RSS

LA REVOCATORIA DE PETRO ES UNA URGENCIA PARA LA CIUDAD

14 Jun

LA REVOCATORIA DE PETRO ES UNA URGENCIA PARA LA CIUDADDe manera torticera el alcalde Petro y sus prosélitos buscan coartar el derecho democrático de los ciudadanos a expresarse en un proceso revocatorio (art. 103 de la Constitución), que no es otra cosa que el derecho fundamental a la participación ciudadana (art. 40), que de dientes para afuera tanto dice defender la izquierda en sus discursos.

Bogotá Humana debería comenzar por reconocer esos derechos inalienables y dejar que libremente los ciudadanos de la capital puedan expresar su apreciación sobre la desadministración a que el PDA y los Progresistas han ejercido para devolver históricamente al Distrito Capital por lo menos 30 años; de una ciudad que se movía hacia el desarrollo y la convivencia, hoy tenemos una ciudad estancada, inmovilizada y en estado caótico en todos sus frentes, incluso el social que tanto dice la izquierda le preocupa.

La ciudad hoy está ad portas de sufrir un detrimento patrimonial de más de 250 mil millones de pesos como consecuencia de la improvisación, la falta de gerencia y de cuidado en la cosa pública y esa pérdida no es virtual, seguramente está enriqueciendo a alguien. Nada más en diciembre pasado la pérdida real que sufrió Bogotá por la improvisación en el tema de basuras supera hoy los 140 mil millones, razón por la cual está demandado penal, disciplinaria y fiscalmente.

Recurriendo a las consabidas maniobras engañosas y buscando dilatar los procesos, el alcalde había presentado una recusación contra el Contralor Distrital en relación a la acción de control sobre la EAAB, la cual acaba de ser fallada por el Ministerio Público reconociendo la legitimidad y legalidad de las actuaciones del organismo de control, seguramente Petro y sus atorrantes gritarán ahora que eso es persecución.

En el solo tema de las basuras, Petro deberá responder eventualmente por conductas punibles como peculado por destinación diferente de los recursos públicos, prevaricato, celebración indebida de contratos y contrato sin requisitos legales. No es tan impoluto entonces el mandatario distrital como sus correligionarios quieren presentarlo. Aun otorgándole el beneficio de la duda y pidiendo que se le den todas las garantías procesales, hay demasiados hechos notorios como para presumir alegremente su inocencia.

Y eso es lo que tiene frenético a su ad láter Guillermo Asprilla, recurriendo a todas las maniobras leguleyas posibles para tratar de evitar lo inevitable, la sanción ciudadana y las sanciones de los organismos de control y judiciales que deben recaer en el alcalde por acción o por omisión (desadministración y falta de cuidado), en las pérdidas patrimoniales contra el erario de todos los bogotanos.

No es señalando a los demás como mafiosos o tramposos por querer ejercer sus derechos democráticos como Petro va a salvarse de la revocatoria; una cosa es lo que hizo como congresista apropiándose de debates ajenos contra sus antiguos conmilitones, léase Samuel e Iván Moreno, para ganar adherencias. Él, como todos los miembros del PDA, sabía de los delitos que el alcalde que eligieron estaba cometiendo y sólo hasta última hora, cuando ya era demasiado evidente, decidieron abandonar el barco.

Parodiando a Gustavo García (GARCÍA ARENAS, 2013), diríamos que hoy los progresistas deciden instalarse, e invitan a los ciudadanos a hacerlo, en la caverna del mito de Platón y aceptan mudarse a ella como miserable proyección de otra existencia mejor que no está en la realidad de Bogotá. El progresismo, como toda la izquierda, no deja de ser un tejido de invenciones para engañar al prójimo, donde la simulación se trueca en una forma superior, y no por artística, de la realidad.

Las mentiras, engaños y corrupción que caracterizan las tres últimas alcaldías en Bogotá, reflejan necesariamente las carencias y apetitos de una izquierda tramposa, que no es humanitaria aunque lo desee ser; son y serán el rostro y la caricatura de lo que denominan “poder popular”, la mueca de los “desposeídos”, la máscara variopinta del llamado socialismo del siglo XXI.

 
2 comentarios

Publicado por en junio 14, 2013 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “LA REVOCATORIA DE PETRO ES UNA URGENCIA PARA LA CIUDAD

  1. Tatiana Pedroza

    junio 14, 2013 at 7:14 pm

    La verdad este es el resultado de la gente que no piensa al elegir sus gobernantes ! Sigan creyendo en que este señor gobierna para el pueblo !

     
  2. Ricardo de Jesús Castiblanco Bedoya

    junio 19, 2013 at 5:16 pm

    Tatiana y la próxima elección implica tu participación o vas a dejar que las minorías se sigan imponiendo?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: