RSS

AMENAZAS REALES O PRESUNTAS COMO ARMA POLÍTICA

28 Jul

AMENAZAS REALES O PRESUNTAS COMO ARMA POLÍTICALuego del repudio nacional a los graves hechos protagonizados por un grupo de indígenas en Toribío, Cauca, contra la fuerza pública, hechos promovidos por la organización política Marcha Patriótica, ahora la moda es denunciar amenazas de uno y otro lado.

Hay denuncias creíbles y otras no tanto. Los habitantes de Toribío, incluidos indígenas nasa, han denunciado que han recibido amenazas de dos cabildos indígenas (integrados por los supuestos 1.500 que atendieron el llamado del militante comunista Feleciano Valencia), después de negarse a participar en la destrucción de las trincheras que la Policía ha instalado en el centro urbano para protegerlo de los ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según Caracol Radio[1].

En concreto, algunas personas han denunciado en la emisora local que los indígenas les han dado un plazo de dos días para abandonar el municipio, acusándoles de colaborar con la Fuerza Pública –policías y militares– por venderle víveres. Además, han indicado que cuando la guerrilla lanzó su ofensiva contra Toribío la Guardia Indígena tuvo la oportunidad de expulsar al grupo armado del municipio, pero que no lo hizo y solamente intervino cuando llegó la Fuerza Pública. “No entiendo cómo hacen eso si supuestamente son las autoridades indígenas”, ha dicho un hombre, que no se ha identificado y que ha aseverado que en esos momentos se estaba dirigiendo a la Fiscalía de Miranda para denunciar los hechos[2].

Si nos atenemos al discurso incendiario de Piedad Córdoba días antes de los sucesos, quienes no participaron en la asonada y en la agresión contra soldados y policías deben ser considerados enemigos y expulsados de los territorios indígenas, como lo contempla de tiempo atrás el Plan Renacer de las Farc.

Un hecho sobre el que han guardado cómplice silencio Feliciano Valencia y el grupo de indígenas que asaltó las bases militares y de policía, tiene que ver con lo señalado por líderes indígenas del norte del Cauca, que denunciaron amenazas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) por haber castigado a cuatro guerrilleros que fueron capturados por los nativos cuando planeaban atentar contra la población civil.  El consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte de Cauca (ACIN), James Yatacué, indicó que a través de un panfleto difundido en el municipio de Toribío, las Farc se mostraron en desacuerdo con el castigo y amenazaron de muerte a quienes intervinieron en la captura. “Las Farc nos amenazan específicamente por ese hecho. Nosotros sabíamos que eso iba a pasar y que ellos no iban a aceptar ese juicio así, en forma neutra”, afirmó Yatacué[3].

Los guerrilleros capturados por la guardia indígena, por pertenecer a esa etnia y cumpliendo con la facultad que las leyes colombianas les otorgan a las comunidades nativas de aplicar sus propias normas de sanción, recibieron entre 10 y 30 latigazos para después ser entregados a sus familias que, según los nativos, “son las que deberían recomponer sus caminos”. No fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes.

Para paliar las anteriores realidades ahora los Consejeros indígenas, solidarios con Feliciano Valencia, salieron a denunciar que fueron amenazados mediante panfletos por el grupo Águilas Negras por haberse puesto en contra del Ejército colombiano. La cadena RCN exhibió en su emisión del mediodía de hoy un impreso distribuido en Toribío presuntamente por el grupo criminal en el que anuncian una limpieza social.

Las denominadas Águilas Negras son un grupo criminal cuya creación se le atribuye a Vicente Castaño Gil en el 2006 y con base supuestamente en Norte de Santander. Actualmente constituyen uno de los grupos sicariales al servicio del narcotráfico; una banda criminal BACRIM, sin objetivos político-militares de ninguna naturaleza. Su nombre ha sido utilizado indiscriminadamente por la izquierda radical para mantener vigente la supuesta amenaza paramilitar. Hoy día puede decirse que en sus estructuras hay de todo: paras disidentes que no se acogieron a la desmovilización, desmovilizados que volvieron a delinquir y personas que no estuvieron relacionadas con los paramilitares y que ingresaron a la delincuencia al conformar bandas que buscan heredar el botín del narcotráfico[4].

Bandas como las Águilas Negras no hacen parte de ninguna estrategia ilegal anti guerrillas, su labor ha sido claramente identificada: Cumplen tareas parciales del negocio narcotraficante, se pueden ocupar del abastecimiento de insumos, el control de las zonas, el transporte y la distribución de los narcóticos.

Si es cierto que las llamadas Águilas Negras operan en el norte del Cauca, indudablemente lo hacen con la aquiescencia de las Farc y las otras bandas criminales asociadas a ella como Los Rastrojos y Los Urabeños, de tal manera que no puede predicarse constituyan una amenaza real para esos personajes.

Precisamente eso hace creíbles las denuncias de los habitantes de Toribío y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte de Cauca ACIN, antes señaladas, pero deja sin respaldo fáctico lo denunciado por los conmilitones de Feliciano Valencia y la Marcha Patriótica.

No debe olvidarse que anunciar presuntas amenazas ha sido una constante de todos los líderes comunistas a lo largo y ancho de la historia criminal de la combinación de las formas de lucha, la armada y la política; para ello se valen de los movimientos cívicos como los estudiantiles, sindicales, indígenas, afrodescendientes y especialmente de las ONGs de bolsillo que crean para dar sensación de multitud.

Hoy sería interesante que componentes del movimiento Ciudadanos y Ciudadanas por la Paz, y el mismo MOVICE, se pronunciaran sobre el llamado de su cabecilla Piedad Esneda Córdoba Ruíz cuando incita irresponsablemente a las comunidades indígenas a hostigar a los soldados y policías y tomarse y desmantelar sus cuarteles y bases. ¿Qué pensarán estos ciudadanos que fueron conducidos de las cartas epistolares a las acciones por vías de hecho contra la Fuerza Pública y las instituciones legítimamente constituidas?

De la supuesta intermediaria humanitaria no queda sino el recuerdo. De la manipulación mediática de la liberación de los secuestrados emerge la terrorista dispuesta a disputarle el título a la desmovilizada Karina.

Así que no debe quedar duda que las presuntas amenazas contra Feliciano Valencia y sus matones no son otra cosa que la vieja táctica narcoguerrillera e izquierdista de confundir a la opinión pública. A más de uno que otro vituperio contra la señora Piedad, su vida ha sido respetada y protegida por la sociedad colombiana, como ocurre con la integridad de los autores intelectuales y materiales del asalto a las bases de la Fuerza Pública.

Que constreñidos por la algarabía mamerta los funcionarios de la Fiscalía no quieran indagar sobre lo sucedido en el norte del Cauca, contando con el apoyo interesado de Asonal Judicial, no quiere decir que puedan omitir el deber de indagar y acusar a los autores de esos reprobables hechos, so pena de ser sindicados de prevaricadores. Allí ni caben consideraciones irreales, simbólicas o fantasías representativas sobre el derecho a la protesta social y a la libre expresión, hay un verdadero concierto para delinquir que se tradujo en asonada y agresión a servidores públicos, cuyos autores ahora quieren refugiarse en las consabidas amenazas para eludir su responsabilidad penal.


[1] CARACOL RADIO. Habitantes de Toribío denuncian amenazas de indígenas tras negarse a destruir trincheras de la Policía. 16 de julio de 2012. En:http://www.caracol.com.co/noticias/regional/habitantes-de-toribio-denuncian-amenazas-de-indigenas-tras-negarse-a-destruir-trincheras-de-la-policia/20120716/nota/1723023.aspx
[2] EUROPA PRESS. Habitantes de Toribío denuncias amenazas por parte de indígenas. En: http://www.europapress.es/latam/colombia/noticia-colombia-habitantes-toribio-denuncian-amenazas-indigenas-negarse-destruir-trincheras-policiales-20120717065250.html
[3] EL UNIVERSAL. Indígenas del Cauca denuncian amenazas de la guerrilla. Caracas. Martes, 24 de julio de 2012. En:http://www.eluniversal.com/internacional/120724/indigenas-del-cauca-denuncian-amenazas-de-la-guerrilla
[4] SEMANA. ¿Qué son las águilas negras? En: http://www.semana.com/nacion/aguilas-negras/105663-3.aspx
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 28, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: