RSS

EXIGIR EL FIN DE ACCIONES TERRORISTAS CONTRA LA POBLACIÓN CIVIL

30 May

EXIGIR EL FIN DE ACCIONES TERRORISTAS CONTRA LA POBLACIÓN CIVILEs una obligación ineludible del gobierno nacional, los garantes y acompañantes internacionales y de la sociedad civil, exigirle a las Farc el cese inmediato de toda acción terrorista contra la población civil en aquellas regiones donde sus estructuras criminales siguen operando.

Una cosa es que las negociaciones políticas no impliquen el cese de hostilidades entre la Fuerza Pública y los reductos narcoguerrilleros y otra muy distinta que estos continúen desarrollando conductas tipificadas en el derecho internacional humanitario como delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra, lo cual desde ningún punto de vista puede ser aceptable o explicable.

La comunidad de San Vicente del Caguán en un Foro por la Paz acaba de denunciar que las Farc han intensificado el reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes  en escuelas y en los hogares campesinos, algo que el mundo entero repudia y que debe trascender en la mesa de negociaciones.

Llama la atención que tanta ONG y movimientos que se autoproclaman defensores de derechos humanos para lanzar permanentemente acusaciones contra el Estado y las FF.MM, ninguna se ocupe de la defensa de los derechos fundamentales de nuestros niños, niñas y adolescentes amenazados no sólo por el reclutamiento forzado, sino por la persistencia de las narcoguerrillas y otras bandas criminales de sembrar minas antipersonal en caminos y veredas rurales afectando principalmente a infantes y adolescentes.

Mientras los fantasmas de la violencia entre narcotraficantes e izquierda en los años 80 y 90 es aireada permanentemente para extorsionar a los colombianos,  ni una palabra, ni una línea de condena a la comisión de esos delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra que los terroristas cometen a diario contra el futuro de Colombia.

Debe recordarse que el reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes en el conflicto colombiano no solo tiene que ver con su destinación a acciones de guerra por parte de las narcoguerrillas, sino que va conexo a la explotación sexual y el narcotráfico como lo denuncian permanentemente las mismas comunidades afectadas en regiones de la Orinoquía, la Amazonía y el Suroccidente del país.

El reclutamiento de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años es condenado por el derecho internacional humanitario; la UNICEF ha señalado que “Niños Soldados son aquellos menores de 18 años de edad, vinculados a grupos armados regulares o irregulares, es decir estatales o no estatales, en distintas calidades operativas. Consideramos no sólo aquellos niños que sostienen o han sostenido un arma: Dentro de este universo de personas también están aquellos otros que realizan todo tipo de actividades de apoyo logístico o de inteligencia: hablamos de niños informantes, mensajeros, rastreadores, cocineros, etc.”.

La Declaración del Cabo (1997), incluye a todos los niños, niñas y adolescentes utilizados para cualquier fin con ocasión de un conflicto, no sólo a los que portan o han portado armas.  Estos niños, niñas y adolescentes son considerados internacionalmente como víctimas del conflicto y por eso las normas exigen un tratamiento especial y diferenciado para ellos, mientras ordena mayores penas para los adultos que han intervenido directa o indirectamente al reclutamiento forzado de los menores.

En agosto de 2012 las cifras oficiales y de otras fuentes señalaban que al menos 18.000 menores se encontraban en esta situación de reclutamiento forzado, la mayor parte en manos de las Farc, Eln y sus aliadas bandas criminales como Los Urabeños y Los Rastrojos.

Pero las Farc han respondido cínicamente señalando que ellos no hacen parte de ningún acuerdo internacional o nacional sobre el particular y que se rigen por sus propias normas que señalan que un niño, niña o adolescente después de los 10 años es apto para la guerra.

¿Cómo reclutan las Farc? La Comisión del Trabajo de Masas de las Farc llega hasta las veredas remotas. Son 3 ó 4 guerrilleros por grupo. En ocasiones visten el camuflado, llevan los rifles terciados y los brazaletes que los identifican como miembros de la guerrilla. A veces, llegan de civil. Saludan a los presentes en la escuela o a los dueños de la casa, como si los conocieran de toda la vida. Conversan un rato, les ayudan a lavar la loza o a hacer el almuerzo. Mientras tanto, ellos hablan de la debilidad del Estado, de que ellos son la autoridad y que están allí para protegerlos. Los convencen. Su intención: conocer las familias y lograr su simpatía. Su objetivo: identificar a sus potenciales combatientes. Su meta final: reclutar (SEMANA, 2006).

Es un hecho que muchos maestros, padres de familia y autoridades de alejados caseríos no denuncian oportunamente porque viven bajo la zozobra de la amenaza de los bandidos, muchas veces esas denuncias son desatendidas por la Fiscalía o los jueces ora por temor, ora por compromisos ideológicos de algunos investigadores u operadores judiciales que dilatan o declaran la preclusión de cualquier acción penal contra los perpetradores aduciendo falta de pruebas o errores técnicos para procesarlos.

Es evidente que es el momento propicio, ahora que se va a discutir en La Habana lo concerniente a la participación política de las Farc, para convertir en requisito sine qua non para alcanzar así sea acuerdos previos, que esa narcoguerrilla cese todo tipo de acciones terroristas contra la población civil, especialmente contra los sectores más vulnerables como son los niños, niñas y adolescentes colombianos. No se justifica proseguir en medio de esas acciones criminales so pena de legitimar las conductas y a sus autores, en tanto este tipo de delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra no pueden ser sujeto de amnistías, indultos o penas simbólicas en la misma justicia transicional.

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en mayo 30, 2013 en Opinión Pública

 

3 Respuestas a “EXIGIR EL FIN DE ACCIONES TERRORISTAS CONTRA LA POBLACIÓN CIVIL

  1. Augusto Gutiérrez G.

    mayo 31, 2013 at 5:45 pm

    Excelente artículo. Cierto en su totalidad. Gracias “Colombia opina” por sus invaluables aportes a la visión de quienes no pueden y no quieren ver la realidad de estas negociaciones de paz, sin darse cuenta que Santos es TOTALMENTE DE IZQUIERDA, pero disimulada y solapadamente, como todo lo de él.

     
  2. Augusto Gutiérrez G.

    mayo 31, 2013 at 5:52 pm

    Es de resaltar el silencio absoluto de Santos sobre las amenazas chantajistas e ilógicas del inmaduro Maduro y de Diosdado Cabello, patanes y miserables absolutos. Cualquier colombiano (todos heridos en nuesto orgullo y sentido patrio) ya hubiera respondido algo.
    Será su notoria falta de carácter, de gobernabilidad, de virilidad, de dignidad, o tal vez miedo o conveniencia ??? Siento infinita verguenza ajena.

     
  3. Nestor Arboleda

    junio 3, 2013 at 12:43 pm

    En que situacion estamos? No soy participe de la narco-guerrilla, pero tampoco acepto que se maltrate a la niñez de Colombia. Pero si desearia que el fiscal de la Nacion, que se dice que estos maleantes de la FARC, no tienen culpa de sus fechorias y que la paz llega con lo que esos mequetrefes exigen, el pueblo debe de exigirle a este tal fiscal, que actue en favor de la poblacion y no se jacte de ser uno mas de ellos, contra la vida cotidiana de Colombia, que deje el puesto si no se atreve a ser un buen fiscal…que no robe el salario, si no hace nada por prevenir y hacer justicia.
    Recuerden la AUC, que estuvo dandole guerra a la FARC…bueno, algo se hizo en esa epoca, y vinimos como colombianos a no acpterlo…hubo errores y asesinatos, pero estaban tratyando de controlar a esos asesinos. En fin, solo se puede hacer es esperar a ver que nos sucede, pero de habladurias y sin acciones, no se saca absolutamente nada. El hablarle a una persona que es ignorante, asesina, falta de cultura y que esta armado, es peligroso tratarle de hacerle caer en cuenta, lo mal que actuo o que actua, para tratar de escaparse en burla de la realidad, en que pague su condena y se atreva a enfrentarse a la justicia.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: