RSS

3 DE JUNIO, PARQUE NACIONAL DE BOGOTA Y EN CADA PUEBLO DE COLOMBIA

01 Jun

3 DE JUNIO, PARQUE NACIONAL DE BOGOTA Y EN CADA PUEBLO DE COLOMBIA¡NI UNA MAS! Esa es la consigna para que este 3 de junio se congreguen los colombianos a exigirle a nuestra justicia mano dura frente a quienes ejercen la violencia de género o la violencia intrafamiliar como método para afrontar sus propias dificultades de adaptación social.

La FUNDACIÓN DERECHOS HUMANOS Y DEMOCRACIA COLOMBIA, DERHDECO, se une a esta campaña nacional para rechazar la violencia contra la mujer, los niños, niñas y adolescentes en el territorio nacional. Nada justifica agredir a los seres más puros de nuestra sociedad, nada justifica cualquier acto de violencia, discriminación o exclusión de estos sectores de nuestra sociedad, que representan no sólo la vida, sino la continuidad de nuestra Nación.

No es contra los sectores más débiles, pues hoy ellos son la mayoría en el país y los más agredidos a partir de esa situación. Las narcoguerrillas y el crimen organizado se valen de nuestra población femenina, de los niños, niñas y adolescentes, para sostener la validez de una presunta fortaleza que debe obligar al Estado a considerarlos pares en cualquier situación de negociación política.

Precisamente como un acto de rechazo al perdón y olvido judicial que nuestro gobierno y nuestro Congreso quieren otorgarle a los delitos sexuales, al reclutamiento de niñas, niños y adolescentes para la guerra, debemos levantar nuestra voz todos los colombianos que creemos aún en el Estado social de derecho, amenazado por la impunidad politiquera.

El brutal asesinato de ROSA ELVIRA CELY en la ciudad de Bogotá, es una réplica de lo que a diario sucede en los frentes y cuadrillas de las Farc; en esos casos, niñas menores de 18 años abusadas sexualmente y obligadas a abortar en las peores condiciones sanitarias o simplemente asesinadas por oponerse a los designios criminales de los respectivos cabecillas.

Los narcoterroristas hasta se dan el lujo de tener un “campo aborto”, al mejor estilo de ciertas abogadas proabortistas y de la misma Corte Constitucional, el aborto es cruel ejercicio diario dentro de las bandas criminales, donde no se llevan registros de las prácticas y donde muchas de las víctimas terminan muertas, madre e hijo, cuando no se complementa con el fusilamiento del padre.

Eso no es una fábula: Un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es utilizado para obligar a menores de edad a abortar, según la guerrillera reinsertada Sara Morales[1]. El «Campamento aborto», como denominan al lugar donde se producen los abortos provocados, se encuentra ubicado en el departamento de Magdalena, en el norte de Colombia. Morales, que explicó que las únicas guerrilleras que no eran obligadas a abortar eran las encintas de los comandantes, afirmó en una entrevista en Caracol Radio que no fue enviada al Campamento aborto gracias a su enfrentamiento con los comandantes de la guerrilla, por lo que pudo llevar los embarazos a su fin y tener dos hijos en el monte[2].

Campamentos como ese existen en cada frente, cuadrilla o célula terrorista, no debe olvidarse que fue precisamente el alias Mono Jojoy el que ordenó este aborto ‘terapéutico’ para conservar la disciplina dentro de las filas narcoguerrilleras. Claro, a luz del abortismo rampante, la medida de los terroristas puede anticiparse a la visión de la víctima; como fueron fruto del abuso sexual es ético y legal privar de la vida al nonato, para que no existan rastros de abuso sexual por parte del abusador.

En ese maremágnum, dice el Fiscal, será imposible identificar al autor individual del crimen, lo que debe interpretarse como un favorecimiento al criminal para supuestamente no afectar inocentes. ¿Habrá justicia, aunque sea transicional, para escudar estos crímenes?

 


[1] Tras formar parte de la guerrilla durante diez años y medio, Morales logró huir de lo que define como un «infierno» y forma parte del proyecto Canta conmigo por la Reinserción, una plataforma desde la que asegura que «ellos (en referencia a los niños reclutados) van a crecer y buscarán la forma de irse».

[2] INFOCATÓLICA. Las Farc obligan a abortar a las mujeres embarazadas. 20 de diciembre de 2009. En: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=5080

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 1, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: