RSS

UN GOLPE A LA MORAL DE LOS SOLDADOS

25 Oct

obstaculizar el FueroCon tan duro calificativo el Ministro de Defensa se refirió a la decisión de la Corte Constitucional de tumbar la necesaria complementación del fuero militar y darle garantías a soldados y policías en su lucha contra el narcoterrorismo y las bandas criminales; la decisión de la Corte es polémica y desde su mismo seno se elevan denuncias de una acción irresponsable y antijurídica que afecta el curso de la guerra contra la delincuencia en el país y priva de una herramienta necesaria a las FF.MM y de Policía para enfrentar la criminal acción judicial con que se busca maniatarlas y dejarlas debilitadas ante el enemigo interno.

Tal es la forma amañada y leguleya con la que cinco magistrados impusieron el fallo que devuelve al Congreso la reforma legal, que el también el magistrado Jorge Ignacio Pretelt Chaljub dijo que sus cinco colegas que tumbaron la reforma del fuero militar “se inventaron un vicio de procedimiento con el objeto de evadir el análisis de fondo de un tema tan importante”. Según Pretelt, la “entrega diaria de las Fuerzas Militares para garantizar la seguridad de los colombianos merecía que la Corte realizara un debate profundo sobre este acto legislativo y no que adoptara una simple decisión formalista”.

En palabras más sencillas, estaríamos ante un descarado prevaricato por parte de los magistrados Nilson Pinilla (el ponente), Jorge Iván Palacio, Luis Ernesto Vargas, Gabriel Eduardo Mendoza y María Victoria Calle, quienes conscientemente introdujeron un vicio de trámite inexistente como lo expresa el mismo magistrado Pretelt: “la jurisprudencia nunca había reconocido como vicio de procedimiento la supuesta simultaneidad en la realización de dos debates distintos en el Congreso de la República, lo que demuestra que simplemente se quiso evitar una discusión de fondo del acto legislativo”. Por el contrario, si existe un antecedente jurídico contrario a lo argumentado por los cinco magistrados citados,  hace sólo 15 días la misma Corte consideró que un proyecto tramitado el mismo día no sufre ningún vicio, por lo cual es inexplicable que se cambie de opinión señalándose en este momento un vicio que no se había establecido.

Desafortunadamente, en lo que constituye una conducta punible para otros operadores judiciales, en el caso de los magistrados se considera como un simple cambio de apreciación jurisprudencial; de tal manera que no podrá esperarse que la conducta de estos cinco señores sea sujeto de alguna investigación penal o disciplinaria aun cuando choque contra toda lógica jurídica y constituya una afrenta para la nación.

Y es que el argumento de estos magistrados no tiene sustento fáctico o jurídico, como lo advierte el magistrado Pretelt,  la simultaneidad en la realización de los debates, no puede considerarse en ningún momento que no existió debate del proyecto o que la discusión no fue lo suficientemente profunda y democrática, pues si se consulta el acta 16 del 26 de septiembre de 2012 se puede observar que el debate tuvo una duración de casi 6 horas y que hubo intervenciones extensas de fondo sobre el proyecto de 22 de los 29 representantes, que invita a consultar en la Gaceta 785 de 2012. Según Pretelt, aún en el evento equivocado de que se considerara que existió simultaneidad, el proyecto pudo haberse devuelto al Congreso de la República para que se surtiera el trámite de la segunda vuelta, pues el supuesto vicio no se presentaría en la primera vuelta, sino en el primer debate de la segunda, y por ello la voluntad del legislador ya se había expresado, por lo cual el supuesto vicio sería subsanable.

Es más, en el salvamento de voto del magistrado Pretelt se desbarata completamente la mentira que sirve de sustento al fallo de los cinco magistrados sobre la inexistente simultaneidad de los debates en la Comisión I y la Plenaria de Cámara. Cita el magistrado la constancia del Presidente de la comisión: “Quiero dejar una constancia antes de levantar la sesión y es que aunque ya se abrió el registro en la plenaria de la honorable Cámara de Representantes, la sesión formalmente no se ha iniciado porque el señor Presidente no ha dado apertura a la misma, o sea hay total tranquilidad frente a esa observación que algunos nos han venido haciendo”. Añade Pretelt que los videos pueden comprobar que la votación del proyecto del acto legislativo culminó completamente antes de que comenzara la plenaria de la Cámara de Representantes.

Pretelt dijo que es increíble que se esté presumiendo la mala fe del Congreso de la República, pues la ponencia desconoce lo señalado en las actas 15 y 156 del 26 de septiembre de 2012, las cuales afirman que no existió simultaneidad. Por dichas razones la conclusión del magistrado es que “simplemente se inventó un vicio para evitar debatir el fondo de una figura tan importante para las fuerzas militares como es el fuero penal militar, lo cual constituye una falta de compromiso con esta institución esencial para el Estado, cuyos miembros sacrifican diariamente su integridad, su seguridad y su vida para garantizar la protección de todos los colombianos”.

Estamos ante un grave atentado contra la administración de justicia que evidentemente obedece a oscuros intereses y los cinco magistrados que propiciaron el fallo antijurídico deberán aclararle al país cuáles fueron sus motivaciones reales. Allí pareciere obrar la mano del PC3 y su guerra jurídica contra las FF.MM y de Policía.

Sin duda, este hecho contribuye a desprestigiar aún más a una Corte Constitucional que no ha aclarado tampoco el escándalo suscitado en torno a un magistrado elegido y sobre el que pesan serias acusaciones de conductas punibles como fue el engañar y estafar a una cliente a la que representaba como abogado litigante en una reclamación de una indemnización por muerte en accidente de tránsito.

Hay que recordar que fue esa misma Corte Constitucional la que tumbó la Ley 1288 de 2009, conocida como la ley de inteligencia con el dudoso argumento de que  la ley requería un trámite especial en el Congreso para ser aprobada y por eso deberá empezar un nuevo estudio en el Legislativo como ley estatutaria y, de ser aprobada, revisada de nuevo por ese tribunal.  Con la norma se buscaba unificar los esfuerzos de los organismos de inteligencia de las FF.MM y de Policía en todos los asuntos relacionados con la seguridad y la defensa nacional; el pueril excusa de entonces fue que posiblemente podrían violarse algunos derechos humanos debido a la experiencia sufrida con el DAS.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 25, 2013 en Opinión Pública

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: