RSS

SE MUEVE FRENTE DE GUERRA JURÍDICA CONTRA FUERZA PÚBLICA

01 Nov

SE MUEVE FRENTE DE GUERRA JURÍDICA CONTRA FUERZA PÚBLICAAlentada por un falso “civilismo” que promueve el marxismo-leninismo infiltrado en el Estado colombiano, ahora se inicia la guerra mediática contra la presencia de colombianos que tengan la calidad de reservistas de las FF.MM en el poder judicial y en otras instancias de control que tengan relación con el desarrollo del art.  221 de la Constitución, en cuanto hace a procesos penales, disciplinarios o la definición de competencias sobre jurisdiccionalidad.

Aprovechando el escándalo provocado por conductas de magistrados de las altas Cortes, se comienza a poner mediáticamente en la picota pública la calidad de reservistas que ostentan especialmente los que están vinculados al Consejo Superior de la Judicatura, que precisamente define la jurisdicción que debe adelantar procesos penales contra militares y policías (TIEMPO, 2013)

La andanada, que tiene una clara motivación política e ideológica proveniente de organismos como el Colectivo Alvear y otras Ong’s que hacen parte de esa guerra jurídica, busca vincular los incidentes en que se encuentran implicados magistrados como Henry Villarraga y un presunto favorecimiento ilícito para el traslado de jurisdicción de un proceso que involucra a un Oficial del Ejército, quiere vender la idea de que la condición de pertenencia de jueces o magistrados al Cuerpo de la Reserva Activa de las FF.MM o de Policía involucra una inexistente falta de garantías y de transparencia respecto al juzgamiento de conductas punibles que comporten delitos de lesa humanidad como los mal llamados “falsos positivos”.

Tendenciosamente el medio de comunicación recurre a un silogismo para señalar que el cuerpo de la reserva activa de la institución castrense es “una especie de cuerpo de apoyo, fuera de combate, de los uniformados” (TIEMPO, Et.al), para llegar a la falsa conclusión de crear dudas sobre la transparencia de las decisiones que deben tomar los miembros de la reserva frente a decisiones que guarden relación con la institucionalidad militar.

Desconocen los autores del perverso artículo de prensa que todos los colombianos que hemos pasado por las filas cumpliendo el deber sagrado y constitucional del servicio militar obligatorio, hacemos parte de esa reserva activa y que existe, legalmente, un cuerpo de profesionales de la reserva que si es apoyo a la institución militar, lo que se encuentra cobijado por el mandato del art. 216 de la Carta; de acuerdo al planteamiento falaz del artículo, más del 60% de los colombianos no podríamos ser jueces o magistrados si nuestro desempeño profesional tuviera que ver con la acción jurídica frente a militares o policías, sólo podrían serlo quienes no prestaron el servicio militar por alguna circunstancia o fueron objetores de conciencia de la existencia misma de las FF.MM.

Seguramente para el medio de comunicación los únicos que pueden desempeñar esas funciones son los profesionales del derecho que en el curso de su vida han mostrado total desprecio por la institución militar, que abundan en juzgados y cortes, y su afecto por el marxismo-leninismo, lo que ha provocado decisiones tan absurdas como el llegar a equiparar a las FF.MM y de Policía como asociaciones para delinquir; como el oscuro magistrado del Tribunal de Antioquia Rubén Darío Pinilla Cogollo, militante de vieja data de la izquierda radical y comprometido con el amnistiado grupo terrorista M-19, específicamente en los fallos cuyo objetivo jurídico dentro de la guerra es la Brigada XVII del Ejército con jurisdicción en la región del Urabá.

También serán ideales administradores de justicia aquellos fiscales, jueces o magistrados que, concluido su período de ejercicio de tales cargos, se convierten de la noche a la mañana en candidatos o asesores políticos de partidos de izquierda donde comparten ideología precisamente con quienes introdujeron la tesis de la “combinación de las formas de lucha”, que dio origen a la actual violencia que padece Colombia desde finales de los años 40 del siglo pasado.

Un ejemplo de probidad, para este tipo de articulistas, serán seguramente fiscales y jueces comprometidos con la manipulación de pruebas, la utilización de falsos testigos y de cuanta mendacidad es inimaginable para condenar a militares y policías en procesos iniciados por falsas denuncias o con violación a todas las normas procedimentales, desconocimiento de derechos fundamentales y acomodamiento de la aplicación de las normas penales como ha ocurrido en los casos del señor General Uscátegui o del Coronel Plazas Vega, por citar solo dos ejemplos de los casi 3.000 que ya se acumulan y que comprometen la privación de la libertad a Oficiales, Suboficiales, Soldados y Policías acusados por los organismos políticos del narcoterrorismo.

Retomando el mismo concepto de algunos magistrados colombianos con respecto a la situación carcelaria, puede afirmarse que en Colombia hay toda una política soterrada de desinstitucionalización de las Fuerzas Militares y de Policía predicando situaciones hipotéticas y poco probables de impunidad por conductas punibles que pudieren cometer individuamente miembros de la institución militar con respecto a DD.HH o al D.I.H.

Los derechos fundamentales consagrados en el art. 29 de la Constitución son aplicables y reclamados para todos los ciudadanos, incluidos aquellos responsables de graves delitos que alteran la convivencia pacífica, pero sistemáticamente son negados para soldados y policías sobre los que hace pender una antijurídica presunción de culpabilidad por el mero hecho de vestir un uniforme y por ende toda posibilidad de contar con un debido proceso o de ejercer el derecho a la defensa o de contar con el juez natural que ordena el art. 221 de la misma Carta.

Todo este embrollo surgido de interpretaciones acomodadas en la Corte Constitucional y de un acto inconstitucional firmado por un ministro de defensa que no tenía ni la más mínima idea de la institucionalidad castrense y un dudoso fiscal que ha sido enemigo permanente de la misma; pese, ahí sí, a la evidente violación de principios constitucionales y legales y a un fallo del Consejo de Estado, ese acuerdo que traslado la función investigativa sobre militares y policías a la Fiscalía, que desconoce el principio de la jurisdicción de la justicia penal militar, civiles con protervos intereses siguen echándole mano para negar a militares y policías cualquier protección jurídica y ahora por medios irresponsables que contribuyen a la guerra jurídica-política contra las FF.MM.

Los soldados que ganan con honor y valor las batallas contra el narcoterrorismo y la delincuencia que amenazan a la patria, son convertidos por ello de la noche a la mañana y gracias a artimañas leguleyas, en reos de la justicia que a cambio mantiene todas las garantías, contemplaciones y favorecimientos a quienes con su acción criminal impiden la convivencia pacífica de los colombianos.

 
5 comentarios

Publicado por en noviembre 1, 2013 en Opinión Pública

 

5 Respuestas a “SE MUEVE FRENTE DE GUERRA JURÍDICA CONTRA FUERZA PÚBLICA

  1. Rosita Welcker

    noviembre 2, 2013 at 9:20 am

    MIREN QUE LE HACEN LA GUERRA A LOS MILITARES Y MIREN A LOS TERRORISTAS COMO PETRO SIGUE NUNCA HA DEJADO EL TERRORISMO AUN PEOR AMENAZA PUBLICAMENTE QUE SI LO DESTITUYEN VA HACER ALGO PEOR QUE EL 19 DE ABRIL DE 1970 SIGAN CONCEDIENDO AMINISTIAS A LOS TERRORISTAS QUEDO EN EVIDENCIA QUE ELLOS NUNCA DEJAN DE SER DELICUENTES MENOS GUERRILLOS ASESINOS HASTA CUANDO LA SOCIEDAD COLOMBIANA LO ENTENDERA O LO CAPTARA QUE EL QUE A HIERRO MATA A HIERRO MUERE .

     
    • Marco Tamayo

      noviembre 2, 2013 at 2:23 pm

      Cuantas decadas llevamos equivocandonos…sí, y cuantas veces nos han engañado y nos seguiran engañando, tenemos el derecho de elegir pero no sabemos hacerlo.
      Tenemos sentido comun y no lo usamos, nacemos con instinto de conservaciony no lo utilizamos, muchos tienen uso de razon y no lo aplican.
      Rayos porque nos dejamos someter? Si supuestamente ELLOS trabajan para nosotros y nuestro bien estar …y entonces que pasa? la riqueza y el poder los enceguece y los vuelve mas brutos, claro que eso esta demostrado.
      En Colombia lo unico que nos asombra ahora es ver lo ineptos y negligentes que se han vuelto los politicos y hasta donde son capaces de llegar.

       
  2. Colombiana Mivida

    noviembre 3, 2013 at 2:17 am

    Juan Manuel Santos,avala los actos terroristas de sus aliados en contra de nuestros héroes y del pueblo colombiano a donde llegaremos si no reaccionamos ante tanta vileza?

     
  3. José rojas

    noviembre 3, 2013 at 2:40 am

    Importante que todas las asociaciones de policías y militares, transcribiéramos a los magistrados y fiscal, lo que pensamos y la rabia que tenemos por injustos, pues en cambio de defendernos, nos odian, pero si piden escoltas de policia. Qué infamia.

     
  4. Mauricio Siza

    noviembre 4, 2013 at 1:02 am

    Señores, esto una vez lo expuse a un señor oficial dela guerra que esta viendo hoy. A lo que respecta. Me contesto que lo que le comentaba. Que yo estaba loco. Eso fue en el año87 en remolinos del caguan despues del despeje. Que la guerra no era con las armas sino politica y juridicamente. Lo cual lass ffmm no estaban preparadas para esto. Y eso se esta vieendo. Ni activos ni retirados estan capacitados ni para aspirar a un puesto en el estado. Porque nl se ve ni se recibe capacitacion de administracion publica como tampoco tenemos un nutrido y pull de abogados para enfrentar esta guerra.
    :

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: