RSS

LOS MILITARES COMO VÍCTIMAS EN LOS CONFLICTOS

16 Abr

LOS MILITARES COMO VÍCTIMAS EN LOS CONFLICTOSEn el día de ayer Israel celebró su Día de los Caídos honrado a los muertos que cayeron en sus guerras. Pero para Israel, el espectro de más guerras aún se cierne en el horizonte. Los líderes israelíes permanecieron en silencio y escuchando el sonido de sirenas todo el país recordó a sus soldados caídos. Para el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, las familias que perdieron seres queridos, en defensa del Estado de Israel, son “el símbolo de la sociedad israelí”. “Este es un dolor muy difícil de sobrellevar”, destacó.

También en el Perú la sociedad civil se ha unido al dolor de las familias de los soldados y policías caídos en combates contra las organizaciones narcotraficantes y terroristas en los últimos años y en emotivos actos  la población se batía en sonoros aplausos, y haciendo flamear banderas peruanas y pañuelos blancos en señal de paz, lanzaban arengas de apoyo y agradecimiento al esfuerzo y valentía del personal castrense, que ofrendó su vida en defensa de la patria.

El pasado 9 de abril en Bogotá apenas si la prensa recogía el reconocimiento a soldados y policías de quienes el Presidente Santos decía se convirtieron también en víctimas del conflicto armado interno que las Farc y el Eln, mediante la combinación de las formas de lucha comunista o socialista, desataron hace más de 50 años en el país. En este conflicto han sido precisamente los soldados y policías las víctimas invisibles, se cuentan por miles los muertos e incapacitados; son 196 los desaparecidos de los que muy pocos reclaman e incluso aquellos que purgan penas en cárceles del país por delitos que no hubieren cometido si el conflicto no hubiere existido.

Son hasta ahora incipientes las acciones para el reconocimiento de esa calidad de víctimas amparadas por el Derecho Internacional Humanitario como las que se adelantan en el Departamento del Cesar donde se adelanta un censo de las víctimas de las organizaciones al margen de la ley, por parte de la Procuraduría y cuya convocatoria vence este próximo 25 de abril de 2013.

Cabe destacar que todos los actos cometidos por las organizaciones al margen de la ley se convierten en violación a los Derechos Humanos y una infracción al Derecho Internacional Humanitario, no sólo en contra de la población civil, sino en contra de los militares que diariamente tienen la obligación de contrarrestar su accionar y que en esa tarea resultan afectadas ellos y sus familiares, quienes padecen en algunos casos su muerte o tienen que apoyar su proceso de recuperación física o psicológica cuando quedan con lesiones permanentes.

Y es que si bien la profesión militar o policial es de alto riesgo, ello no quiere decir que la muerte o las heridas proferidas por la acción de los grupos criminales puedan ser vistas como un simple resultado de su ejercicio; el riesgo profesional no es un amparo para quienes cometen los delitos en su contra, es un indicador al Estado y la sociedad de un mayor deber de protección a estos servidores públicos.

El grupo de defensores agrupados en Defensoría Militar DEMIL, tiene documentados 10.248 casos de militares muertos, heridos, desaparecidos y secuestrados entre 2003 y 2009 en todo el país, el 90 por ciento de los cuales está en la impunidad a pesar de que muchas de las acciones de las organizaciones armadas ilegales constituyen a la luz del Derecho Internacional Humanitario verdaderos crímenes de guerra.

Y es que el país no puede olvidar en la construcción de su memoria histórica las oprobiosas e indignantes imágenes conocidas por el mundo de cientos de soldados y policías reducidas a condiciones inhumanas en los campos de secuestro de las Farc, ni a los otros cientos asesinados en condiciones de cautiverio o de indefensión en veredas y caminos del país cuando se desplazaban desarmados y de civil, tampoco a aquellos que fueron rematados o incinerados después de una emboscada o ataque terrorista, situaciones de las que los medios de comunicación han dado noticia y que deben seguramente ser conocidas por la Fiscalía y el Poder Judicial.

El uso de artefactos explosivos prohibidos expresamente en las normas internacionales ha sido una constante de las Farc especialmente en los últimos años como parte de su Plan Renacer; entre 1990 y marzo de 2012, 6.091 miembros de la Fuerza Pública han sido víctimas de las minas antipersonal prohibidas por la Convención de Ottawa, es decir el 62% del total de víctimas, los otros 38% están constituidos por civiles, especialmente mujeres y niños, dada la forma indiscriminada en que las Farc utilizan ese recurso ilícito.

Es un hecho que en el proceso de diálogos para la finalización del conflicto que gobierno y Farc adelantan en La Habana el tema de la reparación de las víctimas militares y policiales debe ser tenido en cuenta, como lo debe ser también la aplicación de los beneficios jurídicos diseñados para los miembros de esa organización armada ilegal, que sin lugar a dudas deben ser extendidos a militares y policías que transgredieron la ley con ocasión de ese conflicto; no pueden repetirse errores del pasado dice el Presidente Santos y uno de ellos, con ocasión de la amnistía e indulto al M-19 y otras organizaciones irregulares desmovilizadas, fue el no contemplar para los mismos fines a soldados y policías que los combatieron lo que hoy representa una gran inequidad e injusticia porque quienes propiciaron el conflicto gozan de todos los derechos civiles y políticos, mientras que soldados y policías son enjuiciados como criminales aduciéndose excesos en la respuesta a la agresión armada de los terroristas.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en abril 16, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “LOS MILITARES COMO VÍCTIMAS EN LOS CONFLICTOS

  1. Juan Herrera G.

    abril 18, 2013 at 2:47 pm

    Los primeros hombres que sienten el dolor que produce la violencia son los soldados y policías, aquellos en campos minados y éstos en las junglas de cemento que albergan toda clase se sediciosos y enemigos de la patria, bajo el nombre de ciudadanos. Esperemos que ahora cuando parecen negociar el futuro de Colombia, para entregarla a la izquierda de Timochenko y Teodora, al menos se den las migajas para los soldados heridos y desmembrados, además, se requiere que aquellos que han sido enjuiciados por la mafia fiscal con testimonios comprados o forzados por las Farc, queden inmediatamente en libertad.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: