RSS

LA INEFICACIA JUDICIAL COMO FUENTE DE LA IMPUNIDAD

09 Ene

LA INEFICACIA JUDICIAL COMO FUENTE DE LA IMPUNIDADLos enemigos oficiosos de la Ley 975 de 2005 (Justicia y Paz), y ahora férreos defensores del acto legislativo que instituyó el Marco Jurídico para la Paz, olvidan que aquella promulga que “el Estado debe realizar una investigación que conduzca a la captura y sanción de los responsables de delitos cometidos por grupos al margen de la ley” y que no ha sido por omisión de responsabilidades del Ejecutivo o el Legislativo que en siete años de vigencia de la Ley de Justicia y Paz apenas se hayan dictado 15 sentencias y de 31.664 desmovilizados colectivos solo 4.666 se postularon a los beneficios de la reinserción.

Aquí se está ante un caso de una crónica ineficiencia e ineficacia de un poder judicial, denunciada en todos los tonos y objeto de estudios y reformas que no conducen a nada, más ocupado en dictarse sentencias favorables para obtener las más altas pensiones del Estado o para sumir al país en la desatención judicial por más de 3 meses sólo para exigir mejoras salariales y beneficios de los que no gozan los demás trabajadores colombianos.

La excusa de la falta de recursos y presupuestos no puede seguir siendo el caballito de batalla de jueces y fiscales para su falta de resultados, si ello fuera cierto este sería un país paralizado absolutamente porque ningún presupuesto sería suficiente o no alcanzaría más allá de pagar salarios, prestaciones y prebendas de los funcionarios de cada poder público, como al parecer sucede en el judicial.

Qué tal por ejemplo, debe preguntarse el ciudadano del común, que el sector defensa dejara de cumplir las obligaciones que le fija la Constitución porque el presupuesto es insuficiente, porque no se cuenta con armas de tecnología de punta o porque las normas le impiden combatir debidamente la ahora principal amenaza, las bandas criminales. Las falencias en recursos han sido suplidas con el sacrificio heroico de sus FF.MM, si no fuera así este país habría dejado de existir.

Pero sectores fundamentales para consolidar la paz omiten esos deberes constitucionales basándose en la excusa de presupuestos y tenemos a la salud, la educación y la justicia en largos paros anuales porque sus funcionarios consideran que las sumas destinadas para su funcionamiento no alcanzan y las convenciones colectivas se convirtieron en la excusa para desatender a los más necesitados.

Esto es lo que no ve una clase política afanada en comprar apoyos y respaldos electoreros comprometiendo recursos que no existen y negándose a aplicar los correctivos a esos continuos ceses ilegales de actividades de los servicios públicos fundamentales a través de normas que les pongan límite a los desafueros de nuestros funcionarios. Entre otros, son esos mismos políticos de izquierda que explotan mediáticamente las necesidades de las clases menos favorecidas para presentarse como alternativas de poder social y político.

El sociólogo Joan Galtung refiere en su teoría de la “paz positiva”. De acuerdo a ésta, la paz duradera es la que se funda en la ausencia de cualquier tipo de violencia –directa, estructural o cultural– y en el restablecimiento de la justicia y la cooperación entre personas, grupos sociales y naciones[1], es un hecho que la negación de servicios básicos como la justicia se convierte en fuente de conflictos que afecta a la sociedad entera.

Si a pesar de contar con los instrumentos procesales necesarios la Ley 975 de 2005 se convirtió en una norma inaplicable por la ineficacia e ineficiencia del poder judicial, no hay que hacer un enorme ejercicio intelectual para entender lo que sucederá con el Marco Jurídica para la Paz. Puede ser que las narcoguerrillas desaparezcan como se han conocido desde hace 50 años pero serán reemplazadas por los mismos actores que hoy trabajan conjuntamente con las bandas criminales para imponer el terror del narcotráfico, la minería ilegal en gran parte del territorio nacional, pero los nuevos delincuentes acudirán ajenos de su pasado penal.


  1. GALTUNG, Johan. Theories of Peace, a synthetic approach to peace thinking, International Peace Research Institute, Septiembre 1967.
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en enero 9, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “LA INEFICACIA JUDICIAL COMO FUENTE DE LA IMPUNIDAD

  1. Rosita Welcker Garcia Herreros

    enero 9, 2013 at 7:53 pm

    EL APARATO JUDICIAL DEBE SER EN SU TOTALIDAD CAMBIADO ESOS JUECES Y DEMAS NO SIRVEN PARA NADA EL PAIS SE PARALIZA POR SU CULPA ESA DEBE SER SANCIONADA DE FORMA EJEMPLAR YA EL GOBIERNO NO TIENE NI PANTALONES NI MENOS CUANDO FALTA DEBE SER SANCIONADO DE FORMA SEVERA DESCONTANDO EL SALARIO Y DIAS QUE NO TRABAJE Y SALEN A VACACIONES Y SI DE PASEO Y LOS OTROS LES TOCA MOLER DURO ESE ESTE POBRE PRESIDENTICO QUE NO SIRVE SI NO SER TRAICIONERO CON EL PUEBLO DE COLOMBIA.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: