RSS

OTRO APARATO DE LA IZQUIERDA QUE QUIERE SER PARTE DE LA MESA DE LA HABANA

13 Mar

OTRO APARATO DE LA IZQUIERDA QUE QUIERE SER PARTE DE LA MESA DE LA HABANAMientras el presidente Santos envía a sus delegados a pedirle a las Farc que por favor no sigan matando colombianos y descalifica e injuria a quienes critican la forma en que se adelanta el proceso de La Habana, la izquierda colombiana de consuno con las Farc no paran en armar el andamiaje sobre el que construyen ese proceso al acomodo de sus intereses sectarios y radicales.

Ahora las Farc dicen que recibieron una solicitud de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc), para que sus puntos de vista sean tenidos en cuenta en la definición del tema agrario, como si fueren diferentes a lo que ya expresaron las narcoguerrillas en todo este tiempo; la Anzorc es la base de la Marcha Patriótica que responde al proyecto político fariano y su inclusión como vocera de los campesinos simplemente serviría para apuntalar la visión colectivizante que el anacrónico comunismo pretende imponer en las negociaciones.

Sería otro aparato político afín al narcoterrorismo en la mesa, como ya el gobierno avaló la presencia de la Marcha Patriótica, del Movice, los Ciudadanos y Ciudadanas por la Paz,  los colectivos de abogados y diversas ONGs de orientación marxista-leninista y manipulados por el Partido Comunista Colombiano o Partido Comunista Clandestino o Movimiento Continental Bolivariano, mientras han sido excluidos voceros de las víctimas o la expresión de las verdaderas organizaciones agropecuarias y ganaderas simplemente son reducidas a las conclusiones de los foros infiltrados por las mismas narcoguerrillas y la izquierda.

Si bien es cierto las llamadas Zonas de Reserva Campesina ZRC, están contempladas en la legislación colombiana (Ley 160 de 1994) y hacen parte del  Sistema Nacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural, no menos cierto es que estas, como muchos otros organismos rurales y urbanos, fueron descuidados por el Estado que se limitó a un control burocrático ineficiente e ineficaz permitiendo que fueran copados por intereses ajenos al Estado social de derecho, especialmente por las organizaciones armadas ilegales y sus aparatos políticos.

Inspirada en el precepto constitucional según el cual es deber del Estado promover el acceso progresivo a la propiedad de la tierra de los trabajadores agrarios y a otros servicios públicos rurales, con el fin de mejorar el ingreso y la calidad de vida de la población campesina, las ZRC se convirtieron en un instrumento político de las Farc y la izquierda no sólo para la agitación social, sino fundamentalmente como camuflaje de las actividades de apuntalamiento de corredores estratégicos para la actividad narcoterrorista ora mediante la implantación de poblaciones sujetas a los dictados del Secretariado y los cabecillas de las estructuras criminales, ora mediante el despojo de tierras y la expulsión de aquellos pobladores que se negaran a acatar tales directrices.

La incorporación de las ZRC, su ampliación y la pretendida autonomía administrativa y política que reclaman las Farc en La Habana no tiene otro objetivo que replicar la experiencia de las llamadas “repúblicas independientes” de los años 50 y garantizarle a la narcoguerrilla unos feudos donde puedan imponer la férrea disciplina marxista-leninista con exclusión absoluta de cualquier expresión democrática con la excusa de   la promulgación de mandatos populares regionales, en el tema agrario que agrupa comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinos como expresión soberana del poder constituyente popular, que condensen las demandas por la solución política y la paz con justicia social en defensa de la tierra y el territorio para las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas[1].

El único objetivo de las Farc es la legitimación de las tierras que despojaron, la protección de sus narcocultivos y la creación de repúblicas independientes como garantía de sus protervos fines narcopolíticos como laboratorio de germinación y expansión a largo plazo de su llamada plataforma bolivariana.


  1. PRENSA RURAL. III Encuentro nacional de Zonas de Reserva Campesina .San Vicente del Caguán, 22 y 23 de marzo de 2013. En: http://prensarural.org/spip/spip.php?article10282
Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en marzo 13, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “OTRO APARATO DE LA IZQUIERDA QUE QUIERE SER PARTE DE LA MESA DE LA HABANA

  1. Luis Jorge Pulido

    marzo 20, 2013 at 3:18 am

    Cuando “DAR PAPAYA” se convierte en un DRAMA este es el caso de Juanma que se encuentra en LA SIN SALIDA todo gracias a su hermanito y al cuasimamerto asesor de seguridad suyo Sergio Jaramillo.Y es que las farc que en cincuenta años nunca se habían encontrado con alguien que les diera papaya andan como locas aprovechando semejante coyuntura.Juanma les tendió la mano y ellos se le tomaron hasta el pescuezo. Este drama no tendría mayor repercusión si fuera algo personal entre la guerrilla y Juanma. Infortunadamente no es así, pues todos los colombianos sin excepción estamos involucrados con las consecuencias de tipo social, político y económico que se derivan de semejante SAINETE.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: