RSS

EL TREMENDO EGO DE RENÉ LANGLOIS

20 Jun

EL TREMENDO EGO DE RENÉ LANGLOISA 20 días de su liberación, el periodista francés René Langlois participó en un programa televisivo en el que sin ningún rubor señaló que las Farc le habían metido un gol al Estado colombiano con su secuestro y ganó una “guerra mediática”, que, a su juicio, llevaba años perdiendo.

Es decir, con la comisión del delito del secuestro en su persona, las Farc ganaron imagen mediática ante la comunidad internacional y fue el Estado quien resultó perdedor. Ni siquiera Ingrid Betancur o los contratistas norteamericanos, con mayor realce internacional tuvieron tanta desfachatez o un ego tan inflado. Langlois no significaba ninguna carta para las Farc, su secuestro fue un accidente propio de una situación de conflicto.

El francesito se va en loas para sus captores, “me trataron muy bien, hicieron todo para que no sufriera mucho. Nunca me tuvieron amarrado, por lo que no salí traumatizado”, y en agradecimiento al ‘crimen humanitario’ entonces ahora se ofrece a ser su vocero para que su verdad sea mundialmente conocida; su tesis será que las acciones de las Farc no son un mensaje “de rencor u odio, sino de reconciliación nacional”.

Está visto que los 12 años de residencia en Colombia, no le han servido a Langlois para entender la verdadera dimensión de la amenaza narcoterrorista contra la sociedad colombiana; pretender recuperar la imagen de ‘luchadores sociales’ que quiere endilgarle a los miembros de las Farc y Eln, no solo es un despropósito, es una muestra de crasa ignorancia sobre la realidad nacional.

Tiene una visión tan intencionalmente distorsionada que sin ninguna vergüenza afirma que “Colombia tiene un problema político, también de narcotráfico, económico y social, que hace que para miles, y quizá millones de colombianos, no haya otra opción en la vida que empuñar un arma para salir adelante”.

En el país no hay un problema político, la Constitución del 91 garantizó la inclusión de todos los sectores del pensamiento, de la ideología política, habidos y por haber; ahora, que ni la Constitución colombiana, ni ninguna otra en el mundo, no acepte la llamada combinación de las formas de lucha, armada y política, no es un problema, es apenas una lógica norma que garantiza la convivencia y el orden social.

Que tenemos problemas socio-económicos, ninguna organización estatal del mundo escapa a ello, no pudieron hacerlo los modelos socialistas y por eso fracasaron, pero no reconoce el señor Langlois, como los otros apologistas de las narcoguerrillas, que el país viene haciendo un enorme esfuerzo para superar los problemas de marginalidad y pobreza, que ese esfuerzo es reconocido a nivel mundial como acaba de verse en la reunión del G-20 en México.

Si los problemas socioeconómicos fueran la causa natural de los conflictos o de las amenazas narcoterroristas, escasamente algunos países nórdicos escaparían a la existencia de enfrentamientos armados, guerras civiles o acciones criminales determinadas por una ínfima minoría que dice actuar a nombre de las mayorías afectadas por esos fenómenos.

El narcotráfico tampoco es excusa para justificar las narcoguerrillas, también es un fenómeno mundial alimentado especialmente por la demanda de drogas especialmente en los llamados países desarrollados; son los consumidores los que ponen los capitales que alimentan los conflictos en países como Colombia, son los bancos de esos países los que ocultan y permiten el lavado de activos que enriquece a las organizaciones delincuenciales, es la omisión de sus gobiernos para combatir con decisión el tráfico de narcóticos el que hace que las mafias se sientan impunes y actúan como lo hacen.

Lo que se aprecia en la entrevista al señor Langlois, es que está sufriendo el síndrome del ego inflado que le impide reconocerse como víctima de las Farc y las exalta por no haberlo hecho sufrir como han sufrido los otros secuestrados, algo similar al llamado Síndrome de Estocolmo, pero que de manera consciente se presta a convertirse en vocero de sus victimarios porque ello le representa ganancias económicas y reconocimiento profesional especialmente en los medios europeos, ajenos a nuestra realidad.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 20, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: