RSS

EL INCREIBLE AUTISMO DE PETRO

17 Jun

EL INCREIBLE AUTISMO DE PETRONegar la realidad circundante se volvió el mecanismo de defensa de Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, que ahora sale a decir con todo desparpajo que si gana la revocatoria es porque hubo un fraude ya que a él lo apoyan las mayorías (TIEMPO, 2013), desconociendo no sólo lo que muestra el resultado de la recolección de firmas que avalan ese proceso democrático que es la revocatoria (art. 103 C.N.) como mecanismo de participación popular en ejercicio de su soberanía, sino lo que a diario señalan diversas encuestas que indican que el 70% de los encuestados rechaza su administración y sólo mantiene un apoyo pírrico de un 30% de los ciudadanos.

El autismo mental y político, definido como repliegue patológico de la personalidad sobre sí misma o síntoma esquizofrénico que consiste en referir a la propia persona todo cuanto acontece a su alrededor, ha sido la constante de la administración Petro que no sólo le ha impedido comunicarse con los ciudadanos, sino que ha generado rupturas en su misma alianza política como lo demuestran, entre otros, los casos de Navarro Wolf y García-Peña.

La esquizofrenia de Petro lo lleva a entender que el art. 103 de la Constitución y la posible sentencia constitucional que rebaja el umbral de votos requerido en la actualidad, son maniobras clasistas “con el único propósito de impedir que por primera vez un gobierno de izquierda, que llega al poder por votación, pueda prosperar” (TIEMPO, 2013), desconociendo que ya Bogotá tuvo alcaldes de izquierda que a pesar de sus malas administraciones no despertaron tanto rechazo en la población como él mismo lo ha hecho, o que su antes ad láter Navarro Wolf fue incluso gobernador y muchos representantes de la izquierda han tenido la oportunidad de gobernar aunque no hayan sabido prosperar o llevar a sus administrados prosperidad.

La revocatoria fue introducida como figura constitucional en el 91 y promovida incluso desde la misma izquierda que había hecho entrega de las armas y se había sometido al juego democrático, entre ellos el mismo M-19 del que hacía parte Petro; la decisión de disminuir el umbral no es una decisión constitucional contra el alcalde de Bogotá sino que es aplicable erga ommes, es decir en todo el país y a todos los procesos revocatorios.

Nótese la dicotomía de la izquierda, pide rebajar el umbral electoral para mantener sus posibilidades de hacer parte en los procesos de elección a cuerpos colegiados y mantener la personería jurídica de sus tantos y mutantes partidos y movimientos, pero la rechaza cuando las mayorías pueden expresarse libremente sin la coacción de las minorías o cuando sus intereses de alguna manera se ven afectados por la decisión democrática.

En el caso de Bogotá se está materializando uno de los principales temores de los estudiosos de los procesos democráticos. Según la Misión de Observación Electoral MOE, las principales causas por las cuales la ciudadanía no sale a votar en las revocatorias son las amenazas a promotores y electores, la escasa publicidad, una real ausencia de interés por parte de la ciudadanía y el uso de recursos y actividades públicas de los mandatarios objeto de revocatoria, para desviar la atención de los votantes (COLOMBIANO, 2013).

Ya quedó probado y aceptado por la administración distrital que se abrieron causas disciplinarias a funcionarios que firmaron las planillas de apoyo a la revocatoria; las acusaciones infundadas contra los promotores y partícipes en el proceso revocatorio son pan de cada día, tildarlos de mafiosos y deshonestos es una forma de amenazar y coaccionar al elector y el uso del poder político y de los recursos públicos para montar una improvisada campaña de defensa del alcalde a base de ofrecimientos de obras o programas en los sectores más deprimidos o de cooptación de otras fuerzas políticas en el Concejo, son una muestra palpable de esa corrupción política justificada por esa óptica de referir a la propia persona todo cuanto acontece a su alrededor.

Pero Petro va más allá: Linda el campo penal cuando suplanta la autoridad electoral para tratar de deslegitimar las firmas de los ciudadanos que apoyan el proceso revocatorio y descaradamente suma los logros de las últimas administraciones en materia educativa para tratar de hacerlos aparecer como propios (TIEMPO, 2013), se apropia también de los efectos del buen momento económico que vivió el país y que repercuten en Bogotá como capital de la nación para decir que la baja en el desempleo es obra de su desgobierno.

COLETILLA: A propósito de la cifra de firmas inválidas ya se va aclarando de dónde salieron y quiénes las promovieron. Los mismos que con ese mecanismo vienen asaltando la Secretaría de Movilidad como hoy lo denuncia El Tiempo. El fraude sistemático mediante la utilización de un solo comprobante para hacer aparecer pagadas multas de distintos ciudadanos o la utilización reiterada de firmas falsas, como las de una tal “Clemencia Uribe”, demuestra donde queda la fábrica de las falsedades y el nido de la corrupción. De manera cínica el recién posesionado Secretario de Movilidad, Rafael Rodríguez, quiere explicar el hallazgo de la Contraloría, que ya pasó a conocimiento de la Fiscalía, diciendo simplistamente que: en el caso de los recibos que soportan el pago de más de una multa, se cometieron errores en la entrega de la información a la Contraloría Distrital. “No fue clara y no estuvo explicada  (TIEMPO, Alerta por posibles fraudes con los comparendos en Bogotá, 2013)

 
2 comentarios

Publicado por en junio 17, 2013 en Opinión Pública

 

2 Respuestas a “EL INCREIBLE AUTISMO DE PETRO

  1. jorge1957@live.com

    junio 17, 2013 at 10:53 pm

    ESO DICEN LAS MAFIAS POLITIQUERAS QUE HAN GOBERNADO AL PAIS Y A LATINOAMERICA DURANTE 500 AÑOS QUE TIENEN SUMIDO AL PAIS ENTRE LOS MAS DESIGUALES DE LA TIERRA EL AÑO PASDO DISMINUYO LA POBREZ EN TRES PUNTOS EN LOA ULTIMOS 12 AÑOS SOLO 10 PUNTOS SE IMAGINA EN CUATRO AÑOS QUE NOHARA SIENDO EL PRIMER AÑO UN NOVATO.

     
  2. Ricardo de Jesús Castiblanco Bedoya

    junio 19, 2013 at 5:14 pm

    Qué lastima que los defensores de Petro se reduzcan sólo a la cantinela de la existencia de la corrupción sin entender lo que realmente pasa a su alrededor, ese es el autismo político que los caracteriza. La cifra que cita Jorge1957 no es más que el resultado del acumulado nacional y lo desarrollado como esfuerzo por la clase dirigente privada de la ciudad, La administración de Petro sigue consolidando la tercerización y el empleo informal, v.gr., Aguas Bogotá, EAAB, ETB, como lo señalan los mismos sindicatos; las cifras de reducción de la pobreza simplemente obedecen a esos nuevos mecanismos de medición que no indican mejoramiento de la calidad de vida, la que en el Distrito Capital se desmejora cada día mas.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: