RSS

LO QUE MAL EMPIEZA…

24 Sep

Dice el viejo adagio popular que lo que mal empieza, termina mal. De tal manera que el exceso de optimismo con que muchos sectores de la comunidad nacional o internacional han recibido el llamado diálogo por la paz con las Farc en La Habana, debe morigerarse ante la cruda realidad que se desprende del cinismo y la falsedad de los primeros discursos de los ‘negociadores’ del narcoterrorismo.

Mentir descaradamente como lo hacen los voceros de las Farc al decir que no secuestran, que no cometen actos de terrorismo, que no son narcotraficantes, ni reclutan niñas y niños como carne de cañón o artículos sexuales, hace presagiar que nada bueno puede resultar si toda la negociación se va a basar en la mentira.

A estas alturas ya el gobierno nacional debería haberles pedido seriedad y sinceridad, pero en lugar de ello se adopta una posición meliflua que apenas hace referencia en que hay que mantener la credibilidad y a ese llamado oficial lo acompaña la legión de periodistas y columnistas que interesada o ingenuamente han defendido la combinación de las formas de lucha que desde los años 50 practican los comunistas en Colombia.

La negociación es un acto implícito a toda relación de los individuos, las sociedades y las naciones. Permanentemente se está negociando y de ello se han derivado teorías sobre estos procesos que deben ser tenidos en cuenta en casos como el que ocupa al Estado colombiano y la narcoguerrilla de las Farc.

A medida que cada parte compite en ser más generosa, como lo está haciendo el gobierno Santos y como sucedió con Belisario Betancur y Andrés Pastrana, el acuerdo se vuelve más probable, pero se corre el riesgo de que este no sea sensato. El practicar una forma de negociación desde una posición suave y amistosa, lo hace vulnerable ante alguien que negocia desde una posición dura como la que desde ya anuncian los voceros del terrorismo[1].

Los voceros de las Farc son los mismos que dieron al traste con las experiencias de Tlaxcala, Caracas y el Caguán, unos fueron principales como Iván Márquez y otros fungieron como asesores como Calarcá, Andrés París, Jaramillo y Granda; la ideología marxista-leninista que entonces los acompañaba es la misma de que hoy hacen ostentación aunque pretendan disfrazarla de nuevo bolivarianismo o del socialismo del siglo XXI; la misma soberbia y prepotencia que entonces demostraban cuando se creían cercanos a una guerra de posiciones por la fortaleza de su aparato armado, la demuestran hoy al no reconocer que militarmente están derrotados.

Por eso se empeñan en mantener una imagen de organización pujante y activa mediante la realización de actos de terrorismo en zonas focalizadas, actos que son magnificados por los medios y dan la sensación de la imposibilidad de la derrota por las armas de la banda criminal, empujando más la presión para una negociación a cualquier costo, aún de la impunidad frente a los delitos de lesa humanidad cometidos principalmente contra los sectores más vulnerables de la sociedad colombiana.

Esa es la apuesta de las Farc y de ahí su anuncio de movilizar políticamente sus apoyos clandestinos o no, como la Marcha Patriótica y el PC3, para forzar las negociaciones y alcanzar acuerdos beneficiosos en todos los campos para su plataforma política; imponer en una mesa de negociaciones un modelo de Estado socialista en cuyo propósito fracasaron con las armas.

De ahí que algunos apologistas de la narcoguerrilla ya estén hablando de crear circunscripciones electorales especiales para las Farc, ante el hecho cierto de que el pueblo colombiano jamás los elegiría en las urnas en desarrollo del juego democrático.

Pese a que el llamado marco jurídico para la paz le entrega a las Farc concesiones generosas y la garantía de la impunidad, ellos van a querer más y van a jugar con el tiempo. Los terroristas no tienen el mismo afán electoral del actual gobernante de los colombianos. Las Farc tienen cartas para jugar, y son las mismas que utiliza el comunismo desde los tiempos del Vietcong, tácticas como las demoras, las amenazas de rompimiento, la inmovilidad aumentan el tiempo y los costos de un acuerdo, así como el riesgo de que éste no se logre a menos que en su afán el gobierno termine cediendo del todo.

Como todos los colombianos, anhelamos la paz pero no a cualquier costo; no una paz construida artificialmente sobre la dignidad de la nación, de manera impune sobre la memoria de nuestros soldados y policías, hombres del pueblo, que cayeron bajo las armas criminales de las Farc y en la que ellos terminen siendo señalados como los victimarios, mientras los terroristas disfruten del reconocimiento y los honores del Estado.

 


[1]  GARCIA DE LA PEÑA, Javier. El arte de negociar sin ceder. Gestiópolis. Abril de 2003. En: http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/ger/gettingtoyes.htm

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en septiembre 24, 2012 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “LO QUE MAL EMPIEZA…

  1. Ignacio

    septiembre 24, 2012 at 7:03 pm

    Una auditoria civil sin antecedente político certificado debería conformarse con apoyo de algún medio sin compromisos para hacer seguimiento, argumentar y divulgar las actuaciones del gobierno, existe? Cual?

     
  2. Rosita Welcker

    septiembre 24, 2012 at 7:38 pm

    pero lo que no cuentan los negociadores del famoso proceso de paz que en Venezuela no ganara Chavez asi haga lo que haga el pueblo de Venezuela ya no se lo aguanta mas asi estan decidido tomarse todo si es necesario ante estos sucesos el apoyo de Chavez y la Havana seran nulos porque el acontecer de Caracas los afectara a todos esos comunistas y favorecedores de guerrilla asi amigos como bien dice aqui en este articulo lo que mal comienza mal termina asi sera y en Venezuela no sera de un dia para otro lo que se avecina hasta me atrevo a decir entraran fuerzas Internacionales para solucionar el caos que llegara asi que amigos tampoco llegara la paz ni acuerdos de Santos el traidor .

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: