RSS

AHORA AMENAZAS AL PRESIDENTE DE FEDEGAN

21 Dic

AHORA AMENAZAS AL PRESIDENTE DE FEDEGANA las descalificaciones y epítetos peyorativos lanzados contra el señor José Félix Lafaurie desde la misma presidencia de la república y los ministerios del interior y de agricultura, se suma la velada amenaza pública de Iván Márquez que lo calificó de “paramilitar” y de disparar contra el Foro Agrario que a juicio de la narcoguerrilla fue un éxito.

Con estas acusaciones de los terroristas y con la animadversión abierta del gobierno contra quien critique o cuestione el proceso de La Habana se está instaurando un método estalinista de imponer la paz a cualquier costo, una paz que va a arrasar con la dignidad nacional al aceptar que los victimarios posen de víctimas y de jueces y verdugos de una sociedad que nunca compartió sus criminales medios para promocionar el comunismo y tomarse violentamente el poder.

Derrotadas en el campo de batalla por nuestro Ejército las Farc son engrandecidas por una torpe concepción política del momento oportuno para dialogar o negociar el fin del conflicto. Es cierto que la guerra no podía durar para siempre pero conociendo la génesis y naturaleza del narcoterrorismo esta oportunidad no es para sembrar la paz, sino para oxigenarse y fortalecerse políticamente a nivel nacional e internacional, recuperando el terreno perdido en los 12 años anteriores y con ello continuar su accionar criminal contra el pueblo colombiano.

El cinismo de las Farc, que ha sido avalado por el mismo gobierno nacional, les da para presentarse ante el mundo diciendo que “En contraste con nuestra actitud de humanidad, el presidente Santos anuncia que arreciará la guerra…; una insensatez carente de sintonía con el clamor mayoritario… Todo el mundo sabe que a las Farc no se las doblega en la mesa con presiones militares“, presionando un paso que parece Santos está apurado en dar, ordenar la suspensión de las acciones militares contra la narcoguerrilla para aparecer como “el presidente de la paz” y recuperar el rápido desplome de su imagen con miras a una posible reelección.

Lo que si va quedando en evidencia es que en esos diálogos de La Habana las Farc van imponiendo la agenda y no habrá temas vedados. Pese a las afirmaciones del presidente el modelo de Estado y de desarrollo económico estará en la mesa, bien por exigencia directa de la narcoguerrilla o veladamente a través de las “propuestas de la sociedad civil”.

Santos se ve abocado al dilema de la paz y como bien se ha señalado sobre ese falso dilema no han faltado las “agudas” observaciones en el sentido de que si hay un Acuerdo de Paz es porque se impuso la “salida política” civilizada sobre la “salida militar” de los reaccionarios y guerreristas. Ignorancia supina en temas de guerra y paz. Ignorancia absoluta en materia de guerra irregular[1] o guerra asimétrica como la desarrollada por las narcoguerrillas.

En realidad no existe tal dilema. Frente a la amenaza implícita de las Farc sobre continuar la guerra si persisten las operaciones militares en su contra, debe entenderse que la guerra persigue un fin político y la victoria en la guerra no es aniquilar físicamente al adversario, es doblegar su voluntad de lucha. La fuerza se emplea como un medio de la política. Las armas obedecen a un propósito, que en el caso del Estado no es otro que el de conseguir que los grupos armados organizados al margen de la ley decidan abandonar la violencia y deponer las armas[2].

Por tanto, la victoria militar y la derrota de las Farc, en ese plano, no es la eliminación total de sus integrantes, sean objeto de captura, desmovilización o dados de baja. No. La victoria militar, que es una victoria política, en la medida que concreta un objetivo del Estado, es que tal organización decida abandonar la violencia, no sus ideas, esto es, que lleguen a la conclusión como resultado del aislamiento político y la presión militar de que no es posible por la vía violenta su realización. No se trata de desaparecer a los miembros de las Farc, sino que éstas desaparezcan como aparato armado y sus cabecillas decidan acudir a los mecanismos constitucionales, esos sí civilizados, para someterse al imperio del orden y la ley y ahí si, hacerse escuchar[3].

Teniendo claro esto, es evidente que un Acuerdo de Paz sobre la base de no impunidad, respeto a los derechos de las víctimas y no sometimiento del imperio de la ley a los violentos, es una victoria del Estado, no una claudicación. Mientras que para las Farc es un reconocimiento de su derrota militar[4], eso es lo que ha exigido la sociedad colombiana y para ello fue que eligió al actual gobierno, no para claudicar mansamente ante la amenaza narcoterrorista.


  1. GUARÍN, Rafael. El falso dilema de la paz. 17 de octubre de 2012. En: http://www.elnuevoherald.com/2012/10/17/1324380/rafael-guarin-el-falso-dilema.html#storylink=cpy
  2. Ibíd.
  3. Ibíd.
  4. Ibíd.
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en diciembre 21, 2012 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “AHORA AMENAZAS AL PRESIDENTE DE FEDEGAN

  1. LUIS JORGE PULIDO

    diciembre 26, 2012 at 3:27 am

    Santos nunca ha tenido claro que pretende con los dialogos con las farc.Eso suele ocurrirle a las personas o gobernantes que adelantan proyectos o iniciativas que solo los beneficia en lo personal (lease PREMIO NOBEL DE LA PAZ) y no a un pueblo o nacion entera para lo que se necesita tener un liderazgo moral y patriotico que Santos no tiene. Las farc si lo tienen muy claro. Ellos saben que eso no conduce a ningun puerto, se limitan a seguirle la cuerda a Santos mientras obtienen reconocimiento politico internacional que de otra manera les hubiera quedado muy dificil lograr.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: