RSS

PARAR LA AGENDA LEGISLATIVA PIDEN LAS FARC

19 Ene

PARAR LA AGENDA LEGISLATIVA PIDEN LAS FARCCon el apoyo de sus fuerzas políticas que actúan en la legalidad las Farc vienen ambientando la idea de parar la agenda legislativa del Congreso Nacional para supeditarla a la agenda de La Habana. León Valencia, de la Corporación Nuevo Arco Iris, dice por ejemplo que  considera la propuesta “sensata y normal” sobre la base que hay un bien supremo que es la paz, y ese es un interés más grande que la misma legislación.

La propuesta podría tener validez si en La Habana estuviere en discusión ese bien supremo que es la paz, pero las Farc han sido reiterativas en señalar que allí no está en discusión su dejación de armas y su sometimiento a la ley, han dicho que no tienen nada que negociar sino que acuden a la invitación que les hizo el gobierno de Santos Calderón para exigir poco menos que el cambio del modelo socioeconómico y político que constituye la base del Estado social de derecho.

La táctica de la narcoguerrilla es clara, sigue lanzando propuestas, algunas relacionadas con los puntos que se están tratando o se van a tratar en la mesa de negociación en Cuba, y otras que nada tienen que ver con el fin de dividir a la sociedad colombiana en torno a los presuntos “acuerdos” y para ello tiene la inmediata caja de resonancia en ONGs y movimientos afines a ellas, de tal manera que aparece que la presión viene desde la misma sociedad cansada de la guerra y no como una estrategia para imponer su agenda.

Las Farc saben que no tienen respaldo popular, que no tienen una base política real para triunfar en el juego democrático y obtener una victoria electoral que les permita convertir a Colombia en el modelo socialista del siglo XXI como ahora llaman a los estados totalitarios comunistas; la izquierda colombiana siempre ha tenido representantes en el Congreso y otros cuerpos colegiados y jamás han logrado una transformación cierta del modelo democrático porque sus tesis nunca han tenido acogida alguna entre la población.

Muchas son los momentos en los que el comunismo ha creído estar ad portas de “crear las condiciones objetivas para la insurrección popular y la toma del poder”, una de ellas con la conformación de las llamadas zonas de autodefensas campesinas o “repúblicas independientes” con las que se dio comienzo a la violencia narcoterrorista contra Colombia a finales de los años 50, pero jamás la “combinación de los formas de lucha” concitó el respaldo de tan siquiera un 1% de la población y a eso es a lo que le temen las Farc en esos momentos, llegar al fin del conflicto sin haber podido cambiar siquiera un ápice de las estructuras del Estado.

En lo que si son consumados expertos es en crear las condiciones “para profundizar la crisis del sistema” y así lo han demostrado en la utilización de las mismas garantías de la democracia para infiltrarse incluso en el poder público y generar toda suerte de situaciones que creen caos y anarquía, que conduzcan a dificultades de la economía y eviten cualquier solución real a la problemática de las clases vulnerables como lo demuestra su patética oposición a la reforma agraria que promoviera Alberto Lleras Camargo, cuyos postulados ahora reclaman como propios.

Si las Farc lograran que el Congreso Nacional se paralizara alcanzarían una victoria política sin precedentes. Mediante ese expediente dividirían a la sociedad en torno a la aceptación de una paz a cualquier precio, aun cediendo la misma autonomía del legislativo consagrada en la Constitución para imponerles a los colombianos un modelo político y económico que han rechazado desde siempre.

Si no pudieren imponer el modelo neocomunista encontrarían la justificación perfecta para no cumplir el compromiso de alcanzar la finalización del conflicto y legitimarían en cierto modo su naturaleza narcoterrorista contando con la certeza de que en algún tiempo vendría otro gobierno con ganas de negociar, mientras tanto habrán recuperado el reconocimiento político nacional e internacional que habían perdido en los últimos 15 años.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 19, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: