RSS

OTRA FORMA DE LA COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHA

12 Sep

OTRA FORMA DE LA COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHALas narcoguerrillas y sus aparatos políticos vienen ganando un terreno aprovechando las bondades de la democracia; desde adentro de las instituciones públicas y privadas vienen librando su guerra por la toma del poder y la imposición de la dictadura comunista.

Apropiándose de las justas reclamaciones de vastos sectores sociales, políticos y económicos, el PC3 y la Marcha Patriótica vienen desvertebrando gremios e instituciones tradicionales para reemplazar las propuestas de estos por las que las Farc plantean en La Habana; de esa manera abren un camino que mediáticamente explotarán señalando que lo que ellas proponen es lo que quiere el pueblo colombiano y no lo que plantea la institucionalidad gubernamental.

De ahí que para las Farc y sus aliados políticos legales o clandestinos, sea fundamental aprovechar cualquier debilidad democrática para propiciar constantes estados de zozobra y molestia social. Dice James Petras, uno de los ideólogos comunistas que tanto acatan nuestros mamertos criollos, que “Las huelgas generales son mecanismos tradicionales de la clase obrera para forzar la negociación y cambios pero aparentemente las clases capitalistas no reconocen el poder, el contrapeso de los obreros. Al final lo que van a provocar es una revolución. Cuando la gente prueba todos los mecanismos legales, constitucionales y no reciben ninguna respuesta, peor aún, si siguen profundizando en la miseria lo único que van a lograr es precipitar un levantamiento generalizado como hemos visto en otras regiones del mundo.” [1]

Es un hecho que para el caso colombiano el movimiento obrero, tal como es concebido por el marxismo-leninismo, no tiene un peso suficiente para convertirse en alternativa de poder, a cambio si lo es el campesinado y la burocracia estatal que conforme la mayor parte de la creciente clase media; si el comunismo logra aglutinar todas estas fuerzas sociales, descartables después por el nuevo poder como se ha visto en Venezuela, Ecuador y Argentina, seguramente tendrán una oportunidad no soñada en más de 50 años de depredación criminal contra el pueblo colombiano.

La dilación en las negociaciones en La Habana, el sabotaje a cualquier acuerdo gobierno-sector en conflicto, las desmedidas exigencias que comprometen los planes de desarrollo nacional y otros eventos similares configuración una prueba y una acumulación de fuerzas de la izquierda para poner en jaque al Estado de cara a las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales; para el próximo mes de octubre las Farc y sus aliados políticos orientan un paro general siguiendo la línea del comunismo internacional que señala como: “ La Huelga General sigue siendo el instrumento político, es un medio político de resistencia pero habrá que ver en qué grado puede formular un proyecto de contrapoder[2]

Si la confrontación se diera dentro del modelo democrático de contradicción de propuestas políticas para que el pueblo decida mediante su voto la opción que considere mejor, no habría ningún problema; el problema reside en que las Farc siguen empuñando las armas y el terrorismo como un mecanismo político alterno para presionar la acogida de sus “tesis” políticas y en La Habana han manifestado reiteradamente que no van a dejarlas hasta que Colombia efectúe las reformas estructurales que ellas exigen y que poco a poco se van introduciendo por el afán temporal del gobierno y la manipulación de la protesta social como parte de la presión política mediática para obtener ventaja.

Nótese como la acción de zapa de estos aparatos comienza por destruir la legitimidad de aquellas organizaciones sociales, económicas o políticas que no convienen a sus planes; hoy las otrora poderosas organizaciones como Fedecafé, Fedepapa, Fedearroz, e incluso la misma CUT, Fecode, la USO, etc., fueron divididas para abrirle campo a las nuevas organizaciones dirigidas por el MOIR, la Marcha Patriótica, el PC3, apropiándose del discurso callejero o demagógico, acompañado de altas dosis de violencia terrorista, para oponerse a cualquier acuerdo o compromiso a que llegaren las primeras y presentarse como las verdaderas voceras de los sectores en conflicto.

Los neocomunistas luchan por alcanzar un modelo de estado fracasado en todas partes y para ellos cualquier acuerdo, negociación o diálogo es un insulto a sus aspiraciones, donde quiera que se encuentren radicalmente defenderán su tesis marxista-leninista, disfrazada de progresismo, bolivarianismo, indigenismo, etc., porque prevén que “Primero se debe concienciar a la gente, organizar a los afectados negativamente tanto por el estado central como por la policía nacional o la burguesía local. Hay que organizar la lucha, crear conciencia y utilizar instituciones locales como alcaldías para crear micro-modelos. Mostrar que somos capaces de gobernar, hacer políticas alternativas, acumular fuerzas para evidentemente tomar el estado, separarse del fracaso nacional en el sentido político-económico, de la falta de gobernabilidad y de la corrupción tan profunda que existe. Separarse y crear una economía viable, diversificada. Hay una enorme oportunidad aquí” [3]

Si los verdaderos demócratas colombianos no atienden de manera urgente esta realidad, seguiremos transitando ineludiblemente el mismo camino que ya de manera tortuosa tuvo que andar el pueblo venezolano; la ausencia de los partidos tradicionales más ocupados del tejemaneje burocrático, clientelista y corrupto, la continua producción de hechos que minan la confianza en las instituciones y la guerra jurídico-política contra la institucionalidad castrense, último bastión de la democracia, no hay que dudar que esta nueva presentación de la combinación de las formas de lucha que predican las Farc y sus aparatos políticos estará dando resultados nefastos en un muy corto plazo.


[1] PETRAS, James. “Hay que organizar la lucha, crear conciencia y utilizar instituciones locales para crear micro-modelos” Website. 29 de julio de 2013. En: http://petras.lahaine.org/?p=1948
[2] Ibíd.
[3] Ibíd.
 
1 comentario

Publicado por en septiembre 12, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “OTRA FORMA DE LA COMBINACIÓN DE LAS FORMAS DE LUCHA

  1. Rosita Welcker

    septiembre 14, 2013 at 1:17 pm

    EN COLOMBIA CON LA TAL DIALOGOS QUE NO SIRVEN PARA NADA CON PERDON PERO A LA GUERRILLA SOLO ENTIENDE CON PURO PLOMO LIMPIO NADA AHORA SANTOS ALIAS EL TRAIDOR VENDE PATRIA CON TAL DE LLEVAR LA CONTRARIA AL MANDATO QUE LE FUE ORTOGADO POR NUEVE MILLONES DE VOTANTE QUE ENGANO, NOS ESTA ENTREGANDO A LA IZQUIERDA DE LAS FARC ENTREGO YA LAS MILLAS Y MARES QUE MAS ENTREGARA Y EL SE IRA LEJOS A SUS CONFINES PERO EN COLOMBIA PERMANECEMOS CIEGOS SORDOS Y MUDOS CREYENDO QUE VAMOS A LAS URNAS A DERROTARLOS YA VERAN QUE SEREMOS MUY PRONTO LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE COLOMBIA .

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: