RSS

LA SEMILLA DE LA PRIMAVERA CHINA

13 Ene

LA SEMILLA DE LA PRIMAVERA CHINADesde los tiempos de Tiananmen (4 de junio de1989), no había un suceso que conmoviera las cimientes mismas del poder comunista como el que comienza a germinar en reclamo a la libertad de prensa en Guangzhou, capital de la provincia sureña de Guangdong. Centenares de manifestantes se han agolpado frente a la sede del influyente diario Southern Weekly en apoyo a los periodistas en huelga luego de que acusaran censura en el reemplazo de una carta de Año Nuevo para los lectores que pedía un Gobierno constitucional por otro artículo que elogiaba los logros del partido.

Bajo la consigna “Desháganse de la censura. La gente china quiere la libertad”, los más de 300 manifestantes que portaban crisantemos amarillos, la flor del luto oriental, exigen cambios radicales. La respuesta oficial no tardó en llegar: En China, la libertad de prensa sencillamente no existe. La frase que podría parecer expresada por algún opositor fue realmente la respuesta del partido comunista[1].

El Partido Comunista señaló en un comunicado que el gobierno aún tiene el control absoluto” sobre los medios y que este principio es “inquebrantableEl partido ordenó además a todos los medios de comunicación del país reproducir un editorial donde se afirma que “debido a la realidad social y política de China, la libertad de prensa que reclaman estas personas, simplemente no existe[2].

El hecho constituye un primer examen para el compromiso de reformas del jefe del Partido Comunista, Xi Jinping secretario general del Comité Central del Partido Comunista Chino, Presidente de la Comisión Militar Central, y vicepresidente de la República Popular China, elegido en noviembre de 2012 y en el que presentó un informe que abogaba por una serie de principios rectores para el desarrollo de esa nación asiática, combinando las características de un país socialista establecidos desde 1949, con una economía abierta, a través de la aplicación de profundas reformas. Entonces urgió a los miembros del PCCh a profundizar la reforma y la apertura y fomentar los descubrimientos, las innovaciones y los progresos.

No es muy factible que a la dirigencia comunista le atraiga mucho la idea de que dentro de esas reformas esté precisamente alentar la libertad de expresión y la libertad de prensa, las cuales tradicionalmente siguen férreos cánones de los Comités Centrales del Partido y solo pueden limitarse a alabar públicamente los logros del comunismo, condenando cualquier manifestación de inconformidad o de cambio. En los informes que la organización Reporteros sin Fronteras elaboran sobre la situación de la libertad de prensa en el mundo, los países con regímenes comunistas o islámicos son los que peor parados salen.

La libertad de expresión puede ser reprimida brutalmente por los regímenes comunistas totalitarios y aquellos que aspiran a serlo ahora en nuestras latitudes. Por ejemplo, en China, Internet está fuertemente censurado por el gobierno. El gobierno chino describe la censura como una forma de protección estatal para su pueblo, lo que garantiza que ningún material con el potencial de “subvertir el poder del Estado y socavar la unidad nacional” sea visto. El portal web del gobierno chino establece que a “los ciudadanos no se les permite violar el Estado, los intereses sociales y colectivos”, o ver cualquier material capaz de “defender la herejía”. En marzo de 2011, el disidente chino Liu Zianbin fue condenado a 10 años de prisión por “incitar a la subversión del poder del Estado” por escribir artículos que criticaban al gobierno chino[3].

Tal es el grado de censura que el 19 de noviembre de 2009, el “Nanfang Zhoumo” (Semanario del Sur) publicó una de las primeras entrevistas concedidas por Barack Obama. El director decidió dedicarle la portada y varias páginas que, sin embargo, aparecieron medio vacías, con enormes espacios sin letras, como si se tratase de un error de imprenta. Era un mensaje que todos sus lectores entendieron bien: los censores habían metido la tijera y el periódico había dejado las partes “editadas” en blanco. Ante el reclamo de las autoridades comunistas, los periodistas se defendieron alegando que nadie les había prohibido mostrar dónde y cómo había sido mutilada su entrevista[4].

China tenía a 2010 una población de 1.339,724.852 habitantes y política y culturalmente desde la instauración del régimen comunista, cada habitante es un oído y un ojo del partido, tiene la obligación de denunciar ante las autoridades cualquier expresión, manifestación o actitud de inconformismo, crítica o denuncia de las actividades, conductas o programas de los funcionarios y del partido mismo. No hacerlo equivale a convertirse en cómplice de lo que allí se denomina “subversión del poder del Estado”. De tal manera que los 300 manifestantes de Guangzhou son apenas una pequeña y frágil semilla de la primavera china que habría que ayudar a germinar.

La oprobiosa represión a estos derechos fundamentales del hombre fue la que condujo a la debacle del sistema comunista soviético en la segunda mitad del siglo pasado, así que es incomprensible como ahora quiera reeditarse en Latinoamérica a partir del Foro de Sao Paulo y se presenten los patéticos espectáculos del poder del socialismo del siglo XXI contra la libertad de prensa como ocurre en Venezuela, Ecuador o la Argentina. Si en Colombia es grave que los gobiernos pidan autorregulación a los medios frente a ciertos hechos que pueden constituir motivo de conflicto social, cómo verán nuestros comunistas criollos cuando en el último bastión de ese modelo político se dice sencilla y llanamente que la libertad de prensa no existe.

 


  1. SOTT.NET. El régimen chino dijo: “La libertad de prensa no existe”. 11 de enero de 2013. En: http://es.sott.net/article/18735-El-regimen-chino-dijo-la-libertad-de-prensa-no-existe
  2. Ibíd.
  3. WRIGTH, Ollie. Qué derechos tiene la gente en un estado comunista. Traducción de Enrique Parreira para Ehow en español. En: http://www.ehowenespanol.com/derechos-gente-comunista-info_204741/
  4. DIARIO LA RAZÓN. Histórica manifestación por la libertad de prensa en China. Madrid. 12 de enero de 2013. En: http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/614068/historica-manifestacion-por-la-libertad-de-pren
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en enero 13, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “LA SEMILLA DE LA PRIMAVERA CHINA

  1. LUIS JORGE PULIDO

    enero 21, 2013 at 5:10 pm

    Como dice el refranero popular: “NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS NI CUERPO QUE LO RESISTA” . Esto es lo que parece estar sucediendo con la “Primavera China”. Cuando comiencen las represiones al estilo comunista de las que los Chinos son maestros veremos que opinan las organizaciones de Derechos Humanos gringas y europeas tan acuciosas con Colombia condenando a las FFMM y colocandose al lado de los mamertos comunistoides de todo pelambre.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: