RSS

UNA SEMANA PARA LA REFLEXIÓN NACIONAL

02 Abr

UNA SEMANA PARA LA REFLEXIÓN NACIONALA la indudable alegría que embarga a los colombianos por la esperada liberación de 10 militares y policías secuestrados por las Farc desde hace más de 12 años, la ensombrece una nube de duda sobre cuál es el verdadero objetivo que se enmarca en este proceso.

No es coincidencia que estas liberaciones se den en un marco político indiscutible: La proliferación de una serie de rumores sobre presuntos diálogos del gobierno nacional con cabecillas o voceros del narcoterrorismo y la celebración de la Cumbre de las Américas en la que eventualmente el gobierno podría presentar una ‘carta de rumbo’ con acompañamiento internacional para concretar los diálogos con las Farc, algo que de seguro tendría un apoyo casi unánime por parte de la comunidad americana.

Si esto se concretara, quedarían sin piso político quienes han cuestionado el abandono del presidente Santos a la Política de Defensa y Seguridad Democrática, con la que se había comprometido para obtener el respaldo del uribismo, reemplazándola de entrada con una política apaciguacionista con el concurso de los partidos que habían sido derrotados en las elecciones presidenciales que son quienes hoy dan el rumbo del gobierno. Sin duda sería una buena jugada de póker.

La impresión ciudadana es que hay mucha improvisación en todo el tema; es cierto que unos eventuales preacuerdos para diálogos con las organizaciones armadas ilegales requieren todo el sigilo posible para evitar interferencias externas, pero también es cierto que en Colombia no hay grupos guerrilleros con una intencionalidad política, sino bandas organizadas que han hecho del narcotráfico y toda suerte de delitos de lesa humanidad su modo de vida y que por lo tal tienen la calificación internacional de grupos terroristas.

Las Farc se han movido hábilmente y aprovechando sus tentáculos en las Universidades y otros grupos de presión han resucitado diversos aparatos que se creían extintos, como se desprende de las continuas marchas y disturbios principalmente en las grandes ciudades, que no sólo han provocado la muerte de 4 ingenuos estudiantes que transportaban ‘bombas papa’ para agredir la Fuerza Pública, sino que han dejado las paredes de los sectores más concurridos repletas de consignas que llaman a la ‘rebelión’ y que respaldan a las organizaciones armadas ilegales.

Basta ver como de pronto vuelven a cobrar visibilidad para el ojo de ciudadanos no sólo las tradicionales JUCO, JUPA, MOE, sino que de pronto vuelven a figurar el M-19 y el EPL que se consideraban desmovilizadas como organizaciones terroristas, así como el surgimiento de nuevos aparatos para dar la sensación de una inmensa legión de colombianos que respaldan la llamada ‘guerra popular’ o ‘guerra de liberación’ como se aprecia en las pintadas y panfletos que circulan en universidades, colegios (con el sello común de ser parte del Movimiento Bolivariano Estudiantil), y otras organizaciones sociales de carácter comunal para reivindicar necesidades sociales, reales o supuestas, con un alto adoctrinamiento político.

No hay que olvidar que un terrorista herido que fue capturado en las operaciones contra los campamentos de las Farc recientemente, señaló públicamente que la instrucción ideológica y política a los cabecillas de esa organización, estaba a cargo de universitarios, pues siguiendo la consigna del llamado Secretariado, desde Alfonso Cano, estaba preparada por las carencias académicas de los cuadros.

En un vídeo publicado en la red pueden verse algunas de las actividades de publicidad que como recurso de convencimiento o amedrentamiento contra la sociedad adelantan los llamados comandos bolivarianos en la Universidad Nacional de Bogotá[1].

A ello se suma el nacimiento de una organización de carácter nacional que dice representar a las ONG y a la población que respalda el llamado pensamiento bolivariano del socialismo del siglo XXI, respondiendo al plan táctico develado en los computadores del abatido mono Jojoy; estos milicianos y militantes del PC3 adelantan una silenciosa pero activísima campaña de reclutamiento, convencimiento y movilización de sectores sociales deprimidos, lo que sin lugar a dudas sería presentado como el apoyo popular necesario para el reconocimiento de las Farc.

Las propias contradicciones al interior del gobierno, que estallaron con ocasión de la crisis del Minagricultura y el jefe del INCODER, reflejan que si hay un interés político del gobierno de buscar la solución ‘política’ al conflicto antes que profundizar la persecución armada a los narcoterroristas para obligarlos a la rendición y hay sí a la negociación.

Defender esta última opción no es ser ‘guerrerista’ o ‘militarista’, es entender la realidad nacional a través de su historia, es entender como estos procesos de negociación con organizaciones armadas ilegales no han dado plenos resultados cuando son fruto más de pasiones que mueven masas y no de verdaderas políticas de restablecimiento del orden y la ley.

Nada más hay que ver el llamado marco jurídico para la paz, que con el aval del gobierno se ha tramitado en el Congreso, que en síntesis es una verdadera propuesta de perdón y olvido absoluto para los autores de crímenes de lesa humanidad como el secuestrado, el reclutamiento de menores, los atentados contra la población civil, el desplazamiento forzado, entre otros.

Realmente no es nada halagüeño el futuro, unas bandas narcoterroristas derrotadas en lo político y en lo militar, reciben de pronto un nuevo aire gracias a las aspiraciones mediáticas de algunos personajes de nuestra vida nacional.

[1] MOVIMIENTO BOLIVARIANO POR LA NUEVA COLOMBIA EN LA UN. En: http://www.youtube.com/watch?v=-1mF4UYXxuE

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 2, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: