RSS

FARC INSISTEN EN BURLARSE DE SUS VÍCTIMAS

05 Ago

FARC INSISTEN EN BURLARSE DE SUS VÍCTIMASLos colombianos, y el mundo entero, aún muestran su sorpresa e indignación por la burla que Iván Márquez y Jesús Santrich hicieran en Oslo de las víctimas que han dejado en 50 años de depredación irracional cuando respondieron sonriendo y cantando quizá, quizá, quizá (CARACOL, 2013) a la pregunta de si estaban dispuestas a responderle a las víctimas; ahora completan la burla diciendo que no tienen problemas en decirle a una señora, a una familia, oiga sentimos el dolor que le hemos causado con la muerte de su ser querido (CARACOL R. , 2013), condicionando además a que quienes pidan perdón primero sean el Estado y los paramilitares.

Las Farc insisten en que no han producido víctimas, ni despojo de tierras, ni han incurrido en crímenes de guerra o delitos de lesa humanidad, apenas se refieren a que cometieron algunos errores como dijo alias Pablo Catatumbo para sostener luego que “Pero diga lo que diga la propaganda, la agresión a la población no ha sido una estrategia de las Farc”; es decir masacres como las de La Chinita, Bojayá, el Club El Nogal y otras, el secuestro sistemático por razones políticas y económicas, el reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes convertidos en carne de cañón o instrumentos sexuales, etc., delitos todos cometidos contra la población civil no son agresiones condenadas en el Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos, sino simples errores que no ameritan judicialización y mucho menos condena, como si se exige para los paramilitares o los agentes del Estado incursos en conductas similares.

Los narcoguerrilleros hacen gala de su cinismo cuando dicen que ¿Hay que pedir perdón?, muy bien. Entonces que se sienten con nosotros los gremios económicos que han financiado la guerra y a los paramilitares; que vengan todas las instituciones del Estado, pues ellas están encuadradas para la represión y la impunidad (TODELAR, 2013), pretendiendo que fueron las Farc, inicialmente como presuntas autodefensas campesinas, como instrumento criminal del Partido Comunista Colombiano quienes desde mediados del siglo pasado decidieron iniciar la espiral de violencia que ha cobrado la vida de al menos 250.000 colombianos en su afán por la toma del poder para la instauración de la dictadura proletaria.

No puede olvidarse que precisamente el Manifiesto Comunista, que sirve de guía a todos los partidos comunistas, socialistas o bolivarianos del mundo entero, termina diciendo: “Los comunistas no se molestan en ocultar sus opiniones y sus metas. Abiertamente declaran que sus fines sólo pueden obtenerse mediante el derrocamiento violento de todos los sistemas sociales existentes” y las Farc, como el Eln, han sido precisamente los instrumentos violentos de los comunistas criollos, aún ahora convertidas en organizaciones narcoterroristas, como se deduce de sus discursos en La Habana y de sus acciones en el país.

El engaño y la mentira para justificar la violencia ha sido la constante de las narcoguerrillas y sus voceros políticos, aún hoy, en pleno siglo XXI y pese a la Colombia surgida de la Constitución del 91, estos trogloditas mantienen el mismo discurso del siglo XVIII para señalar al Estado como agresor y presentarse como supuestos defensores del pueblo, de ese pueblo que precisamente han convertido en su víctima propicia.

Es ese mismo discurso que incita a la violencia y al desconocimiento de las instituciones democráticas que hoy es utilizado por voceros de la Marcha Patriótica como se ha evidenciado en el Cauca, en el Catatumbo y ahora con el llamado a un pretendido ‘paro campesino’ y de otros sectores para este mes de agosto como mecanismo de presión para que las desmesuradas exigencias de las Farc en La Habana sean atendidas.

La narcoguerrilla ha asumido en la mesa de negociaciones el papel de una fuerza victoriosa y no las de una estructura criminal derrotada que les correspondería en lógica; las Farc nunca alcanzaron el pretendido equilibrio estratégico frente al Estado que reclaman para que las negociaciones concluyan en la adopción de un modelo político y económico de corte comunista, socialista o bolivariano, contrario al querer del pueblo colombiano, de ahí que incentiven el desorden social acompañado de la violencia contra las instituciones y la población como mecanismo para obtener réditos a su favor y el de sus voceros y aliados políticos de cara a las próximas elecciones de Congreso y Parlamento Andino para el 9 de marzo y las elecciones presidenciales del 25 de mayo de 2014.

Es un hecho que las Farc pretenderán que a la mesa de negociaciones sólo concurra como organización representativa de las víctimas el MOVICE, del camarada Iván Cepeda, y que los voceros de sus víctimas sean desconocidos y silenciados, y ello tiene un objetivo político claro: Que se reconozca al Estado y sus instituciones como victimarios y a las Farc como víctimas cuya reparación incluye curules gratuitas en los cuerpos colegiados (ya se habla de una jurisdicción especial ‘de paz’), y poder político suficiente para incidir en la elección del gobernante colombiano para el período 2014-2018 con la amenaza de la continuidad o no del proceso que se adelanta en La Habana dependiendo de si los electores acogen o no a quienes ellas señalen como continuador del mismo.

Si el proceso de La Habana es supeditado al proceso electoral que se avecina, es un hecho que los derechos de las víctimas terminarán refundidos en supuestas prioridades de interés nacional y, como lo han señalado diversos organismos de DD.HH., las víctimas serán ignoradas; la justicia no puede ser obstáculo para la paz es el sofisma que viene imponiéndose mediáticamente para silenciarlas.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 5, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: