RSS

FARC NO QUIEREN LA VERDAD SOBRE VIOLENCIA EN COLOMBIA

27 Feb

FARC NO QUIEREN LA VERDAD SOBRE VIOLENCIA EN COLOMBIALa reiterada y constante intención de las Farc de ser consideradas como víctimas en el ya largo período de violencia vivido por Colombia desde que el Partido Comunista Colombiano PCC, impuso como mecanismo para alcanzar el poder la conocida “combinación de todas las formas de lucha” (política y armada), para obviar la verdad sobre esa violencia que sacude al país desde mediados del siglo pasado se erige nuevamente como amenaza contra un proceso de paz que ponga fin al conflicto armado.

En esta ocasión los voceros de la organización armada ilegal pretenden contra toda evidencia que se señale a las Farc como una de las empresas criminales responsables del despojo de tierras a miles de colombianos durante la vigencia de la llamada zona de despeje del Caguán y en el curso de sus acciones violentas contra la población civil para establecer corredores estratégicos de movilidad y para consolidar sus negocios narcotraficantes.

Con el mismo cinismo que las ha caracterizado las Farc ahora pretenden señalar que las tierras en su poder, cerca de 1.5 millones de hectáreas, no fueron producto del despojo sino de tareas de colonización. La ocupación de tierras baldías del Estado por parte de colonos campesinos, sea en forma individual u organizada, es decir, la reforma agraria de facto realizada por campesinos sin tierra a lo largo de varias décadas para reivindicar sus aspiraciones por la tierra y por una vida mejor, quiere ser presentada hoy como una acción criminal y de enriquecimiento por parte de las FARC-EP, distante de toda verdad y realidad. El Estado-victimario y despojador pretende transformarse en el Estado-víctima despojado[1]

Reforma agraria de facto es el nuevo nombre que quiere entonces dársele hoy a la conducta delictual de invadir y despojar de los títulos de legal dominio y pertenencia a los propietarios, pero sólo y cuando esta acción criminal haya sido adelantada por individuos u organizaciones de bolsillo de las narcoguerrillas, de tal manera que hoy denunciar esas conductas es una criminalización de los campesinos al declarárseles testaferros de las Farc.

La identificación de las tierras despojadas por las Farc no es resultado de la improvisación o de razones coyunturales, es un proceso que vienen dándose desde el 2008 a cargo de la Superintendencia de Notariado y Registro,  el INCODER y el INGAC, que dotaron a la Unidad de Restitución de las bases de datos sobre las víctimas de despojo o abandono forzado, “mediante el servicio de intercambio de información en tiempo real con la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras Despojadas, con base en los estándares de seguridad y políticas definidas en el Decreto 1151 de 2008 sobre la estrategia de Gobierno en Línea”.

Hay que recordar que este proceso de restitución de tierras despojadas y abandonadas debe desarrollarse bajo los postulados de la justicia transicional, los cuales buscan que la sociedad colombiana pase de un contexto de violencia a uno de paz con una democracia vigorosa e incluyente. Generar las condiciones para el uso, goce y disposición de los derechos sobre la tierra es un buen paso para ello[2].

Los procesos de justicia transicional en el mundo han estado orientados a dejar atrás como sociedad, escenarios de violación masiva y sistemática de los derechos humanos, garantizando los derechos a la verdad, la justicia y la reparación. Por lo general, dicha transición se hace flexibilizando los criterios de justicia, por tanto muchos de los perpetradores o victimarios se ven beneficiados por disposiciones como indulto, amnistía o reducción de penas[3].

Pero las Farc quieren que sólo sean tenidas en cuenta las disposiciones que les conceden graciosamente el perdón judicial a sus actos de narcoterrorismo, sin que para nada tenga que aflorar la verdad, mucho menos la justicia y la reparación, exigir esa mínima contraprestación “es patear la mesa de negociaciones” como dijera ayer Luciano Marín, alias Iván Márquez, en La Habana.

En un acto de mayor burla a sus víctimas, las Farc ahora proponen una comisión internacional para verificar los despojos cometidos por otros, no por ellas, e incluyen al expresidente norteamericano Jimmy Carter como cabeza de esa Comisión que junto a los delegados de las Farc, deberá ocuparse de la investigación y verificación de las múltiples denuncias y testimonios acerca del despojo que compromete a grandes terratenientes, empresarios, funcionarios del Estado y empresas transnacionales.


  1. ANNCOL. Declaración del Estado Mayor de las Farc. Febrero 26 de 2013. En: https://www.anncol.eu/index.php/colombia/insurgencia/farc-ep/comunicados-de-las-farc-ep/1795-feb-26-las-farc-ep-advierten-que-el-gobierno-busca-pretexto-para-romper-el-proceso-de-paz
  2. UNIDAD DE RESTITUCIÓN DE TIERRAS. Presentación. Página electrónica oficial. http://restituciondetierras.gov.co/?action=article&id=4
  3. Ibíd.
Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 27, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: