri­lle­ros y unos pocos gobier­nos que usa­ban el discurso de la jus­ti­cia social para exter­mi­nar los dere­chos socia­les y políticos de sus ciudadanos[1].

De este encuen­tro de orga­ni­za­cio­nes que se oponían cla­ra­mente al capi­ta­lismo y a la demo­cra­cia repre­sen­ta­tiva, que en su mayo­ría esta­ban iden­ti­fi­ca­dos con alguna moda­li­dad del pen­sa­miento mar­xista sur­gió la Orga­ni­za­ción de Soli­da­ri­dad de los Pue­blos de África, Asia y Amé­rica Latina, OSPAAAL, patrocinada económica y militarmente por la extinta URSS, encargada no solo de la parte política del comunismo internacional, sino de alentar la utilización de la violencia como arma de represión o de expansión marxista, que llegaría hasta la intervención militar de Cuba en África[2].

Hoy casi 50 años después, el historiador izquierdista Álvaro Tirado Mejía reconoce públicamente el vínculo de Cuba con las Farc, Eln y M-19[3], señalando que ese apoyo fue la respuesta cubana al liderazgo colombiano en la OEA para excluir al gobierno comunista del organismo interamericano, por sus constantes violaciones a los DD.HH y al derecho internacional, especialmente a la Carta Democrática. Dice Tirado Mejía que Cuba hace 50 años, era un país que tenía una revolución recién instalada que planeaba exportar a toda América Latina. El Che Guevara decía que había que convertir la cordillera de los Andes en una Sierra Maestra. Y realmente ante eso hubo reacción, no solo de Colombia sino especialmente de Venezuela y otros países contra Cuba por su acción intervencionista[4].

Seguramente estas afirmaciones del historiador tendrán al comunismo latinoamericano, disfrazado de socialismo del siglo XX, tirándose de los cabellos y no demorarán en descalificarlo, como en su momento lo hicieron con Medófilo Medina por señalar que la lucha armada ya no tenía vigencia.

Es que las revelaciones ponen de manifiesto la similitud de los planes de los 60 y los ideados en el Foro de Sao Paulo en los noventa, como réplica de una nueva Tricontinental, y del papel que juegan países como Venezuela en el apoyo a lo que llaman ‘ejércitos insurgentes’. Basta mirar los documentos de la Orga­ni­za­ción de Soli­da­ri­dad de los Pue­blos de África, Asia y Amé­rica Latina, OSPAAAL, para compararlos con los de la VIII Cum­bre de la Alianza Boli­va­riana para los Pue­blos de Nues­tra Amé­rica, es otro engen­dro cas­tro cha­vista que busca la des­es­ta­bi­li­za­ción y la toma del poder con for­mu­las que no son nue­vas pero que han sido remo­za­das tomando como fun­da­mento el fra­caso de las estrategias del pasado; de allí surgieron el Movimiento Continental Bolivariano (MCB) y la ALBA.

El indigenismo, el medioambientalismo, la reivindicación de minorías (que no son reconocidas en Cuba),  ha sus­ti­tuido en gran medida la lucha de clase, la vio­len­cia gue­rri­llera o terro­rista ha sido rele­vada por el caos y la desestabi­li­za­ción que gene­ran mani­fes­ta­cio­nes públicas que practican una violen­cia de inten­si­dad varia­ble que puede acen­tuarse o dis­mi­nuir según los pro­gre­sos del proyecto. Una de las estra­te­gias del pre­sente, faci­li­tada por los multimillona­rios ingre­sos petro­le­ros de Vene­zuela, es satis­fa­cer las necesi­da­des de paí­ses en pro­ble­mas y organizaciones afines al proyecto comunista y por medio de la satis­fac­ción de éstas con­cer­tar alian­zas internacio­na­les que apo­yen el pro­yecto del Eje Totalitario[5]. No es gratuito que Hugo Chávez gobierne Venezuela desde La Habana.

Es un hecho que el eje La Habana-Caracas ha morigerado su retórica contra Colombia, pero siguen presentándose enviones para intervenir en nuestros asuntos internos; más allá de los discursos de reconciliación y la entrega de algunos pequeños peces de las narcoguerrillas y las bacrim, nada hay concreto con relación a cesar el apoyo a las Farc y Eln, sus principales cabecillas siguen teniendo refugio en territorio venezolano, el que además es ahora el principal corredor para el narcotráfico como lo han probado autoridades internacionales. Los postulados de la Tricontinental siguen vigentes y son aplicados por las organizaciones comunistas (aunque se llamen socialistas o bolivarianas).

La guerra jurídico-política contra el Ejército colombiano tiene origen en esos oscuros designios; hay un plan internacional para cooptar las Fuerzas Armadas en el Continente al proyecto socialista  o desprestigiarlo hasta el grado de romper su voluntad de lucha por defender los principios democráticos. La ofensiva se realiza en todas las naciones -aunque con métodos diferentes- para lograr un mismo fin: la destrucción definitiva de las instituciones armadas[6].

En Argentina, Chile y Uruguay, y ahora en Colombia,  enjuician a los militares que combatieron la subversión armada, derogando las leyes de amnistía y obediencia debida, y aplicando retroactiva e ilegalmente los efectos de dicha derogación. En la mayoría de los casos, se trata de juicios políticos, precedidos de una propaganda feroz, donde no se presentan pruebas, ni argumentos válidos. Ciertamente, algunos militares cometieron excesos; pero el objetivo de estas acciones no es hacer justicia, sino cobrar venganza y acabar con las instituciones castrenses[7].

No es un discurso trasnochado, ni una intencionalidad política de sabotear las relaciones exteriores colombianas, es una realidad que no puede perderse de vista. Los comunistas a través de la historia han mostrado siempre actitudes conciliatorias para asestar sus más duros golpes y mantener vigentes sus intereses expansionistas y totalitaristas, siendo los peores enemigos de la democracia liberal se muestran como sus más férreos defensores, así bajan la guardia de los verdaderos demócratas e infiltran y utilizan sus instituciones, neutralizan y eliminan cualquier defensa de los poderes públicos y aseguran el control de las poblaciones mediante el terror ejercido por las bandas armadas que casi siempre son mostradas como ajenas a los proyectos políticos, aunque estas tengan en ellos la necesaria participación.

Así ha sido desde los años 50 y nada ha cambiado desde entonces. La historia es para estudiarla a fin de no incurrir en los mismos errores, no para escribirla y guardarla en polvorientos anaqueles.


  1. CORZO, Pedro.  De la Tricontinental al ALBA. Blog. 14 de enero de 2010. En: http://www.lahistoriaparalela.com.ar/2010/01/14/de-la-tricontinental-al-alba/
  2. Ibíd.
  3. EL TIEMPO. Colombia ha manejado bien el tema de Cuba: Álvaro Tirado Mejía. Entrevista de María Isabel Rueda.  Lunes 5 de marzo de 2012. En: http://www.eltiempo.com/politica/colombia-ha-manejado-bien-el-tema-de-cuba-lvaro-tirado_11276384-4
  4. Ibíd.
  5. CORZO, Pedro. Ob.cit.
  6. UNO-AMÉRICA. El Plan del Foro de Sao Paulo para destruir las Fuerzas Armadas. Unión de Organizaciones Democráticas de América. Diciembre de 2009. En: http://www.unoamerica.org/unoTest/upload/apps/El%20Plan%20del%20Foro%20de%20Sao%20Paulo%20contra%20las%20FF.AA..pdf
  7. Ibíd.
Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en marzo 5, 2012 en Opinión Pública

 

3 Respuestas a “HISTORIADOR TIRADO MEJIA REVELA VÍNCULOS CUBANOS CON EL CONFLICTO COLOMBIANO

  1. ADOLFO

    marzo 6, 2012 at 1:10 am

    GRACIAS POR ESTE ANALISIS TAN ACERTADO – PERO SI NOS UNIMOS NO LO VAN A LOGRAR

     
  2. Rosita Welcker

    marzo 6, 2012 at 1:29 am

    LO MISMO CUBA UNA GRAN HIPOCRESIA PERO LOS POLITICOS SON BASURA EN COLOMBIA OPORTUNISTAS HNA DEJADO DESDE ANOS CUANDO LA ERA SAMPER HABIA MUCHISIMOS CUBANOS PERO TODOS SE DEJAN METER EL DEDO A LA BOCA, CARECEN DE MEMORIA EL PEOR GOBIERNO EL DE SAMPER EL PROCESO OCHO MIL, LA NARCO FISCAL IMPUESTA POR SAMPER, EN FIN AHORA CON SANTOS LA HISTORIA SE REPITE OTRAVEZ NADIE DICE NADA EN COLOMBIA HAY SORDOS CIEGOS Y MUDOS CARENTES DE MEMORIA.

     
  3. colombiapresente

    marzo 6, 2012 at 2:16 am

    ¿Cuándo un comunista ha dicho la verdad?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: