RSS

EL SEGUNDO DEBATE EN CÁMARA A REGLAMENTACIÓN DEL FUERO MILITAR

13 Jun

fuero militar-Como bien citaba uno de los representantes intervinientes en el segundo debate en la Cámara de Representantes, quienes se han opuesto al proyecto de reglamentación del fuero militar sólo lo hacen o por ignorancia o por atender protervos intereses que buscan privar al personal militar y policial de cualquier garantía legal frente a la guerra jurídico política del narcoterrorismo y sus apologistas.

En magistral exposición el representante Hernán Rojas echó por tierra los argumentos del representante comunista Iván Cepeda que pedía archivar el proyecto; explicó el representante Rojas como en él se recoge el corpus iuris que comprende los DD.HH proclamados por la Carta de la ONU, el derecho de guerra o D.I.H. incluido en los Convenios de Ginebra y sus Protocolos Adicionales, como el derecho penal incluido en el Estatuto de Roma.

No hay razones técnicas, jurídicas o políticas que permitan prever el establecimiento de impunidad frente a eventuales delitos de lesa humanidad no relacionados con el servicio cometidos por personal militar o policial; tanto el Código Penal colombiano, como el Acto Legislativo que desarrollo el art, 221 de la Carta, establecen plenamente qué conductas punibles no podrán ser atendidas por la Justicia Penal Militar sino en forma exclusiva por la Justicia Ordinaria, entre ellas los mal llamados “falsos positivos” tipificados en nuestro ordenamiento legal como homicidio agravado en persona protegida.

Llama la atención que la bancada del Polo Democrático Alternativo y otros representantes liberales al manifestar dudas u oposición a la reglamentación del fuero militar hablen de un retroceso del derecho cuando en realidad el proyecto de ley lo que hace es reconocer por fin la inclusión del D.I.H. en esta materia, hecho que no se había dado en nuestra legislación como bien lo resaltaba el representante Rojas.

Las intervenciones del PDA refritan informes sobre presunta continuidad de supuestas acciones de militares o policiales contra personal civil, especialmente en áreas de orden público como el Cauca, pero sin precisar la naturaleza de la presencia de supuestas víctimas en sitios donde se adelantaban operaciones contra narcoterroristas y bandas criminales, ni sobre el papel de las relaciones de esas supuestas víctimas con los delincuentes. La izquierda está aprovechando ampliamente la propuesta del Fiscal General Eduardo Montealegre de que en caso de duda sobre los resultados de una operación militar, duda propuesta por cualquier persona, sea la Fiscalía la que asuma la investigación automáticamente buscando revivir así el malhadado acuerdo del Ministro Ospina y el Fiscal Iguarán.

Pero ignoran estos opositores al proyecto que ya queda establecido un Tribunal de Garantías que debe dirimir cualquier conflicto de competencia, atendiendo no sólo la necesidad de hacer realidad para militares y policías de lo dispuesto en el art. 29 de la Constitución, garantía que en este momento no tienen, sino fundamentalmente que la Fiscalía no es un órgano jurisdiccional y por lo tanto no puede resolver en derecho la competencia judicial sobre ningún proceso y mucho menos en materia penal el que debe primar el principio garantista a favor de las víctimas, pero también a favor de los sindicados o procesados.

Con razón señalaba el representante Rojas que en Colombia un ladrón de celulares tiene más garantías procesales que un soldado o un policía que a diario debe ofrendar su vida para darle protección a sus conciudadanos contra la arremetida de toda suerte de criminales narcoterroristas o comunes.

Irracionalmente los únicos en votar negativamente contra el proyecto de ley fueron los representantes del PDA, especialmente Iván Cepeda y Germán Navas quienes si piden públicamente que los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos por las Farc sean vistos como gestos altruistas y sus víctimas como un mal necesario.

Más allá de cualquier especulación ideológica o pseudojurídica que ahora quieran impulsar los enemigos de las FF.MM colombianas, los ciudadanos deben tener presente que la norma es un marco general que enmarca las eventuales conductas punibles en que puede estar incurso un militar o policial, que las circunstancias atenuantes o agravantes de cada conducta sólo podrán discutirse en cada caso particular previa investigación de las circunstancias y demás situaciones modo temporales en que esta conducta se desarrolló; ninguna  legislación en el mundo puede contemplar hechos puntuales y específicos, individuales y particulares, porque estaría negando de plano principios fundamentales como la presunción de inocencia, el derecho a la defensa al partirse de una presunción de culpabilidad y en general los que conforman la columna vertebral del derecho penal que debe ser la ultima ratio en la estructura de la convivencia social.

 
2 comentarios

Publicado por en junio 13, 2013 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “EL SEGUNDO DEBATE EN CÁMARA A REGLAMENTACIÓN DEL FUERO MILITAR

  1. Juan Herrera

    junio 14, 2013 at 3:54 am

    Se pretende ignorar con argucias malintencionadas que en Colombia solo hay dos personajes importantes: los campesinos porque son nuestro sustento y los soldados porque son la seguridad de ese sustento. La pretensión de los pro-comunistas, Bolivarianos o como se llamen los cómplices de la fetidez criminosa de las Farc, solamente buscan desestabilizar la nación e introducir el desorden estilo Petro en las instituciones. Risible que individuos de oscuro trafico como Cepeda Talero, salidos de esas hordas mamertas que tiran piedras, bombas, tatucos, cilindros y luego, esconden la mano y la cara, quieran imponer sus normas de desorden y corrupción. Así como justifican la criminalidad fariana y nos colocan a los colombianos como victimarios de los bandidos muy pronto: Cepeda, Piedad, Talero y los de La Habana con montealegre y Santos a la cabeza, dirán que los incendios y los desastres son obra de los bomberos y de la Defensa Civil.

     
  2. Nestor Arboleda

    junio 17, 2013 at 1:47 pm

    Que esperamos de Colombia con asesinos a sueldo en el gobierno? Son parte del conflicto que nos acompaña por muchos años…los tenemos sentados en la mesa del gobierno, con habladurias y desfachateces, de ignorancia, solo repiten lo que les conviene sin obtener una respuesta prudente al conflicto, solo quieren amedrentar como su jauria, que son…no deben de llamarles ex-senadores o cualquier otro titulo, que no obtuvieron por saber ganarselo, solo por ser mas de lo que son… asesinos de un pueblo…que otra cosa se les antoja? si creen que con palabrerias se van a salir con las suyas, recuerden que en Colombia existe la ley del mas fuerte y esa se le puede aplicar al que sobra en el pais…mejores hombres cayeron, tal vez por culpa de gentuza como la que actualmente ejerce en el poder…cuidado!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: