RSS

PARADOJAS DE LOS DIÁLOGOS EN LA HABANA

28 Nov

Ahora los cabecillas del narcoterrorismo salen con otra perla: El Ejército libra combates imaginarios para acusar a las Farc-ONT de no respetar la tregua unilateral que ellas decretaron. Seguramente también será imaginaria la voladura de torres en Campamento, Antioquia o los otros actos criminales cometidos en Arauca y el Cauca, donde bandidos vestidos de civil y portando banderas blancas buscaban atraer a las tropas para atacarlas.

La impostura de estos personajes incluso les da para afirmar que los recursos que se están invirtiendo (en combatir el narcoterrorismo), del presupuesto, son enormes y podrían invertirse para la solución de los problemas sociales, en construir y poner en funcionamiento hospitales, escuelas, atención a la niñez. Es realmente contradictorio mientras se emprende un proceso de paz que algunos funcionarios del gobierno, como el ministro de defensa utilicen un lenguaje guerrerista[1].

Es paradójico que sean precisamente los autores de la injusta violencia que ha sufrido Colombia ahora quieran posar de seres preocupados por las condiciones de miseria y atraso de las que son víctimas los sectores más vulnerables de la sociedad que ellos dicen representar, cuando es precisamente su insensato actuar el que impide que el país pueda contar con mejores recursos para estimular el desarrollo socio-económico.

Mientras los terroristas pretenden negarle validez a informaciones reales presentadas por los medios sobre la quiebra en el Secretariado o que las estructuras criminales están desconectadas y no obedecen a las directrices del Secretariado del Estado Mayor[2] de la banda narcoguerrillera, los hechos contradicen sus afirmaciones y los obliga a salir a disculpar actos criminales como los antes mencionados aduciendo que fueron los medios de comunicación legales los que no dieron oportunamente cobertura a la noticia del alto al fuego decretado por sus negociadores en La Habana.

Para los bandoleros toda información que muestre el estado de descomposición interna de las Farc son mentiras cocinadas en el Departamento E-5 del Ejército para sabotear el proceso de paz que se adelanta, como si la reinserción de 15 miembros de la organización criminal ocurrida esta semana no fuera suficiente evidencia del hastío y el desespero que carcome a los terrucos rasos que se pudren en las selvas para mantener el mendaz discurso de sus cabecillas que viven un dorado exilio en países vecinos como es el caso del Iván Márquez mismo o Santrich, o Andrés París y el resto de burocracia marxista-leninista que no vive a diario las inclemencias del monte.

En la autoentrevista de Márquez que publicita Anncol se evidencia la estrecha relación de la izquierda que actúa en la legalidad abusando de las libertades democráticas para socavar las instituciones nacionales; al responderse a sí mismo sobre sus orígenes no tiene ningún recato en afirmar que de pronto me convertí en el secretario de organización del regional comunista del Caquetá y empecé a tener una relación con el campo muy estrecha y fui empezando a conocer la guerrilla, ya que en el Caquetá siempre ha habido presencia guerrillera[3]. Esa simbiosis de partidos en la legalidad y banda criminal en la clandestinidad es la concreción de la combinación de las formas de lucha que los comunistas niegan en público pero que hace parte de su praxis diaria.

No en vano las Farc-ONT adoptan para sus estructuras delincuenciales los nombres de sus representantes en la legalidad cuando estos fallecen, por eso hay el Frente Pardo Leal, el Frente Manuel Cepeda y otros que son reclamados por los ideólogos de la izquierda como víctimas del Estado y presentados a la opinión pública nacional o internacional como inocentes pensadores del cambio social.

Luciano Marín, alias Iván Márquez, se mantiene en un mundo diferente al que sus secuaces viven en todas las regiones de Colombia y del mundo mismo; de ahí que su afirmación del apoyo popular a las estructuras criminales de las Farc no pase de ser una fábula y por eso anda convencido de que  la guerrilla se mantiene por el afecto del pueblo, la guerrilla es aceptada por todos, ya sea por los hogares campesinos como por la gente de las ciudades. Cuando a veces perdemos el contacto de las ciudades, la gente nos busca diciéndonos: “dónde estaban, nosotros los esperábamos, queremos mucho de ustedes, dígannos que podemos hacer, queremos trabajar”. Y claro, nosotros estamos ahí con la orientación política[4] , estos bandoleros aún se niegan a entender que pasó el 4 de febrero de 2008 cuando millares de colombianos en todo el territorio nacional y en diversas ciudades del orbe se tomaron las calles, plazas y centros para gritar con voz firme ¡NO MÁS FARC!

Los únicos que los buscan son la Fuerza Pública y la Interpol, pero todavía se atreven a afirmar que el pueblo los acompaña en su demencial campaña narcoterrorista; que mediante la intimidación y la presión armada puedan aún mover algunas comunidades indígenas y campesinas para presentar a la Marcha Patriótica como una muestra de simpatía, es producto de la debilidad de las autoridades políticas del país ansiosas por mantener el garantismo legal que ordenan los principios de la democracia, antes que de actuar con severidad frente a los abusos de los derechos políticos de que hace gala la izquierda colombiana.

Ojalá la opinión pública esté pendiente de encontrar esa profunda diferencia que hay en el discurso de los narcoterroristas y su práctica criminal contra el pueblo colombiano, para impedir que la ansiedad mediática de los gobernantes por creer en una paz cuando no existen las condiciones objetivas dé al traste con lo alcanzado con el invaluable sacrificio de nuestros soldados y policías en los últimos años.

 


  1. [1] ANNCOL. Conversando con el comandante Iván Márquez sobre perspectivas de Paz en Colombia. Por Dick Emanuelsson. La Habana, Cuba. 9 de noviembre de 2012. En: https://www.anncol.eu/index.php/colombia/insurgencia/farc-ep/744-video-conversando-con-el-comandante-ivan-marquez-sobre-perspectivas-de-paz-en-colombia-1-2
  2. [2] Ibíd.
  3. [3] Ibíd.
  4. [4] Ibíd.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 28, 2012 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: