RSS

NO ES EL DESPEJE DE UNA ZONA, ES EL DESPEJE DE TODO EL PAÍS

26 Mar

NO ES EL DESPEJE DE UNA ZONA, ES EL DESPEJE DE TODO EL PAÍSTiene razón el ministro Fernando Carrillo al señalarle al ex presidente Pastrana que el proceso actual no contempla el despeje de una zona como la del Caguán en referencia al fallido proceso con las Farc llevado a cabo durante su gobierno; ahora se le despejó a las narcoguerrillas todo el país mediante leyes aprobadas para favorecerlas política y jurídicamente, y acuerdos secretos de los que se desprende se les concederá autonomía y control territorial.

Pese a que las FF.MM en cumplimiento de sus deberes constitucionales y legales lograron reducir a las narcoguerrillas a su más pobre expresión en 50 años, este gobierno les ha devuelto un protagonismo inmerecido al reconocerles ante el mundo una capacidad de interlocución nacional o internacional sólo reservada para los ejércitos triunfadores, ayudándole a ocultar su naturaleza narcoterrorista para que hoy sean vistas como fuerza insurgente a la luz del derecho internacional.

El sacrificio de miles de soldados y policías a lo largo de estos años de lucha contra el flagelo narcoterrorista, para preservar la democracia y las instituciones republicanas, es botado al lado del camino para permitir el tránsito de los afanes egoístas de un gobernante que sólo vislumbra su figuración personal, circunstancia magistralmente aprovechada por los bandoleros para mostrarse como víctimas del Estado social de derecho, el cual parece van a derrotar para imponer mediante acuerdos un régimen totalitario marxista-leninista con los ropajes bolivarianos del socialismo del siglo XXI.

No basta con la impunidad otorgada reformando la constitución para imponer el perdón y olvido a los terroristas por 50 años de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad contra el pueblo colombiano; ahora viene la concesión de zonas de reserva vedadas a la autoridad del Estado con el falaz argumento de considerarlas de reserva campesina y seguramente leyes que permitan que sean los militares y policías que los combatieron quienes sean señalados, en esa historia de la ignominia que se está escribiendo, como culpables de la violencia demencial que el comunismo nos impuso desde los años 50 mediante la combinación de las formas de lucha, ahora considerada como “derecho a la rebelión armada”.

Ya los aparatos políticos de las Farc han dado muestras suficientes de su poder extorsionador contra el Estado al lograr que a los militares, por ejemplo, se les aplique una inconstitucional retroactividad de la ley penal y se les desconozcan las garantías del debido proceso y la defensa en casos como los del Palacio de Justicia, Mapiripán o que deban asumir la responsabilidad por acción o por omisión de los actos irracionales de las narcoguerrillas o de las autodefensas ilegales como lo han pretendido demostrar las Cortes y un poder judicial cooptado por el PC3 y los organismos de control que han hecho el juego a la guerra jurídico-política por parecer “progresistas”, por temor a que los casos lleguen a cortes foráneas, como sucede si fallan o no como pretenden las Farc, o por convicción ideológica como la del magistrado que consideró a los terroristas luchadores altruistas que asesinan para que otros vivan mejor.

La reforma a la justicia penal militar planteada por este gobierno no es más que un paño de agua tibia y no una garantía real de defensa de los militares y policiales a la arremetida que sobrevendrá ante un eventual acuerdo de paz con los terroristas, la experiencia internacional en Centro América y el Cono Sur así lo demuestra y el que aquí ahora Cortes y jueces acepten los testimonios de los mismos terroristas como argumento para condenar a soldados y policías dan cuenta del camino que habrá de transitarse.

El gobierno Santos Calderón debería sincerarse y decir de una vez por todas qué acuerdos existen y cuáles va a protocolizar y no pedirle mayores sacrificios a nuestros soldados y policías en una guerra contra el narcoterrorismo que se gana en el campo de batalla pero que va a perderse en las mesas de negociaciones o en los estrados judiciales. El trinomio triunfador sobre el narcoterrorismo conformado por la unidad de voluntades de gobierno-fuerzas militares-pueblo se rompió desde el 7 de agosto de 2010 y fuerzas militares-pueblo ahora son abandonados a los designios de un enemigo sagaz políticamente que impone sus minorías atávicas sobre la voluntad mayoritaria de un pueblo que había elegido otro destino.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en marzo 26, 2013 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “NO ES EL DESPEJE DE UNA ZONA, ES EL DESPEJE DE TODO EL PAÍS

  1. Rosita Welcker

    marzo 26, 2013 at 11:06 pm

    AHORA SI MEJOR DICHO SANTOS ENTREGO EL PAIS SIN SIQUIERA DECIRLE AL PUEBLO QUE LO ELIGIO SI ESTA BIEN O NO ESTE BANDIDO DE SANTOS ES TRAIDOR VENDE PATRIA

     
  2. Juan Herrera G.

    marzo 27, 2013 at 3:01 am

    El traidor Santos y su equipo de bandidos debe ser sacado de Palacio cuanto antes, No podemos admitir que se entregue el país en una forma tan estúpida como lo hace este gobierno. De la misma manera al lagarto inmundo de Roy Barreras, debemos los colombianos sacarlo de cualquier lista de congresistas y relegarlo al ostracismo, no es posible que tengamos en la actualidad esa camarilla de ineptos dirigiendo el país. En el paro cafetero nos dimos cuenta que tipos como el Ministro Carrillo, son peligrosos para los ciudadanos de bien. Estamos esperando que alguien lidere un referendo ya mismo para que acabemos de una vez por todas con estos tráfugas apátridas que venden la nación.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: