RSS

LA IZQUIERDA AMENAZADA

06 Ago

LA  IZQUIERDA AMENAZADAReprochable, si se confirma, que la banda criminal ‘Los Rastrojos’ trate de ganar algún posicionamiento político amenazando a líderes políticos, sindicales y de los colectivos de la izquierda colombiana, como lo denunciara en el día de ayer la señora Clara López del Polo Democrático Alternativo.

Y es que la banda criminal citada, ‘los Rastrojos’ no tiene las características de un movimiento armado ilegal de respuesta a las narcoguerrillas como se presenta en el panfleto exhibido por la señora López ante los medios y como insisten en presentarla algunos ‘intelectuales’ izquierdistas, como el neoparamilitarismo; por el contrario, está más que evidenciado que Farc y bandas criminales son socios naturales en la empresa criminal del narcotráfico y otros delitos relacionados, como quedó más que probado en el paro terrorista que desarrollaran en el Chocó en noviembre de 2012 o en el reciente secuestro del ciudadano español Sergio Muñoz Brioso, ocurrido en Santander de Quilichao en el Cauca. El secuestro es responsabilidad de una siniestra alianza entre la poderosa banda de Los Rastrojos –formada por mafiosos y antiguos paramilitares– y la columna Jacobo Arenas de las Farc y de este acto criminal pretenden obtener al menos un millón de euros, según relatas los propios habitantes de la región.

Baste señalar igualmente la criminal alianza de bandas criminales como la de Megateo y las Farc y Eln en el Catatumbo evidenciada en el paro terrorista que por 52 días secuestró a más de 16.000 habitantes en esa región para exigir el fin de la erradicación de cultivos ilícitos y el establecimiento de una zona de reserva campesina autónoma e independiente de las normas que rigen para el Estado colombiano.

El Ejército Nacional ha ubicado y destruido al menos tres campamentos conjuntos de Farc y Rastrojos en Mesetas, Meta; Yolombó y Tarazá en Antioquia, lo que demuestra que la unión de las organizaciones criminales no es coyuntural por algún negocio de drogas ilícitas, sino que se extiende a nivel nacional donde quiera que delincan estas organizaciones. De tal manera que resulta poco creíble que ‘Los Rastrojos’ estén amenazando a dirigentes de la izquierda por sus vínculos con las Farc.

Es más, la alianza criminal de las Farc y ‘Los Rastrojos’ es ahora estratégica para los fines políticos de la narcoguerrilla en La Habana. ‘Los Rastrojos’ no tienen problemas en que les cuelguen más carteles de criminales de la peor estofa mientras haya billete, y las Farc salvan la cara echándoles la culpa a ellos. De tal manera que la presunta amenaza de la banda criminal a dirigentes de la izquierda no sería más que una cortina de humo para esconder esa realidad delincuencial.

Frente a la creciente indignación de los colombianos por la negativa de las Farc a reconocer a sus víctimas y la posibilidad de una impunidad técnica contenida en el marco para la paz, las Farc se juegan una baza importante, recurrir al manido cuento de las amenazas recurrente en la izquierda para presentarse como víctimas y ganar posicionamiento político cuando advierten el rechazo público.

No hay que olvidar que denunciar públicamente presuntas amenazas es una vieja táctica de voceros del PCC, el Polo,  la Marcha Patriótica, el MOVICE y otras organizaciones afines ideológicamente a las Farc cuando sienten que no están siendo centro mediático de atención o cuando quieren justificar sus llamados a apoyar a la narcoguerrilla como se observó con motivo de los levantamientos indígenas en el Cauca y recientemente en el Catatumbo.

El objetivo es claro, mostrar al Estado y sus instituciones como violadoras sistemáticas de los DD.HH y del D.I.H., para mitigar los señalamientos públicos nacionales e internacionales contra las narcoguerrillas, justificando de paso la existencia de la llamada ‘combinación de las formas de lucha’ como respuesta de esa ‘izquierda agredida’, el derecho a la rebelión armada lo llaman ahora.

Que las Farc asesinaran a algunos militantes de la izquierda para sustentar la tesis del neoparamilitarismo no sería novedad en el actuar de esa narcoguerrilla. No se puede olvidar una realidad histórica, a finales de 1986 cuando las Farc decidieron dar por terminado el proceso de paz iniciado en el gobierno de Belisario Betancur, ordenaron el asesinato de algunos cuadros de la UP que se negaban a volver al monte o que cuestionaron la vigencia de la ‘combinación de las formas de lucha’ que rodeaban la existencia de esa organización política, presentándolos después como víctimas del Estado cuando lo fueron de la guerra iniciada por las Farc y la organización narcotraficante de Gonzalo Rodríguez Gacha, alias ‘El Mexicano’, por el robo de un alijo de narcóticos de este último por parte de las Farc en el Meta.

Sobre esa realidad que ni las comisiones de intelectuales izquierdosos que pretenden crear a su acomodo la ‘memoria histórica’, ni el poder judicial o político han querido pronunciarse honestamente. Baste recordar lo que señalaba Álvaro Salazar, ex integrante de la UP y de las FARC, agrega en uno de los apartes del libro de Steven Dudley, Armas y Urnas – Historia de un genocidio político (Walking Ghost en inglés) que “Jacobo (Arenas) nunca quiso que el partido fuera más que la apertura de un espacio político para el movimiento militar. Esto hacía parte del plan de guerra. Éramos el batallón de sacrificio de tal manera que pudieran justificar su guerra. Éramos los desechables”.

Las Farc y la izquierda sacan a bailar el fantasma del paramilitarismo y las supuestas amenazas por conveniencia política de cara al proceso de La Habana y las elecciones de 2014; nuevamente quieren presentarse como víctimas para despertar la conmiseración de los electores y tratar de alcanzar al menos el mínimo del umbral exigido para sobrevivir como organizaciones políticas vigentes. Ese es un troco politiquero ya demasiado desgastado para merecer credibilidad.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 6, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: