RSS

NI UNA SOLA MENCIÓN DE LOS SUPUESTOS MEDIOS LIBRES

21 Abr

NI UNA SOLA MENCIÓN DE LOS SUPUESTOS MEDIOS LIBRESEl gobierno de Maduro retó a los medios de comunicación a estar con él o definirse con la oposición, ateniéndose a las consecuencias de veto, censura y persecución que implican optar por la segunda opción; pero ni un solo medio de comunicación en el continente, incluso aquellos que se quejan de persecución, se pronunció al respecto antes de la reunión de UNASUR, mucha menos expresión de protesta se sintió en los medios de comunicación colombianos tan prestos a invocar o liderar el derecho de la libre información.Los medios de comunicación, comerciales como debemos identificarlos, se quejan de que América Latina se ha convertido en una de las regiones del planeta que presenta un mayor deterioro en cuanto a la libertad de prensa, según informes de la organización Freedom House que evalúa el desempeño de 197 países  CITATION VOZ12 \l 3082 (VOZ DE AMÉRICA, 2012), pero guardan silencio cómplice ante situaciones de hecho contrarias a la democracia como las sucedidas reiteradamente en Venezuela, mientras magnifican lo ocurrido en Honduras o Paraguay, incluso acolitando medidas de restricción a los pueblos de estos países alentadas desde el gobierno bolivariano con el apoyo de los espurios organismos creados gracias a su poder de constreñimiento derivado de la riqueza petrolera.

UNASUR y la ALBA no reemplazan a la decrépita OEA, que a la luz del derecho internacional, a pesar de los bolivarianos, sigue siendo el único organismo regional con asiento de decisión en los foros internacionales. Una OEA que rechazada expresamente por Maduro y el aparato político neocomunista en Venezuela, tiene el grosero atrevimiento de tomarse la vocería de América Latina y el Caribe para reconocer el ilegítimo gobierno en contravía a lo que expresó en los casos de Ecuador, Honduras y Paraguay.

En esos casos los medios de comunicación y los organismos rectores de las relaciones internacionales, no dieron tiempo a la exposición de defensa de los países afectados para calificar la decisión de los organismos legislativos como golpe de estado, el bolivarianismo hirsuto impuso su peso, de la misma manera como ahora desconocen y aplastan el clamor de más de la mitad del país venezolano para legitimar un gobierno indubitado por su propio pueblo. Mal precedente en la historia de la democracia y la libertad que al parecer ahora exhibe la entonces obsoleta Carta Interamericana.

Es evidente entonces que los medios de comunicación social, al menos en Colombia, no atienden lo dispuesto en el art. 20 de la Constitución, sino sólo y necesariamente a sus intereses comerciales al costo de sacrificar la verdad y la imparcialidad de la información que reclama el derecho fundamental para todo ciudadano y la sociedad como objeto del bien común.

Silenciar todo lo referente al reclamo de la mitad de la sociedad venezolana, para legitimar las decisiones del gobierno, ciertamente riñe con las responsabilidades sociales que conllevan el ejercicio de la libertad de prensa.

Los colombianos no nos enteramos de lo que sucede en Venezuela por los medios de comunicación que tenemos oficialmente, es la internet la que nos alimenta de lo que en tiempo real está sucediendo y esa realidad fáctica es distinta a la que los medios de comunicación en Colombia quieren presentar invocando lo diseñado por los medios oficialistas del espurio gobierno de Maduro.

De tal manera que en aras de la verdadera libertad de prensa y el ejercicio de los derechos fundamentales de los ciudadanos, lo primero sería exigir información sobre lo que sucede en Venezuela más allá de los actos protocolarios a los que, repetimos, hipócritamente asistieron nuestros gobernantes.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en abril 21, 2013 en Opinión Pública

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta a “NI UNA SOLA MENCIÓN DE LOS SUPUESTOS MEDIOS LIBRES

  1. Juan Herrera

    abril 21, 2013 at 3:26 pm

    Los dueños de la prensa o propietarios de periódicos tienen reserva de información y la ejercen sobre sus empleados, los periodistas, que para sobrevivir deben contar lo que el jefe quiere, entonces, las pautas del gobierno sumadas al parentesco del presidente con dueños de medios hace el resto. Ni modo de disentir de sus amiguis y ahora les parece gracia ser bolivarianos y socialistas, la materia gris no les da para mas. Lastima de prensa colombiana y que pesar de los periodistas alquilados que no pueden ser ni bolivarianos ni colombianos.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: