RSS

UNA SITUACIÓN INACEPTABLE: HAMBRE EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS DEL CHOCÓ

29 Abr

UNA SITUACIÓN INACEPTABLE HAMBRE EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS DEL CHOCÓInformación de prensa da cuenta de la trágica situación que viven comunidades indígenas en la región del Darién chocoano, especialmente en Bagadó, resguardo indígena de Andágueda, donde al menos 14 niños han muerto de hambre este año. Algo inconcebible en una región tan rica en recursos. Además de ser un destino turístico por excelencia dada la exuberancia de sus pisos climáticos (en sus tierras se halla también el Parque nacional Tatamá), en Bagadó se desarrollan actividades económicas de mayor importancia como son agricultura (coco, maíz, plátano y cacao), minería (oro, plata, platino), explotación forestal y comercio.

A los seculares problemas de administración en el Chocó, donde ha imperado la desidia y la corrupción, se han sumado otros motivados por intenciones políticas; los territorios indígenas se han convertido en laboratorios de algunas ONG empeñadas en señalar el fracaso del Estado, en mostrar al Estado como el agresor del pueblo Embera Katío, pero que pese a concitar con sus actividades ingentes recursos provenientes del exterior como solidaridad con ese pueblo, nada han hecho por mejorar sus condiciones de vida.

Por el contrario, como parte de su práctica han estimulado el desplazamiento a centros urbanos de sus integrantes, como mecanismo para señalar el abandono histórico que hasta el 2002 estaban sometidas estas comunidades. En sólo Bogotá, en un corredor en la carrera 11, entre calles 4a. y 5a, barrio San Bernardo, donde la venta de droga y la prostitución reinan sin cuartel, se concentran más de 100 familias Embera Katío, junto a otras familias Nembaregama, provenientes de la cercana región de Pueblo Rico (Risaralda)[1], que comparte el mismo común denominador: desplazadas artificiosamente de Bagadó por las Farc y utilizadas políticamente por las ONG cercanas a la narcoguerrilla.

Detrás de la explotación mediática de la precaria situación de las familias indígenas se encuentran aparatos políticos como el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo, la Comunidad Intereclesial Justicia y Paz, el Movice y otros movimientos de la izquierda radical colombiana como la recién creada Marcha Patriótica, que encuentran en las condiciones de vida de los pueblos indígenas su motivo propagandístico para justificar la llamada ‘combinación de las formas de lucha’, pues mientras denuncian ampliamente la presencia de la Fuerza Pública legítima, silencian y esconden la actividad criminal de las Farc como puede apreciarse en sus páginas electrónicas[2].

Estas organizaciones políticas izquierdistas han secuestrado la autoridad indígena, impidiéndoles la libre expresión y la denuncia sobre las bandas criminales que operan en la región. Es así como a la Asociación de Cabildos Indígenas del Chocó OREWA sólo se le permiten expedir comunicados donde denuncian al Estado y a la Fuerza Pública y si hacen alguna referencia tangencial a las organizaciones armadas ilegales sólo pueden referirse a ‘bandas paramilitares’.

Pero como ha denunciado Freddy Lloreda, encargado de asuntos indígenas de la Gobernación del Chocó, son las narcoguerrillas quienes han confinado a los indígenas a sus poblados por el riesgo de las minas antipersonal que los aleja de sus parcelas, impidiéndoles la producción de sus alimentos básicos; lo poco que logran producir es arrasado por los terroristas que se apropian de alimentos y otros medios de subsistencia de los indígenas, sometiéndoles al hambre y la desnutrición que ha causado muertes entre la población infantil[3].

Esta conducta de las Farc y sus apologistas es inaceptable, debe ser condenada y sancionada ejemplarmente. Debe recordarse que el asedio por hambre a la población civil está considerado como un crimen de guerra o delito de lesa humanidad en el Título IV del Protocolo Adicional II en su art. 14, que señala específicamente que queda prohibido, como método de combate, hacer padecer hambre a las personas civiles. En consecuencia, se prohíbe atacar, destruir, sustraer o inutilizar con ese fin los bienes indispensables para la supervivencia de la población civil, tales como los artículos alimenticios y las zonas agrícolas que los producen, las cosechas, el ganado, las instalaciones y reservas de agua potable y las obras de riego.

La sociedad colombiana debe movilizarse para exigirle a la narcoguerrilla y a sus aparatos políticos cesar toda acción terrorista contra los pueblos indígenas y contra la población civil en general como requisito previo e inamovible para pensar en cualquier posibilidad de diálogo que conduzca a la desmovilización de las estructuras criminales. Las autoridades competentes deben poner inmediatamente en conocimiento de la CPI la conducta delictiva de los cabecillas e integrantes de esas estructuras en el caso de Bagadó y otras comunidades del Chocó. Hoy son 12.000 niños de estos pueblos que están en riesgo por desnutrición ante la imposibilidad de que sus padres puedan acceder a sus campos de cultivo por el minado o que son despojados de sus alimentos por los agresores narcocomunistas, frente a estas situaciones no pueden existir consideraciones políticas o de cualquier otra índole para callar la denuncia.

 


[1] TERRITORIO CHOCOANO. Familias de indígenas Embera Katío del Chocó viven hacinadas en inquilinatos de Bogotá. 7 de agosto de 2010. En: http://www.territoriochocoano.com/secciones/regional/975-familias-de-indigenas-embera-katio-del-choco-viven-hacinadas-en-inquilinatos-de-bogota.html
[2] COLECTIVO DE ABOGADOS JOSÉ ALVEAR RESTREPO. Acción Bélica del Ejército Nacional provoca el desplazamiento masivo de 13 familias Indígenas en el Alto Andágueda. Martes, 13 de diciembre de 2011. En: http://www.colectivodeabogados.org/Accion-Belica-del-Ejercito
[3] EL TIEMPO. Al menos 14 niños del Chocó han muerto de hambre este año. Domingo, Abril 29 de 2012. Pág. 14.
 
 
Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en abril 29, 2012 en Opinión Pública

 

3 Respuestas a “UNA SITUACIÓN INACEPTABLE: HAMBRE EN LAS COMUNIDADES INDÍGENAS DEL CHOCÓ

  1. Rosita Welcker

    abril 30, 2012 at 6:03 am

    EL HAMBRE EN LAS COMUNIDADES INDIGENAS DEL CHOCO MIREN ESTO NI IZQUIERDISTA SANTOS APARECE, NI LOS QUE DICEN ESTAR CON EL PUEBLO Y LAS DESIGUALDADES LOS COMUNISTAS DE PACOTILLA DE LAS FARC , LA ALIAS TEODORA, IVAN CEPEDA DONDE ESTA EL PADRE GIRALDO ALLI ES DONDE SE DEBE VER LA RATAS COMUNISTAS POPULISTAS QUE SOLO SIRVEN PARA HABLAR BASURA ESO SON LOS ASQUEROSOS COMO LOS CASTRO PURA PRPPAGANDA Y POCA CONCLUSION MIREN ABRAN LOS OJOS DEJAN MORIR A LA GENTE DE HAMBRE ANTES DE AYUDAR , QUIEN ES EL ENCARGADO ALLA HABRA ALGUIEN HONESTO DONDE SE PUEDAN ENVIAR AYUDAS ????

     
  2. MARIA JOSE

    septiembre 26, 2012 at 11:07 pm

    ke triste todo ezto 🙂

     
  3. MARIA JOSE

    septiembre 26, 2012 at 11:07 pm

    😦 😦

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: