RSS

CUADERNOS DE LAS FARC II

28 Feb

LOS CUADERNOS DE LAS FARC IILAS FARC DESPRECIAN A LAS VÍCTIMAS POR RAZONES IDEOLÓGICAS

No es cuestión de negar porque sí a sus víctimas lo que lleva a las Farc a decir que estas son intrascendentes o que denunciar sus tropelías y despojos es darle patadas a la mesa de negociación como señalara ayer en La Habana Luciano Marín, alias Iván Márquez, en ello hay un convencimiento ideológico de que las víctimas no son más que un resultado necesario de su guerra para:

“(…) ir hasta la victoria o hasta la muerte en pos de los intereses más sentidos del pueblo… Tratamos de evitar al máximo los riesgos innecesarios, pero nadie en el desenvolvimiento de una guerra justa en la que nos comprometemos afondo, pensando en la emancipación y la paz con justicia social, está exento de la muerte en combate… No podemos entonces sentarnos a llorar y a lamentarnos eternamente compungirnos por cada situación que se nos presente, por grave que parezca”[1]

 Lo grave no es que las Farc insistan en tan precaria e indigna tesis, sino que el poder judicial colombiano ha querido legitimarla cuando magistrados como Carlos Gaviria Díaz, en ese entonces de la Corte Constitucional, la recogía para decir que las acciones terroristas de la narcoguerrilla buscan que otros vivan mejor, que el homicidio terrorista era conexo con los delitos políticos porque las Farc no matan para enriquecerse sino para que otros vivan mejor[2].

Así las cosas las Farc nunca van a reconocer víctimas como tales, insistirán siempre en que son apenas “daños colaterales de carácter intrascendente” como lo reiteran en sus discursos y declaraciones a los medios de comunicación nacionales o internacionales o a través de sus aparatos de la llamada prensa alternativa[3].

De tal manera que el reto para conciliar posiciones frente a la justicia transicional como resultado de algún acuerdo de paz que se lograra en La Habana es bien grande. Históricamente las Farc no reconocen el sistema legal colombiano y mucho menos la normatividad penal, el gobierno tampoco puede aceptar la pretendida legitimidad del “derecho a la rebelión armada” en que se fundan las Farc, así que la única salida viable y atendiendo la perversa insinuación del presidente de la Corte Suprema de Justicia Javier Zapata sobre que la justicia no puede ser un obstáculo para la paz; el gobierno sólo podría acceder a las pretensiones de la narcoguerrilla invocando el llamado “perdón social”,  como mecanismo para la amnistía y el indulto total a los responsables de graves crímenes de guerra y de lesa humanidad[4]

Reputados jurisconsultos como Rodrigo Uprimmy, quien no puede ser considerado como afecto al establecimiento gubernamental y mucho menos a sus FF.MM,  han señalado en pluralidad de ocasiones que las Farc han irrespetado gravemente el derecho humanitario. Por sólo citar algunos ejemplos conocidos, las Farc han secuestrado y reclutado forzadamente a menores de edad; igualmente, han ejecutado a personas fuera de combate o dirigido ataques mortíferos e indiscriminados contra la población civil. Todos esos actos son crímenes de guerra, pues son infracciones graves al derecho humanitario. Y en muchos casos, debido a su carácter sistemático, esas acciones constituyen crímenes de lesa humanidad[5].

Las Farc, al violar masivamente el derecho humanitario, han ocasionado innumerables víctimas, muchas de las cuales pertenecen a los sectores populares, como los niños campesinos reclutados a la fuerza. No es cierto que las Farc no hayan cometido crímenes contra el pueblo. Pero tampoco hay ninguna razón ética o jurídica que justifique que las Farc no deban también rendir cuentas por los crímenes de guerra que han ocasionado contra los militares y las élites colombianas[6].

Nada claro entonces será el panorama de las negociaciones de La Habana en materia de la verdad, la justicia y la reparación, en tanto la sociedad colombiana no puede terminar aceptando que es la victimaria y los narcoterroristas las víctimas de un conflicto impuesto por la ideología comunista a mediados del siglo pasado y no por el Estado colombiano como predican.

Juan Pablo II señalaba que no hay paz sin justicia y no puede haber justicia sin perdón, eso es un mandamiento espiritual que tiene acogida en todo el mundo cristiano y no cristiano, pero el perdón no es gratuito, requiere un ejercicio de contrición, reconocer la falta y comprometerse a no repetirla haciendo lo necesario para reparar a quien fue ofendido. Las Farc pretenden una paz sin justicia que no tendría ninguna legitimidad desde cualquier norma moral, ética o legal existente a la luz del derecho internacional humanitario o de los derechos humanos en el universo entero pues el narcoterrorismo no puede justificarse por ninguna razón ideológica so pena de condenar a las sociedades al caos y la anarquía totales.

LOS CUADERNOS DE LAS FARC I


  1. FARC. In memoriam. Marzo 26, día del derecho universal de los pueblos a la rebelión armada. En: http://es.scribd.com/doc/101978191/Inmemorian
  2. Ver vídeo completo en http://www.youtube.com/watch?v=P0apxkBPlOU
  3. BBC MUNDO. Farc: “Somos víctimas de esta guerra”. Entrevista a Ricardo González, alias Rodrigo Granda. La Habana. 13 de septiembre de 2012. En: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/09/120913_farc_entrevista_bbc_rodrigo_granda_colombia_jp.shtml
  4. EL TIEMPO. La justicia no será obstáculo para la paz. Corte Suprema. Entrevista a Javier Zapata, presidente de la CSJ. 8 de septiembre de 2012. En: http://www.eltiempo.com/politica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12206236.html
  5. UPRIMMY, Rodrigo. Las Farc y sus víctimas. El Espectador. 27 de octubre de 2012. En: http://www.elespectador.com/opinion/columna-383620-farc-y-sus-victimas
  6. Ibíd.
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en febrero 28, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “CUADERNOS DE LAS FARC II

  1. Juan Herrera

    marzo 5, 2013 at 2:23 pm

    Estemos o no de acuerdo, el Señor Santos y sus escuderos darán indulto, pensión, tierras y cargos a los bandidos de las Farc. No vale la pena decir o contradecir, nos tocará decir “alea jacta est”, porque al gobierno solo le interesa una llamada paz que no es sino un sainete con algunos viejos acabados de las Farc, que no tienen ya, ni voz ni mando dentro de esa organización. La guerra seguirá porque hay otros jefes más jóvenes y con ganas de poder. acaso el narco tráfico se acabó con la muerte de Escobar o Rodríguez Gacha y tantos otros?. esta será otra facción de bandidos como los del M-19, que tendrán acceso a todo, para confirma que en Colombia, el crimen si paga.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: