RSS

LAS CONTRADICCIONES DE LA UC-ELN

27 Nov

LAS CONTRADICCIONES DE LA UC-ELNMientras la ex senadora Piedad Córdoba “exige” al gobierno iniciar negociaciones con el Eln y el presidente anuncia contactos con esa agrupación terrorista con ese fin, sus cabecillas dicen que la paz sólo “ayudaría a obtener más ganancias a los multimillonarios”.(ESPECTADOR, 2013), pero llama a la izquierda afín a sus ideas a convertirse en alternativa de poder en las próximas elecciones.

Hay muchísimas cosas que nos unen a los movimientos de izquierda en Colombia, entre ellas, la paz entendida como una salida política al conflicto armado y las crisis del país; la urgencia de una sociedad igualitaria, de equidad social donde los derechos universales de los humanos sean ejercidos por todos y todas, sean construidos para todos y todas, dice la UC-ELN en su página electrónica (http://www.eln-voces.com/index.php/es/voces-del-eln/militancia/717-la-izquierda-tiene-la-posibilidad-de-ser-gobierno) , pero deja entrever que esa paz sólo es concebida como resultado de un nuevo Estado y no encaminada a construirlo, como resultado de la acción de un bloque popular y democrático hacia una perspectiva de nueva gobernabilidad y de un gobierno de paz.

Para la UC-ELN la paz sólo es posible a partir de  un poderoso movimiento de país –que- surgirá de una convergencia más amplia, incluso más allá de los movimientos, partidos, organizaciones sociales y políticas para abrazar a una nación pujante y de esperanza en donde hay una mayoría de no alineados, pero inconformes y revolucionarios con sueños y conciencia de cambios.

Puede pensarse que hay un giro en el discurso de la UC-ELN, aun cuando se disfrace el mensaje en la gastada retórica ambigua sobre unidad, democracia y justicia social, pero solo como la izquierda la concibe, sin un desarrollo al servicio de la gente y en armonía con la naturaleza no habrá paz, para conseguirla, invitamos a una alianza por la paz, que incluya la lucha contra la corrupción, que sirve para captar ingenuos.

Hace rato que la UC-ELN dejo de ser una amenaza real para la nación y fueron cooptadas por las Farc, de tal manera que el giro en el discurso puede advertir otras situaciones más de fondo, como que las estructuras criminales de las Farc que no se desmovilicen en un eventual acuerdo de paz, cerca del 60% de ellas que están dedicadas de lleno al narcotráfico, vayan con hombres, armas y recursos a engrosar las filas de la UC-ELN con el argumento de que el acuerdo no representa el cambio estructural del Estado que requieren para construir la Nueva Colombia.

Tácitamente los voceros de las Farc en La Habana han demostrado que no tienen mando, ni representan a la totalidad de los componentes de la organización narcoterrorista y que varias de sus estructuras dedicadas al narcotráfico están fuera de control, siendo precisamente aquellas que actúan conjuntamente con la UC-ELN y las Bacrim en Arauca, Cauca y Nariño, que en estos últimos días han sido autoras de graves atentados contra la población civil, la infraestructura energética y la Fuerza Pública.

El ruido mediático que comienza a introducirse en el escenario político buscaría legitimar la continuidad de las acciones terroristas por parte de la UC-ELN y el eventual paso de parte de las estructuras criminales de las Farc a la primera, argumentando que el gobierno no negocio con los elenos y que cualquier acuerdo de paz que se firme con las Farc no reúne las expectativas que la “insurrección” tiene sobre el cambio estructural que requiere el Estado; mientras tanto se cumpliría el objetivo de garantizar el paso de viejos cabecillas y personal enfermo o herido a una especie de “pensión de jubilación” legitimada sin renunciar a la combinación de las formas de lucha para la toma del poder.

Ya de tiempo atrás la UC-ELN ha venido advirtiendo que serían los continuadores del conflicto en reemplazo de la sigla Farc si se llega a un acuerdo. Carlos Arturo Velandia, ex integrante del ELN, plantea en una columna para el portal Semana.com el problema que representa la ausencia de un proceso de paz entre el ELN y el Gobierno colombiano. El columnista aclara que desde octubre del año pasado, cuando el presidente Juan Manuel Santos llamó públicamente a esta guerrilla para negociar, los miembros del ELN tienen un equipo de negociación listo que no ha obtenido respuesta del Estado. “Lo que pone en evidencia que el Gobierno solo se ocupa de dialogar y negociar con una sola organización insurgente; evidentemente tal decisión obedece a una estrategia muy parecida a la aplicada por Andrés Pastrana: paz con la guerrilla mayor e imposición de acuerdos a las restantes”, dice Velandia.

A diferencia del proceso anterior, en el que cursa en La Habana si existen unos objetivos estratégicos de la narcoguerrilla y queda demostrado tienen planes contingentes para no abandonar el lucrativo negocio del narcotráfico disfrazado de razones políticas o sociales.

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 27, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “LAS CONTRADICCIONES DE LA UC-ELN

  1. Nestor Arboleda.

    diciembre 5, 2013 at 12:49 am

    Que se puede esperar de una tal cualquiera como esta degenerada de la Piedad?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: