RSS

SOBRE EL LIBRO DE IVAN CEPEDA Y EL CURA GIRALDO

01 May

SOBRE EL LIBRO DE IVAN CEPEDA Y EL CURA GIRALDOEl libro “El patrón”, que sobre el esmeraldero Víctor Carranza escribieron a dos manos el representante comunista Iván Cepeda y el cura Javier Giraldo, director sempiterno de la Comisión Intereclesial Justicia y Paz, experta en la defensa de narcoterroristas que presenta como víctimas del Estado, constituye una falacia más de las que sirven como fundamento para construir la manipulada memoria histórica del conflicto colombiano.

Allí no sólo se pretende señalar que presuntas conductas punibles de Carranza han quedado impunes por su pretendida amistad con presidentes de la república o altos dignatarios de la justicia, sino que le atribuyen un papel protagónico en las acciones de los llamados ‘paramilitares’ en los llanos orientales de Colombia.

La propaganda pagada con que publicitan el libro señala que: El libro es una semblanza de Carranza, que muestra cómo “el zar de las esmeraldas ha estado estrechamente ligado a la evolución del paramilitarismo en Colombia y al genocidio de la UP. Y cómo, a pesar de tener un denso prontuario judicial, ha logrado salir siempre bien librado por la justicia en casos donde los testigos han sido asesinados, los expedientes robados, los jueces destituídos”. Este libro, que se lanzará esta semana, pretende ser una tergiversada denuncia contra la metamorfosis que ha sufrido la imagen de Carranza a lo largo de los años.

Pero de una lectura inicial se desprende que no es ninguna contribución histórica, es el refrito de los lugares comunes a que nos tienen acostumbrados estos personajes en sus reiteradas denuncias contra el Estado y la sociedad colombiana que no comparte sus ideales totalitarios.

Nada dice, por ejemplo, de cómo Manuel Cepeda Vargas, el último senador de la UP, y el Partido Comunista son responsables de la introducción de la tesis de la ‘combinación de las formas de lucha’ a partir de la cual surgieron las Farc y que condenó al país a más de medio siglo de injustificada violencia. Esa es una verdad histórica que convenientemente calla.

Silencian también el hecho cierto y comprobable, que la guerra a muerte entre los narcotraficantes y la UP nació cuando las Farc decidieron apropiarse de un cargamento de drogas de Gonzalo Rodríguez Gacha, que fue ese hecho el que hizo abortar el proceso de diálogos iniciado por el gobierno de Belisario Betancur y que sirvió como excusa para el incremento de los niveles de violencia en el país.

También callan una realidad como que las llamadas autodefensas infiltradas por los narcotraficantes se iniciaron cuando el M-19 secuestró a una de las integrantes del Clan Ochoa y que de allí surgió la organización ilegal Muerte a Secuestradores MAS, dando origen al llamado ‘paramilitarismo’, que fue fortalecido por la concurrencia de finqueros y ganaderos sobre los cuales las Farc aplicaban un régimen de terror, de extorsiones, secuestros, quema de fincas y matanza de reses, alentadas por la desidia de algunos gobiernos que seguían pensando en salidas políticas en lugar de combatir a esa banda criminal.

Ocultan una realidad incuestionable, mientras la UP actuaba como brazo político de las Farc, las estructuras armadas de esa organización criminal seguían cometiendo toda suerte de tropelías contra el pueblo colombiano exacerbando la oleada de violencia que involucró a sus militantes; que las Farc asesinaban también no sólo a sus contradictores en lo político, sino a gentes de la UP que propugnaban porque ese movimiento político se desligara completamente de la aventura terrorista.

A Cepeda y Giraldo les parece escandaloso que quienes prestaron servicios profesionales como abogados a Víctor Carranza hubieron sido posteriormente designados como Magistrados, pero nada dicen de los Magistrados que una vez culminada su carrera como servidores públicos se conviertan en candidatos, voceros o defensores del comunismo, o lo que es más grotesco, que en ejercicio de sus funciones hubieren calificado a los criminales narcoterroristas como ‘luchadores altruistas’, sosteniendo que los terroristas asesinan colombianos para que otros vivan mejor.

Nunca podrá construirse una memoria histórica si se insiste en que sea únicamente la verdad manipulada por los comunistas la que se imponga a la sociedad nacional e internacional. Libros como el escrito por estos dos oscuros personajes distorsionan la realidad colombiana y apuntan solamente a presentar a los victimarios que desde 1964 le declararon la guerra a Colombia como víctimas.

El libraco seguramente será para la satisfacción de gentes patológicamente inclinadas a satisfacer su morbo con historias truculentas, pero no significa ninguna contribución al esclarecimiento de la verdad sobre el conflicto colombiano, no pasa de ser otra obra más del comunismo para distorsionar la verdad y hacer prevalecer sus protervos intereses.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en mayo 1, 2012 en Opinión Pública

 

4 Respuestas a “SOBRE EL LIBRO DE IVAN CEPEDA Y EL CURA GIRALDO

  1. ADOLFO

    mayo 1, 2012 at 9:43 pm

    felicitaciones debiera publicarse en el tiempo y el espectador

     
    • colombiapresente

      mayo 4, 2012 at 3:51 am

      Adolfo, hágalo público en su red social y presione para que esos medios nos den cabida.

       
  2. colombiapresente

    mayo 4, 2012 at 3:50 am

    Desafortunadamente en este país, la verdad sobre ciertas cosas es convenientemente callada; eso ha permitido que nuestro Ejército sea visto como una empresa criminal y las organizaciones narcoguerrilleras como organizaciones altruistas. Ese es el lastre que el democraterismo carga sobre la república, el que no deja avanzar jamás en la consecución de la paz y la democracia real.
    Mientras el país siga considerando delincuentes a quienes se atreven a enfrentar a las narcoguerrillas, mientras sus apologista y voceros políticos puedan actuar con el descaro total que significa, por ejemplo, el lanzamiento de la MArcha Patriótica, debemos acostumbrar a otra generación a vivir bajo las banderas de la violencia.

     
  3. jose

    julio 2, 2013 at 6:13 am

    Pues la.verdad es que en colombia el “glorioso” ejercito que tenemos se convirtio en un vergonzoso grupo de matones a sueldo que le defienden el cieso a la partida de politiquillos y al capital.extranjero. y usted o ustedes los creadores de este blog deberia darles pena abogar por la casta de ladrones como son el congreso y demas especies de porqueria. ……mire ustedes tienen es huevo y cepeda es mucho para ustedes…pendejos…….

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: