RSS

LOS OBJETIVOS DESESTABILIZADORES DE LA ALBA

09 Jun

LOS OBJETIVOS DESESTABILIZADORES DE LA ALBAMientras el neocomunismo latinoamericano ponía el grito en el cielo y acusaba a Colombia de querer desestabilizar Latinoamérica por los anuncios gubernamentales de un acuerdo de cooperación con la OTAN y su posible ingreso a la OCDE, la ALBA revive el viejo sueño de Hugo Chávez y anuncia un impulso a la creación de un Consejo de Defensa, la creación de una Escuela Militar de orientación socialista y un acuerdo de cooperación militar que supla a la Junta Interamericana de Defensa.

No hay duda que la ALBA no está llamando a la integración de América y del Caribe, está propugnando por la destrucción de organismos continentales que han probado su eficiencia y que pueden ser mejorados si se quiere; la crisis de la OEA por ejemplo, obedece a la actitud timorata de su actual Secretario, el chileno Insulza, presta a satisfacer la presión de los líderes del socialismo del siglo XXI para castigar a quienes no comparten su modelo o su afán expansionista, pero temeroso y cobarde a la hora de exigir el respeto de la Carta Democrática ante las flagrantes violaciones en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina, especialmente contra la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de asociación y de participación política.

Es un hecho que los miembros del Foro de Sao Paulo han avanzado en el proceso de desintegración latinoamericano y del Caribe y su punta de lanza es el llamado “bolivarianismo” en la tarea de destruir todo vestigio de la democracia y en el sometimiento de las FF.MM y de Policía a los intereses del partido de gobierno; es cierto que Brasil no asume esa tarea, pero la acolita y patrocina, por más socialistas que sean sus intereses económicos son más poderosos y para eso tienen a los otros socios del club, para disparar los discursos lanzafuegos y sectarios, para amenazar e incluso llevar a cabo bloqueos económicos como los que han realizado oficialmente los gobiernos de Venezuela o Ecuador contra Colombia con el silencio cómplice de las demás naciones.

Las propuestas del socialismo del siglo XXI en el campo de la cooperación de seguridad apuntan a la creación de una escuela militar “de la dignidad y soberanía” de los países de la ALBA para el desarrollo de nueva doctrina militar que indiscutiblemente son contrarios a los principios democráticos y universales que se tienen en Colombia; pero ellos consideran que eso no es una amenaza o lo que es más una agresión directa a la autodeterminación de las demás naciones latinoamericanas y del Caribe; es evidente que los principios ideológicos de esas nuevas formas de integración militar son los que dictará La Habana y la dictadura castrista.

Ante el debilitamiento de la hegemonía venezolana acelerada por la muerte de Chávez que permitió desarrollar procesos como la UNASUR y la ALBA, La Habana sabe que debe jugarse rápidamente sus cartas y aprovechar el momento para financiar su juego político expansionista con los recursos petroleros venezolanos y un gobierno débil y manipulable; la tarea inmediata, en lo que al Caribe y Centroamérica se refiere, es la desintegración de entidades subregionales como el Consejo de Defensa Suramericano, la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas; el Sistema de Seguridad Regional del Caribe Oriental; y la Comisión de Seguridad de Centroamérica y sus subcomisiones de Defensa y Seguridad Pública.

Una Escuela de Dignidad y Soberanía de las Fuerzas Armadas como la que ahora se propone nuevamente, luce más como un plantel de adoctrinamiento político-ideológico, que como un centro de formación, capacitación y entrenamiento militar; su objetivo es claro, cooptar a los futuros comandantes de las instituciones militares como instrumentos dóciles y serviles al socialismo del siglo XXI, instrumentalizándolos para imponer a los pueblos las tesis neocomunistas como única alternativa de modelo de Estado.

De ahí, que suene casi que ridículo las excusas de los neocomunistas criollos que taimadamente quieren vender la idea de que las propuestas del gobierno colombiano no sólo van en contravía del proceso de paz con las Farc, sino que un giro en la política de relaciones exteriores como lo implica el acuerdo con la OTAN y el ingreso a la OCDE, sacrifican la buena vecindad y la integración regional (RAMÍREZ, 2013).

Es tan absurdo por ejemplo decir que Colombia no debe pensar en suscribir nuevos acuerdos de cooperación militar y de seguridad porque ya vamos para una etapa posconflicto en la que el Ejército tiene que reducirse (RAMÍREZ, 2013), convirtiendo esa afirmación en un sofisma para esconder que el eventual acuerdo con las Farc no implica la paz perfecta porque sobrevivirán la violencia y demás efectos criminales derivados del narcotráfico y la delincuencia transnacional, lo que hace urgente para el país contar con muchas y confiables fuentes de información, cooperación judicial, intercambio de experiencias militares y policías para desarticular las organizaciones criminales.

El gobierno colombiano debe perseverar en su empeño de ampliar el campo de sus relaciones internacionales y ser parte integral u observadora en organismos mundiales confiables, no en nuevos aparatos creados para blindar el expansionismo socialista y sobre todo, los intereses corruptos de quienes hoy lideran esos llamados “procesos revolucionarios”; lo que se vive en Venezuela es un campanazo de alerta, un débil presidente de la república al servicio de los intereses cubanos enfrentado al presidente de la Asamblea Nacional que representa los más protervos y oscuros intereses del corrupto boliburguesismo chavista.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en junio 9, 2013 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “LOS OBJETIVOS DESESTABILIZADORES DE LA ALBA

  1. Juan Herrera G.

    junio 9, 2013 at 1:03 pm

    El problema no son las organizaciones gestadas por Venezuela a instancias de Cuba, el problema son los gobernantes de turno con tendencias socialista y con ganas de perpetuarse en el poder, al estilo chavista. En Colombia, luego del regaño que Maduro y Cabello le pegaron a Santos, él volverá al redil y seguirá a pie juntillas los dictados del Bolivarianismo.

     
  2. Luz

    junio 20, 2013 at 12:06 pm

    Totalmente de acuerdo, pero lo más grave es que los colombianos no hacen nada en contra de este adefesio de proceso y de un presidente que más parece una vedette de la guerrilla que el hombre que representa a un país, que tristeza saber que este circo esta cubriendo la negociación y la explotación de nuestros recursos. Colombia pierde su momento más importante en manos de un inepto que entrega nuestros bienes en su beneficio y con un afán populachero internacional. Presidente de pacotilla.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: