RSS

LA IMPUNIDAD RONDA CRIMEN DE MONSEÑOR DUARTE CANCINO

28 Mar

LA IMPUNIDAD RONDA CRIMEN DE MONSEÑOR DUARTE CANCINOTal vez los miles de feligreses que aún se conduelen por el crimen de Monseñor  Isaías Duarte Cancino, la Iglesia católica y quienes piden justicia por el asesinato cometido por las Farc y por el cual existían órdenes de captura entre otros contra Timochenko e Iván Márquez, sean ahora considerados por el gobierno de Juan Manuel Santos como guerreristas y enemigos de la paz por rechazar el absurdo fallo del Tribunal Superior de Cali que tendió un manto de impunidad para los autores, seguramente atendiendo el falso clima de paz que quieren imponer a Colombia el mandatario y los narcoterroristas.

Estos campeones del engaño logran empantanar desde el comienzo la verdad y desviar las investigaciones” aseguró Monseñor Darío Monsalve, quien no se ha distinguido precisamente como un opositor a los diálogos de La Habana o a la llamada salida política al conflicto y que ahora se muestra sorprendido ante el tamaño engaño que se fragua en Cuba contra la verdad, la justicia y la reparación que deben ser el fundamento de un acuerdo de paz.

Mucho más se sorprenderán los colombianos cuando Timochenko e Iván Márquez y demás criminales de las Farc reciban la absolución completa por parte del poder público, sino que en virtud de los mentirosos acuerdos pasen a ocupar sendas curules en el Congreso y demás órganos colegiados desde donde emprenderán la guerra total para que quienes los combatieron, rechazaron o criticaron sean considerados responsables de la violencia irracional que ellos por más de 50 años desataron.

No es extraño el fallo del Tribunal Superior de Cali, tales decisiones judiciales ya estaban anunciadas desde que el ex magistrado Carlos Gaviria Díaz elevó a los narcoterroristas a prohombres de la patria, luchadores altruistas que asesinan para que otros vivan mejor. Lo que hoy deberían explicar estos apologistas de la narcoguerrilla es a cuántos caleños les mejoró la calidad de vida gracias al protervo asesinato de un guía espiritual Duarte y religioso como lo fue Isaías Duarte Cancino para los católicos de Cali y del país.

Recurriendo a inexplicables leguleyismos los magistrados del Tribunal Superior de Cali, emulando a sus pares de la justicia bolivariana, absolvieron a cinco terroristas de las Farc, ‘Alfonso Cano’, ‘Timochenko’, ‘Efraín Guzmán’, ‘Pablo Catatumbo’ e ‘Iván Márquez'”, que habían sido condenados a 25 años de cárcel y debían pagar una indemnización de 1.000 millones de pesos a los familiares del prelado por perjuicios morales en un proceso donde se respetaron las debidas garantías y se hizo incluso abuso del derecho a la defensa; las pruebas de cargo ahora son venalmente rechazadas aduciendo presuntas inconsistencias en las declaraciones de unos testigos del asesinato ocurrido a la salida de un oficio religioso en el 2002.

En ese proceso también estaba involucrado alias Mincho, el gran amigo de la ex senadora Piedad Córdoba salvado por esta de su captura en Neiva al reclamar que era un defensor de los derechos humanos y que luego le organizó las reuniones políticas para salir elegida con votos en el Valle, Cauca y Nariño, algo que la Corte Suprema de Justicia ha ignorado recurrentemente para no abocar el conocimiento de la farcpolítica.

Cosa contraria sucede cuando el procesado es un ciudadano que combatió a las narcoguerrillas, allí para estos jueces de pacotilla las mentiras de cualquier delincuente o testigo fabricado son más que suficientes para condenar ignorando las pruebas que lo exculpan; el fallo de Cali es la compuerta que se abre para garantizar la impunidad a los criminales narcoguerrilleros conforme a lo determinado en el llamado marco jurídico para la paz y a la petición de Juan Manuel Santos de que la justicia no se convierta en obstáculo para la paz.

Cuántos Oficiales, Suboficiales y Soldados están privados de la libertad por las declaraciones de terroristas de las Farc y de sus apologistas como Iván Cepeda o Javier Giraldo; cuántos fueron retirados de las fuerzas de manera deshonrosa por petición de esos mismos canallas y por actitudes cobardes de los gobernantes de turno que prefieren sacrificar al soldado antes de combatir al criminal.

Para los magistrados caleños la innegable alianza entre Farc y bandas criminales que ejecutan a su nombre los delitos como el de Monseñor Duarte Cancino no han sido suficientemente probadas y han sido sistemáticamente negadas por la narcoguerrilla al señalar que ella no ha generado víctimas en el país durante los 50 años de demencial violencia que han desatado. En efecto, dicen que uno de los testigos identificado como Julio no aparece en la relación de miembros del Frente 30 de las Farc, como si éstas fueran oficiales y dignas de credibilidad cuando son suministradas por los mismos delincuentes.

El Tribunal Superior de Cali concluye que Monseñor Duarte Cancino fue responsable de su propia muerte por “la jerarquía del religioso, su postura frente a los grupos al margen de la ley y el eco en los medios de sus ideas”, lo que lleva a considerar como razonable el móvil del asesinato. Hoy vivimos impasiblemente el desmadre de toda la naturaleza del Estado social de derecho propiciada solamente para satisfacer el deseo de un gobernante y sus áulicos, derrotados electoralmente por el pueblo colombiano, para perpetuarse en el poder.

Anuncios
 
4 comentarios

Publicado por en marzo 28, 2013 en Opinión Pública

 

Etiquetas: ,

4 Respuestas a “LA IMPUNIDAD RONDA CRIMEN DE MONSEÑOR DUARTE CANCINO

  1. Rosita Welcker

    marzo 29, 2013 at 12:26 am

    PERO SOLO DIOS LOS AJUSTICIARA PORQUE NADA SE QUEDA IMPUNE ANTE DIOS MONSENOR DUARTE CANCINO FUE MARTIR POR DECIR LA VERDAD ESOS ASESINOS NO MORIRAN EN SU CAMA

     
  2. Luis Jorge Pulido

    marzo 29, 2013 at 10:31 pm

    El fallo del Tribunal Superior de Cali l absolviendo a los asesinos de Monseñor Duarte Cancino, pasara a la historia como un MONUMENTO A LA ANTIJURIDICIDAD.No debe extrañar a nadie, sinembargo. Una ciudad en donde los tentaculos del narcoterrorismo se han venido apoderando de todos los estamentos sociales politicos y juridicos.

     
  3. Nestor Arboleda

    abril 20, 2013 at 2:50 pm

    Este fallo de esa justicia, nos da a entender que la realidad de esos señores que dicen ser jueces, son participes de las jugarretas de la FARC. Son vendidos, para mantener lo que creen es justicia. No son mas que parte de la delincuencia Colombiana. El asesino, es solo por llevar un sobre-nombre, pero ni eso da prueba de lo que hacen y asesinan…que es lo que el juez espera, para condenar?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: