RSS

¿FIN DEL SECUESTRO EXTORSIVO?

02 May

FIN DEL SECUESTRO EXTORSIVOLos corresponsales de guerra se han convertido en la principal fuente de información sobre un determinado conflicto internacional o nacional. Acontecimientos en Afganistán, Irak, Libia o Siria son algunos ejemplos de como estos reporteros arriesgan sus vidas por obtener una primicia. Sin embargo, los riesgos de su profesión los obligan a buscar los mejores mecanismos de protección para evitar convertirse en una nueva víctima. 

Ante este escenario, la Federación de Sindicatos de Periodistas creó el Estatuto del Corresponsal de Guerra, estableciendo una serie de principios básicos para asegurar la integridad física del corresponsal. El documento establece que: “En cualquier situación de guerra o conflicto será el informador sobre el terreno quien deba tomar las decisiones que considere convenientes; tanto en lo que se refiere a la forma de realizar la cobertura informativa como en lo que concierne a su seguridad personal”.[1] 

Adicionalmente, afirma que “A la hora de cubrir la información sobre una guerra, un conflicto bélico o una situación de riesgo equivalente, lo más importante para la empresa periodística debe ser la seguridad personal del informador (…) la empresa dotará al reportero de los medios y recursos recomendables para su protección personal como chaleco antibalas, casco, botiquín, teléfono por satélite (…)”. [2] 

En relación a lo anterior, queda claramente establecido que la responsabilidad de la seguridad del periodista francés secuestrado por las Farc es netamente de su empresa, quien debió suministrarle los elementos necesarios de seguridad para poder desempeñar su trabajo con total tranquilidad.

Su secuestro le ha dado la vuelta al mundo. Infortunadamente, el país continúa registrando en medios con una visión negativa; sin embargo, la falta inicial de claridad frente a si había desaparecido o si fue secuestrado por las Farc parece haberse aclarado. Lo importante es que finalmente el mundo está viendo el verdadero modus operandi de las Farc, una agrupación que nunca ha pensado en realmente establecer un diálogo y que con el periodista vuelven a clamar por los supuestos ‘prisioneros de guerra’.

Lamentable que el mundo emita acusaciones infundadas sobre si el periodista estaba o no vistiendo prendas militares. Más infortunado aun que el gobierno entre a dar explicaciones por la decisión autónoma e independiente de una persona que a pesar de los riesgos, podía verse involucrado de manera indirecta en el conflicto.

No obstante, lo más vergonzoso es para aquellos mal llamados ‘facilitadores’ quienes pregonan ideas de paz mientras que las Farc secuestran a un civil no combatiente, infringiendo flagrantemente nuevamente el Derecho Internacional Humanitario y posteriormente lo hacen llamar ‘prisionero de guerra’, cuando su única arma era una cámara.

¿Será que se podrá hablar de diálogo ante un escenario como este? ¿Dónde quedan las supuestas intenciones de paz si nuevamente se recurre al secuestro como arma política?


[1] Estatuto del Corresponsal de Guerra. Disponible en: http://www.fesp.org/docs/estatutoCorresponsalGuerra.pdf
[2] Ibíd. 
 
 
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 2, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: