RSS

PERRO VIEJO LATE ECHADO

26 Sep

Perro viejo late echadoEl refrán popular se aplica perfectamente a la actitud prepotente del bandido Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko o Timoleón Jiménez, cabecilla de la narcoguerrilla de las Farc, cuando amenaza con autorizar a sus emisarios en Cuba a divulgar los pormenores de la negociación que allí se adelanta con el gobierno y de romper ésta si el Estado no se aviene a cumplir todas sus pretensiones.

El cabecilla terrorista de 54 años de edad, sabe que el tiempo de las Farc ya pasó y que únicamente les queda como salvaguarda política alcanzar un relativo éxito en las negociaciones con el gobierno en La Habana; sus altisonantes palabras solo son para el consumo mediático y para tratar de elevar en algo la moral de sus huestes derrotadas militarmente y dedicadas al terrorismo como única demostración de fuerza.

No están doblegados con gruñidos y si están muy viejos para continuar la lucha armada; si las Farc son conscientes de su realidad histórica deben comprender que ya por la vía de las armas perdieron la oportunidad de hacer acumulación de fuerzas para alcanzar el equilibrio estratégico con las FF.MM legítimas y ser una real amenaza para el Estado. Esa oportunidad la perdieron desde noviembre de 1998 cuando tras la toma de Mitú, debieron enfrentar una nueva forma de llevar a cabo la guerra por parte del Ejército colombiano, ya no era atacar posiciones aisladas y con un relativo poder de fuego para su defensa como había ocurrido en El Billar, Patascoy y otros eventos, era enfrentar la fuerza imbatible de las operaciones conjuntas de las FF.MM y de una nueva concepción estratégica que comenzó a manifestarse victoriosa a partir de 2003 con la Política de Defensa y Seguridad Democrática.

De la guerra de posiciones con que las Farc amenazaban en febrero de 2002 y de la nación inviable que algunos comentaristas nacionales y extranjeros hablaban, se pasó a un Estado fortalecido en que el trinomino pueblo-gobierno-fuerzas armadas garantizaban la victoria sobre los factores generadores de violencia y representado por las organizaciones narcoterroristas y las bandas criminales. La contundencia de la Operación Patriota y las que le siguieron, no sólo redujeron en más de un 50% la capacidad operativa de las estructuras criminales de las Farc, sino que estas debieron retroceder a su más primigenio estado, la guerra de guerrillas móviles que eluden el combate frontal y se reducen a pequeños grupos con alguna capacidad para dar golpes de mano mediante acciones terroristas contra la población civil preferencialmente.

Con la Operación Colombia en diciembre de 1990, el Ejército Nacional comenzó a destruir el mito de la invencibilidad de las Farc, la caída de “Casa Verde” marcó el inicio del declive de esa organización. Es cierto que con el fortalecimiento que les permitió el narcotráfico, al que se dedicaron de lleno, las críticas situaciones políticas vividas por el país entre 1994 y 1998, y el aprovechamiento infame que hicieran de la buena voluntad del gobierno entre 1998 y 2002, les permitió un respiro que aprovecharon para reestructurarse, rearmarse y llegar a soñar ilusamente con que habían acumulado fuerzas para ser una real alternativa de toma del poder por la vía armada.

Las Operaciones Vuelo de Ángel de 1998, la reestructuración de las FF.MM iniciada en 1999, que permitieron al Estado retomar la ofensiva mediante acciones intrépidas como las Operaciones Independencia, julio de 1999; Aniquilador I y Berlín en octubre y diciembre de 2000; Operación 7 de agosto en julio de 2001, la célebre Operación Gato Negro de marzo de 2001 y la Operación TH de febrero de 2002, las Farc perdieron toda iniciativa y capacidad de combate para conformar esa especie de ejército regular a la que aspiraron las VIII y IX Conferencia de la organización narcoterrorista y que debía concluir con la toma de Bogotá en un plazo de 4 años.

La Operación Libertad Uno daría inicio al desalojo de los terroristas de lo que hasta ese momento habían considerado sus santuarios inexpugnables; el Plan Patriota recuperó no sólo la zona de distensión del Caguán, sino que empujó a las estructuras criminales a las profundidades de las selvas del oriente colombiano, desvertebró su capacidad de comunicaciones y sus líneas de mando en todo el país, la capacidad de fuerza de esa organización se redujo a un 40% y muchos de los frentes y otras estructuras desaparecieron físicamente.

La desmoralización de las Farc quiso ser contrarrestada con el llamado Plan Renacer de Alfonso Cano, estrategia criminal dirigida a obligar a la población civil a servirles de escudo, al uso indiscriminado de armas no convencionales para retardar la acción del Ejército y a otras estratagemas no menos delincuenciales, pero los resultados saltan a la vista, la Operación Odiseo, precedida por las ahora históricas Operaciones Fénix de marzo de 2008 que acabó con el mito de la invencibilidad de sus cabecillas; Operación Jaque de julio de 2008, punto de quiebre para la industria del secuestro que habían montado; Operación Sodoma, septiembre de 2010, en la que cayó uno de los más sangrientos criminales de la historia latinoamericana, el mono Jojoy; Cano encontraría la muerte en la Operación Odiseo, noviembre 2011, triunfo no sólo de la inteligencia militar, sino del esfuerzo sobrehumano de nuestros soldados que superaron todo reto físico y psicológico para alcanzar la victoria.

Timochenko y las Farc debe aterrizar a la realidad, no es a gruñidos como han sido derrotadas, ha sido con operaciones militares muchas de las cuales son ejemplo hoy en academias castrenses de todo el mundo; entre más prolonguen la guerra insensata que le declararon al pueblo colombiano hace más de 60 años, más dolor y sufrimiento seguirán causando sin razón alguna. Ahora deben dejar de lado la fanfarronada y el discurso vacío y aprovechar la mano generosa que les tiende el pueblo colombiano a pesar de la depredación que contra él ha ejercido. Timochenko, el perro viejo late echado y ya no asusta a nadie.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 26, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: