RSS

LA NOVELA SIN FIN

11 Jul

Cada tanto, cuando las circunstancias les son adversas políticamente o los medios no se han ocupado de ellos, los líderes de las distintas versiones de la izquierda colombiana salen a decir que se develaron oscuros planes para asesinarlos; al club de víctimas conformado entre otros por Piedad Córdoba, Iván Cepeda, Carlos Lozano, se acaba de sumar el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

La nueva novela de suspenso incluye aspectos que los mejores escritores de ese género envidiarían, el uso de tarjetas de presentación personal de sus presuntos victimarios no sólo para seguirles los pasos, sino para realizar atentados con rockets y tecnología de punta, como lo señala hoy en entrevista al Espectador el representante comunista Cepeda Castro[1].

Por si faltara poco, el señor Cepeda saca a colación el nombre del Sargento (r) Eduardo Medina Camacho, ex militar condenado y quien ya purgó la pena por el homicidio de Manuel Cepeda Vargas, padre del denunciante, como cerebro de los presuntos atentados, basándose en los testimonios de un supuesto participante en el complot que ahora se refugia en Venezuela porque descubrió que cometido el crimen contra los dirigentes de izquierda, también él sería asesinado.

La nueva edición de esta novela sin fin comenzó con las declaraciones del Secretario de la Alcaldía Distrital, Jorge Rojas, quien en rueda de prensa indicó que existían alertas de las autoridades policiales sobre 3 atentados fallidos contra Petro; a él lo sucedió Piedad Córdoba desde Caracas que indicó que una mujer le había entregado una tarjeta con microchips para espiarla y ahora Cepeda, que señala que iban a utilizar rockets teledirigidos para matarlos.

En su entrevista, Cepeda Castro descubre las verdaderas causas que originan las fantasiosas acusaciones: Cobrar venganza contra Medina Camacho y su intención de no descansar hasta verlo nuevamente tras las rejas bajo cualquier sindicación, pues no concibe que ya haya purgado la pena que la ley señala para estar en libertad luego de la muerte de Cepeda Vargas.

No de otra manera puede atribuirle la comisión de delitos realizados cuando estaba en prisión como lo certifica el INPEC, entre ellos la famosa reunión en una fuente de soda en Neiva donde supuestamente se acordó el siniestro plan para acabar con el mismo Cepeda Castro, Córdoba Ruíz, Lozano y Petro y donde se habló de los 1.000 millones de pesos para su realización.

Lo que señala Cepeda Castro a El Espectador difiere sustancialmente con lo dicho por el supuesto testigo al diario La Opinión, de Cúcuta, fuente primaria de la información. A ese diario el presunto partícipe arrepentido dice que “Solo escuché las funciones de tres personas”, reiteró el testigo. Uno debía portar unas granadas para que, al estallarlas a tres cuadras del lugar del atentado, hubiera pánico, se cumpliera el objetivo y escapara sin complicaciones. El otro se encargaría de atacar directamente a Córdoba (…) La única salvedad manifestada a los que llevarían a cabo el atentado fue “que no salga mucha gente afectada. No queremos víctimas inocentes”[2].

Esta última parte de la supuesta entrevista al terrorista arrepentido desmiente totalmente la versión de Cepeda Castro que habla de la utilización de rockets y tecnología de punta para la comisión de los atentados; cualquier persona con dos dedos de frente entiende la diferencia entre lo que indica el representante comunista y lo que dice el presunto delincuente sobre la urgencia de que no salga mucha gente afectada, de no querer víctimas inocentes.

Ahí es donde se rompe la trama del novelón urdido por la izquierda para presentarse como víctimas y defender su papel de apologistas de las narcoguerrillas y precisamente por el peor de los escritores que tienen, el mismo autor de las mentiras de las fosas comunes en La Macarena, de las falsas víctimas de Mapiripán; cada vez que el señor Cepeda Castro interviene en el guión se tira la producción novelesca.

 


[1] EL ESPECTADOR. Iban a atentar con rockets: Iván Cepeda. Martes, 10 de julio de 2012. En: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elespectador.com

[2] LA OPINIÓN. Así se planeó el atentado contra Gustavo Petro y Piedad Córdoba. En: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.laopinion.com.co

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: