RSS

FARC ATACAN ESTACIÓN DE POLICÍA EN ANTIOQUIA DURANTE FIESTAS NAVIDEÑAS

29 Dic

FARC ATACAN ESTACIÓN DE POLICÍA EN ANTIOQUIA DURANTE FIESTAS NAVIDEÑASEsta vez ninguna excusa es válida, ni la supuesta falta de comunicaciones con todas las estructuras criminales ni la respuesta a un hostigamiento de la fuerza pública, lo sucedido en Murindó, municipio del Urabá antioqueño, no es más que un aleve y cobarde atentado terrorista contra una estación de policía a la que arribó el Comandante de la Policía Urabá para celebrar la navidad y entregar regalos a niños de la población e hijos de los policiales allí destacados.

El frente 34 de las Farc atacó con explosivos y descargas de fusilería la estación por cerca de hora y media buscando destruir un helicóptero de esa institución en el que llegó el oficial policial; los facinerosos no pudieron cumplir ninguno de sus objetivos criminales pero sumieron a la población en la desazón y la angustia afectando los festejos de la fecha. Los atacantes se retiraron al menos con una baja producida por la reacción de los agentes al ataque terrorista.

Debe recordarse que Murindó es objetivo estratégico de la estructura delincuencial comandada por  Ancízar García Ospina o John Areiza Tamayo, alias “Pedro Baracutado”, para el transporte de narcóticos y el contrabando de armas y explosivos, negocios que no se detuvieron con el anunciado cese al fuego de los cabecillas narcoterroristas en La Habana, sino que buscan incrementarse precisamente al amparo de ese anuncio.

Recientemente en operaciones del Batallón de Infantería No. 32, “General Pedro Justo Berrío” en área de Murrí del municipio de Frontino, tropas del Ejército Nacional colombiano habían rescatado a dos menores de 2 y 6 años de edad, mantenidos por el cabecilla terrorista como rehenes para obligar al retorno de  Yadira Quejada alias “Verónica o la Profe” quien se había desmovilizado junto a su marido Edwin Santos Quejada alias “Doctor o Mierda Seca” en el mes de junio del presente año. Yadira Quejada se desempeñaba como instructora ideológica y profesora de personal analfabeta, así como la radio operadora y mano derecha (asistente) de alias “Pedro Baracutado” cabecilla del  Frente 34 de las Farc; llevaba en esta organización narcoterrorista 3 años cuando decidió acogerse al Programa de  Atención Humanitaria al Desmovilizado ofrecido por el Gobierno Nacional.

Ante esta Unidad militar, Batallón de Infantería No. 32, se han entregado voluntariamente hasta la fecha 11 de los componentes de esa estructura criminal, lo que sin lugar a dudas demuestra que es una estructura en proceso de descomposición disciplinaria y moral y que actos como el desarrollado contra Murindó son resultado de la desesperación de sus cuadros de mando para mantener la vigencia de la misma. La Cuarta Brigada ha reportado la desmovilización de 147 miembros de las Farc en la región del Urabá.

El frente 34 fue responsable del reciente paro armado en el Chocó y mediante el cual buscaban presionar el pago de extorsiones por parte de las empresas transportadoras. Esa estructura criminal fue creada en 1988, tras la séptima Conferencia Nacional Guerrillera, este reducto de las Farc llegó a tener más de 400 combatientes a comienzos de siglo. En la actualidad la cuadrilla cuenta con menos de 200 unidades debido a múltiples desmovilizaciones, muertes en combate y capturas, reflejando una realidad que corresponde a las actuales Farc.

Fue una de las estructuras más sanguinarias de la narcoguerrilla, autora de  ataques a municipios, extorsiones, secuestros, asesinatos, reclutamiento de menores de edad, siembra de minas antipersona, abigeato, agresiones a la Policía y al Ejército y un largo etcétera caracterizado por la crueldad.

Pero la barbarie de dos de sus crímenes a partir de aquel año le dio bastante notoriedad tanto al frente como a sus cabecillas, entre los cuales el nombre de Aicardo de Jesús Agudelo Rodríguez, alias El Paisa, quedó grabado en la memoria de los antioqueños. El 2 de mayo de 2002, con un cilindro bomba lanzado contra una Iglesia, el Bloque José María Córdoba al mando de alias Iván Márquez, del cual hace parte este frente, cegó la vida de 119 civiles inocentes, entre ellos 48 niños. Y el 5 de mayo de 2003, los hombres al mando del citado cabecilla alias El Paisa, asesinaron a sangre fría al gobernador Guillermo Gaviria Correa y al ex ministro Gilberto Echeverri Mejía, quienes permanecían secuestrados en las selvas del suroeste antioqueño desde el 21 de abril de 2002.

Las operaciones delincuenciales del frente 34 fue, en su época de mayor expansión, precisamente entre finales de la década de los 90 y comienzos del nuevo milenio, eran los municipios antioqueños de Dabeiba, Frontino, Uramita, Cañasgordas, Abriaquí, Giraldo, Santafé de Antioquia, Caicedo, Anzá, Betulia, Urrao, Vigía del Fuerte y Murindó, así como las localidades chocoanas de Beté, Quibdó y Carmen del Atrato.

De este frente han sido parte tenebrosos criminales como Luis Carlos Úsuga Restrepo, alias Isaías Trujillo, El Cucho o El Viejo, quien es además la cabeza visible del Bloque Noroccidental de las Farc.  El segundo en la línea es el ya citado Ancízar García Ospina o John Areiza Tamayo, conocido con el alias de Pedro Baracutado, quien además del frente 34, comanda la compañía “Rubiel Borja” y es el jefe de seguridad de alias Isaías Trujillo. En un tercer plano del “organigrama” aparecen Leoncio Velásquez Uribe, alias Ezequiel, cabecilla de la compañía “Vladimir Urrutia”; José Ignacio Sánchez Ramírez, alias Melkin Moreno, cabecilla de la compañía “Silvio Carvajal”; Guillermo Úsuga Graciano, alias Tío Pacho, cabecilla de la compañía “Alberto Martínez”, por quien el Gobierno ofrece $200 millones de recompensa, y Aicardo de Jesús Agudelo Rodríguez, alias El Paisa, cabecilla de la compañía “Jainover Palacios” y jefe de finanzas, por quien el Gobierno ofrece $500 millones de recompensa. Otros cabecillas son los conocidos con los alias de John Guajiro, Mario o El Iguano, Negro Daimer, Chuzo o Camilo y Jimmy o Salcedo.

Pero el frente 34 ya no actúa como una unidad de guerrilla política sino como una estructura delincuencial en alianza con otras bandas criminales como Los Urabeños y esporádicamente con Los Rastrojos, con quienes controla el tráfico de narcóticos en toda la cadena delictual. A comienzos del 2012 estas organizaciones criminales tuvieron enfrentamientos que cobraron la vida de inocentes campesinos en la región de Pavarandó, municipio de Mutatá, disputas que se zanjaron con acuerdos para el reparto del botín narcotraficante y el manejo de las rutas del comercio ilícito.

El frente 34 representa entonces la real radiografía de lo que son las Farc como organización criminal que dejó de ser una amenaza para el Estado y ahora constituye el principal cártel de las drogas en Colombia y Latinoamérica ejerciendo el terror como mecanismo de sometimiento de la población para asegurar sus rutas delincuenciales.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en diciembre 29, 2012 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “FARC ATACAN ESTACIÓN DE POLICÍA EN ANTIOQUIA DURANTE FIESTAS NAVIDEÑAS

  1. LUIS JORGE PULIDO

    diciembre 31, 2012 at 3:55 pm

    El frente 34 LA CREMA Y NATA de la alianza NARCOGUERILLERA. Alguien se habra tomado la molestia de preguntarles a los cabecillas de esta compleja estructura, que piensan de las conversaciones en la Habana??? Si alguien tiene la respuesta a esta pregunta mejor no se la cuenten a JUANMA, porque puede darle UN YEYO.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: