RSS

FARC ROMPEN AGENDA Y MARCAN TIEMPOS DE DIÁLOGO SOCIAL

14 Sep

Farc rompen agenda y marcan tiempos de Diálogo SocialDefinitivamente la agenda, que por cerca de año y medio de conversaciones previas entre gobierno y narcoguerrilla, ya no obedece a lo establecido sino que las Farc imponen sus ritmos y tiempos, manejando en otros escenarios y con otros actores, la temática que abarca la negociación.

Tras nueve meses de establecida la mesa de negociaciones en Cuba, no se han acordado ni siquiera dos de los cinco grandes temas de esa agenda; el primer punto, la cuestión agraria, tiene más desacuerdos que resultados y de la cuestión de la participación política aún no se sabe nada; pero las Farc están sacando de la mesa los temas que para ellas son estratégicos como las llamadas zonas de reserva campesina, la asamblea constituyente y el tema del perdón ilimitado y la no dejación de armas.

Pero no solo ignoran esos acuerdos previos y a los negociadores del gobierno, sino que comienzan a tratar de erigirse en un Tribunal de Cuentas; recurriendo a las mismas artimañas utilizadas en el proceso del Caguán, ya llamaron al Congreso a rendirles cuentas de sus acciones legislativas para este 18 de septiembre, acción unilateralmente aceptada de manera pasiva por el gobierno y que según el presidente del Senado también abarcará a los presidentes de los partidos políticos.

Seguramente proseguirán citando a su particular estrado a los gremios económicos y a cuanta organización que para ellos sea “sociedad civil” se les ocurra, fragmentando al Estado y a la sociedad que lo conforma para imponer sus tesis como único acuerdo válido de negociación; haciéndole algunas “concesiones temporales” a la odiada “burguesía capitalista” crear las condiciones estructurales para la toma del poder y el establecimiento del estado socialista conforme a la Plataforma Bolivariana para la Nueva Colombia, que agitan desde fines del siglo pasado pero que se fundamenta en los postulados marxistas-leninistas del antepasado.

Para las Farc la tan cacareada sociedad civil que debe concurrir a los acuerdos no es más que un instrumento mediático, ellas han venido trabajando de tiempo atrás y a través del PC3, la Marcha Patriótica y algunos sectores del Polo (como el PCC), la conformación de las organizaciones y personas que finalmente acudirán al establecimiento de un eventual acuerdo y son precisamente las que están buscando ganar alguna presencia en las diferentes manifestaciones de protesta social o como voceras de las víctimas; serán las ONG y otros aparatos políticos afines ideológicamente a las Farc quienes terminen usurpando la representatividad de la sociedad y de los gremios.

De allí la labor de destrucción y deslegitimación de organizaciones históricas como la Federación de Cafeteros y otras representantes de los diversos sectores agropecuarios para suplantarlas con las Asociaciones regionales de campesinos, los movimientos de la llamada Dignidad campesina, que han comenzado a cuestionar y  a desconocer a la dirigencia agraria o, como sucede ahora, cualquier Pacto gubernamental con el sector que no tenga la bendición de la narcoguerrilla en Cuba.

Esta fragmentación de la sociedad y de los poderes públicos, de las organizaciones representativas de los diferentes sectores sociales, políticos y económicos, aunada a la dilación de los tiempos de negociación, busca en primera medida jugar con el tiempo del actual gobierno; las elecciones de Congreso y Presidente están apenas a 4 y 6 mes (marzo y mayo de 2014) y ante una eventual no reelección del actual gobernante, quieren condicionar la continuidad de los diálogos por parte de un nuevo mandatario en las mismas condiciones de los actuales; su proyecto, como se sabe, no es inmediatista sino de largo plazo y recuperada la imagen política quieren consolidarse como fuerza negociadora.

Mediante un discurso conciliador acompañado de acciones terroristas y delincuenciales de toda laya, las Farc presionan a la sociedad para que considere la salida política diseñada actualmente como la única alternativa para cesar el conflicto armado con ellas, no con el resto de factores violentos como las Bacrim que cooptarán a la mayoría de los terroristas que hoy aparecen en las filas farianas; ablandada la sociedad, imponer su agenda propia será ya una tarea formal.

Ya se verá en próximos capítulos como las zonas de reserva campesina autónomas, a imagen de las comunidades indígenas, la no dejación de armas y la integración horizontal de los terroristas que se acojan al proceso a las FF.MM y de Policía, son realmente los dos objetivos estratégicos que las Farc quieren obtener en esta negociación para concretar sus aspiraciones de toma del poder, los demás aspectos de la negociación son apenas formales y constituyen una cortina de humo tras la cual se esconden sus verdaderas intenciones político-militares.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 14, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: