RSS

HUMAN RIGHT WACHT Y EL PROCESO DE LA HABANA

20 Jun

HUMAN RIGHT WACHT Y EL PROCESO DE LA HABANAA más de repetirse en los especulativos lugares comunes sobre la reglamentación del fuero militar, que no es ninguna reforma constitucional como se ha querido hacer ver, el representante de Human Right Wacht HRW, José Miguel Vivanco, hizo referencia al proceso de diálogos que adelantan el gobierno colombiano y las narcoguerrillas Farc en La Habana, indicando que  el proceso de negociación en el caso del conflicto armado colombiano es “un difícil equilibrio entre justicia y paz” y ha destacado que las autoridades deben lograr una negociación que conlleve una reparación para las víctimas (PRESS, 2013)

El pronunciamiento hecho en el marco del Seminario “Las libertades y seguridad en Iberoamérica’, actividad que se llevó a cabo la noche de este martes 18 de junio en Casa América y que contó con otras personalidades en materia de derechos humanos, tales como el director de Amnistía Internacional de España, la directora de la oficina de derechos Humanos del MAEC España, y la directora del máster de derechos fundamentales del instituto Bartolomé de las Casas, resalta la importancia de que debe buscarse un balance mínimo entre justicia y paz para alcanzar una paz real en Colombia.

En ese sentido la directora de la oficina de derechos humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Cristina Fraile, aludió a las negociaciones que se están llevando en Cuba respecto al caso colombiano, y destacó que con “un acuerdo de paz sin justicia, dejando a las víctimas a un lado”, no habrá una paz duradera, resaltándose el hecho cierto de que las Farc no quieren reconocer las víctimas que han producido en 50 años de depredación irracional contra el pueblo colombiano.

Llama entonces la atención y convoca a la reflexión lo dicho por Amnistía Internacional, cuyo representante Esteban Beltrán, indicó que la tendencia en Colombia es asegurar la impunidad; “la paz se consigue si sacrificamos los derechos humanos” dijo en el mismo evento, cuestionando las generosas ofertas que en justicia transicional se hacen a los cabecillas de las Farc para pasar a ejercer la actividad política sin responder por los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos en el desarrollo del conflicto armado.

En ese sentido las principales organizaciones internacionales de derechos humanos expresan las mismas preocupaciones de sectores políticos y sociales colombianos en torno al alcance del llamado marco jurídico para la paz, pues lo expresado por voceros del Congreso y el mismo Fiscal General plantean precisamente un escenario donde se sacrifican los derechos humanos para consolidar la paz, algo que incluso no es aceptado por las narcoguerrillas que exigen mucho más, una reforma constitucional que les garantice la absoluta impunidad como señaló alias Andrés París al comienzo de las discusiones del segundo punto de la agenda de negociaciones, la participación política de las Farc, al afirmar categóricamente que las Farc no van a entregar las armas ni a pedirle perdón a sus víctimas. “Estamos ante la posibilidad de llegar al fin del conflicto, no frente al estereotipo de una figura que va a crear confusión y está siendo manejada para entorpecer la voluntad de paz y la reconciliación de la guerrilla colombiana”, dijo cínicamente el vocero plenipotenciario de la narcoguerrilla (RADIO, 2013)

Y es precisamente en el marco de la vigencia y aplicación de los tratados internacionales sobre derechos humanos y derecho internacional humanitario que la narcoguerrilla insiste en su no prevalencia como displicentemente lo señaló alias Iván Márquez  al invocar el art. 4 de la Carta, ignorando el desarrollo jurisprudencial que al respecto ha elaborado la Corte Constitucional y que señala que los tratados sobre derechos humanos ratificados por Colombia no sólo son instrumentos de utilidad hermenéutica para los derechos y deberes consagrados en la Carta, sino que son legislación obligatoria de carácter interno por el hecho de haber sido incorporados al ordenamiento nacional a través de una Ley de la República, como sucede con el Estatuto de Roma que da origen a la Corte Penal Internacional incorporado a la legislación nacional mediante la Ley 742 de 2002, ratificando así el compromiso de la nación a aplicarlos en todo caso.

Debe recordarse que en la Sentencia C-578/02 la misma Corte Constitucional introdujo una limitante al señalar que ninguna de las disposiciones del Estatuto de Roma sobre el ejercicio de las competencias de la Corte Penal Internacional impide la concesión de amnistías, indultos o perdones judiciales por delitos políticos por parte del Estado Colombiano, siempre y cuando dicha concesión se efectúe de conformidad con la Constitución Política y los principios y normas de derecho internacional aceptados por Colombia  y los delitos que se atribuyen a las Farc, a pesar del Fiscal General Eduardo Montealegre, no son precisamente políticos sino de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Ahí reside el afán de las Farc de una constituyente cerrada que les garantice la mayoría representativa, imponer el perdón y olvido a sus delitos y crímenes contrarios al Derecho Internacional Humanitario y convertir a Colombia en un país paria apenas reconocido por UNASUR y la ALBA como supuesto ejemplo de integración continental.

 
1 comentario

Publicado por en junio 20, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “HUMAN RIGHT WACHT Y EL PROCESO DE LA HABANA

  1. Nestor Arboleda

    junio 24, 2013 at 10:37 pm

    Seria un atropello mas contra el mundo, el aceptar que los asesinos, pidan perdon por sus fechorias, no se les debe de aceptar semajante humillacion…eso es inaudito, que ante una mesa de tratar de llegar a un acuerdo, se les permita a esa gentuza de asesinos, salirsen con la suya…me perdonan los altos delegados de los derechos humanos, en que tyraten de sometersen a lo que piden unos asesinos convictos y que no se les juzgue por los qtropellos cometidos contra la poblacion colombiuana, eso es inaudito, en la justicia mundial, de que unos perversos y reconocidoss asesinos, se rian de la justicia en el mundo.Deben de darse cuenta que son paradas de ahogado lo que exigen para salirsen con la suya…recuerden que pedian hace unos años libertades de sitiuos en Colombia para continuar con sus fechorias y se les nego rotundamente una vez que se les lenzo del Caguan…njo volvamos a lo miksmo, ahora que estan en corral de gallinas ham,brients en lla Habana. Eso tambien se caera muy pronto.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: