RSS

El cinismo de las Farc

27 Sep

Desde que el gobierno reveló a la opinión nacional e internacional las “conversaciones exploratorias” con las Farc, estas no han perdido oportunidad para mostrarse ante la comunidad internacional como una agrupación solidaria y respaldada por el pueblo colombiano. Hacen alarde de su “incasable lucha” por eliminar de Colombia los intereses influyentes del imperialismo a un Estado opresor que solo ha generado innumerables delitos de lesa humanidad. El objetivo es claro, buscan ganar legitimidad en la comunidad internacional a partir de la desinformación, lo que de un lado, les puede generar la creación de nuevos adeptos, así como el fortalecimiento de su Comisión Internacional (COMINTER).

El Congreso aprobó la justicia transicional impulsada por el gobierno, conocida como el Marco Legal para la Paz, la cual tiene como componente tres principales características: la verdad, la justicia y la reparación. En palabras del Senador Roy Barreras “ayudará al cierre del conflicto, sin impunidad alguna. No habrá indultos, ni amnistías. No habrá ningún beneficio a secuestradores, ni a terroristas; sólo a quienes abandonen la guerra para apostarle a la paz”.  Aunque las palabras del Senador tienen un ánimo alentador para los colombianos que estamos cansados de la violencia y las atrocidades de las Farc, genera fuertes cuestionamientos si existe por parte de la agrupación  real voluntad de paz. Sus representantes con afirmaciones cargadas cinismo se declaran victimas del conflicto y niegan vínculos con el narcotráfico y la ejecución  de secuestros, mostrando nuevamente que sus aparentes intenciones de paz son efímeras.

Pese al énfasis del Presidente Santos en sus declaraciones que afirman que se quiere evitar caer en los errores del pasado, las embusteras declaraciones de las Farc generan un desconcierto en la sociedad y ponen en duda la credibilidad de los acercamientos.  A unos días de empezar  oficialmente las negociaciones, las Farc mienten descaradamente pasando por el alto la Verdad.

En este escenario, uno de los temas que más llama la atención, es la forma como atropellan a los colombianos que conocemos de fondo sus constantes y sistemáticas violaciones en contra de los Derechos Humanos y de la Dignidad Humana, durante casi medio siglo. Es descarado que ellos mismos se consideren víctimas, pasando por encima de aquellos que han sufrido los flagelos de la violencia en sus manos. Poca vergüenza tiene las Farc cuando intentan victimizarse; ¿acaso olvidan cuando realizan  secuestros por más de una década, reclutamiento forzado de menores de edad, indígenas y campesinos, sembrado minas indiscriminadamente, ejecutado masacres, generado desplazamientos, e incluso, cuando acaban con las vidas de los guerrilleros que intentan reintegrarse a la sociedad?

Si el comienzo se genera a partir de falacias, queda el sin sabor de ¿cómo se repararán a las víctimas si las Farc insisten en negar su accionar criminal?, y si ellos se consideran víctimas, ¿será que buscarán los mecanismos para no solo obtener beneficios del Marco para la Paz, sino también de la Ley de Restitución de Tierras?

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 27, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: