RSS

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, UNA VIOLENCIA INACEPTABLE

14 Jun

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, UNA VIOLENCIA INACEPTABLELas estadísticas de violencia de género en Colombia son grotescas, no pasa un día sin que esta execrable conducta no tenga comisión, algo reprochable e inaceptable en una sociedad que aspira a ser parte del siglo XXI con todos sus avances tecnológicos, económicos, sociales y políticos. La violencia de género nos ancla en lo más oscuro de la evolución de la historia humana.

A una mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa, decían nuestros antepasados; pero ese principio parece haberse quedado en los anaqueles del romanticismo, porque la violencia contra la mujer es una realidad insoportable. No sólo la violencia física, la que causa heridas y muertes, sino aquella violencia sórdida que social, política y económicamente las excluye y las margina. Esa violencia estúpida que las revictimiza cuando se llenan de valor para denunciar hechos que han vulnerado sus derechos fundamentales.

La violencia de género en el país está sobrediagnosticada, lo que ha faltado es voluntad social y política para enfrentarla. Rosa Elvira Cely se convirtió de pronto en un referente, pero más allá de la famélica marcha al Parque Nacional, el sitio de su martirio, no hay una acción proactiva de la sociedad para erradicar ese cáncer que causa más muertes que la violencia terrorista misma.

Es más, causa espanto que el Congreso de la República aprueba a marchas forzadas un marco para la paz que excluye de responsabilidad a los comandantes de las organizaciones armadas ilegales por el abuso sexual contra la mujer, por los abortos forzados a que someten a las mujeres que no van a parir hijos de los cabecillas criminales. Nada podrá decirse después del reclutamiento forzado de niñas y adolescentes utilizadas para prolongar el conflicto o para satisfacer los bajos instintos de los delincuentes.

En estos días, con ocasión del secuestro del periodista francés René Langlois, una angustiada madre colombiana reconocía en un vídeo hecho por el comunicador a su hija, desparecida años atrás, vestida de camuflado y portando armas de las Farc; su dramático llamado para tener noticias de ella pasó desapercibido, ninguna autoridad colombiana se pronunció al respecto, mucho menos quienes impulsan el marco para la paz.

Dolly Castañeda,  una humilde mujer residente en Girardota, Antioquia, reconoció en uno de los vídeos de Langlois a su hija Ruth Beatriz secuestrada hace 14 años y 8 meses por el Frente de las Farc cuando se desplazaba entre ese municipio y Medellín un 15 de octubre de 1997. El dolor de esta madre hoy es desconocido en el marco de la paz, ella no tendrá derechos, ni reparaciones, mucho menos verdades, cuando los narcoterroristas acudan al marco de la impunidad que se les está fabricando y Ruth Beatriz, que a estas alturas debe tener 41 años, será obligada a reconocerse como terrorista y no como víctima del reclutamiento forzado de las narcoguerrillas.

De las 9.000 o 10.000 personas que hoy conforman la banda criminal Farc, un muy alto porcentaje son mujeres reclutadas desde niñas de manera forzada en las zonas urbanas y rurales, a través de las milicias, el PC3 e incluso algunas ONG que invitan públicamente a sumarse a la ‘rebelión’ de los jóvenes contra el marco social, económico y político que rige en el país. Nada más diciente de las barbaries que las Farc cometen contra las mujeres que lo relatado por una de sus componentes internacionales, la holandesa Tanja Nijmeijer, alias ‘Eileen’, dejó en su diario algo comparable al de la niña Ana Frank al referir la barbarie del régimen nazi contra el pueblo judío.

El contenido del diario de Tanja Nijmeijer, llevó al gobierno holandés a mirar de otra manera a las narcoguerrillas. Llevamos años alertando en Europa sobre la farsa de las Farc, dicen sus voceros,  y denunciando la industria del secuestro. El diario de Tanja es un golpe fortísimo para las Farc en Europa. Por lo menos en Holanda perdieron la batalla por lavar su imagen.

La propuesta del marco de la paz, como la conciben el gobierno nacional y Roy Barreras, es una afrenta contra los derechos de las mujeres victimizadas por las Farc, el Eln y otras organizaciones criminales, es la repetición del fallo que dejó en libertad hace 10 años al que se convertiría en el cruel asesino de Rosa Elvira Cely.

‘Eillen’ se cuestiona sobre lo que le pasa con las mujeres en las Farc: “… no es justo, verdad? Yo no sé Jansie, ¿dónde va este proyecto? ¿Cómo será cuando lleguemos al poder? Las mujeres de los comandantes en Ferrari, con implantes de senos… de suerte tendrán ropa interior con encaje…“, los violadores, abusadores de las mujeres, disfrutando el reconocimiento político que les brinda el Congreso y el gobierno, mientras las víctimas de esas violaciones y abusos deben esconderse en las multitudes para no ser identificadas.

A eso vamos Colombia, ninguna verdad, justicia o reparación para las víctimas, sino al reconocimiento del altruismo de los victimarios que sacrificaron cientos, miles de mujeres porque según nuestros juristas, lo hacían para el bien de otros, como cínicamente lo dijera Carlos Gaviria Díaz.

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en junio 14, 2012 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “VIOLENCIA CONTRA LA MUJER, UNA VIOLENCIA INACEPTABLE

  1. made

    junio 14, 2012 at 10:28 pm

    totalmente inaceptable el abuso y el maltrato contra mujeres.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: