RSS

ACUERDOS QUE SE APLICAN ANTES DEL ACUERDO FINAL

17 Dic

ACUERDOS QUE SE APLICAN ANTES DEL ACUERDO FINALLos hechos recientes en el país de enfrentamientos institucionales, rebelión de funcionarios frente a legítimas decisiones de organismos de control, descalificaciones del Fiscal al Procurador y a la Contralora por decisiones propias de esos entes, declaraciones de legisladores y de la clase política en torno a la urgencia de aplicar acuerdos de participación política para los representantes o voceros de la narcoguerrilla aún antes de que todo esté acordado, dejan una preocupante sensación de rompimiento de la unidad de la sociedad y del Estado frente a lo que transcurre en La Habana.

Y las narcoguerrillas son hábiles para aprovechar estas circunstancias y coyunturas convirtiéndolas en triunfos políticos; frente al panorama institucional ya las Farc hablan con voz alta advirtiendo que los cambios en las estructuras del Estado deben darse sea por una explosión insurreccional o por vías más pacíficas, lo que dependerá del enemigo de clase del pueblo, quien en últimas escoge la vía de la transición (ANNCOL-FARC, 2013)

Resulta diciente que las Farc hablan en La Habana de explosión insurreccional y que en Bogotá, el alcalde Gustavo Petro invite a la población a desatar la ira acumulada con un discurso cargado de odio de clases para rechazar su destitución por parte de la Procuraduría General, amarrando su suerte al proceso de negociación con las narcoguerrillas y que estas acepten tal condición para presionar al Estado.

Las Farc, por su formación ideológica, son profesionales en aprovechar cualquier circunstancia para ahondar la crisis del sistema y promover insurrecciones o descontento con el Estado y siendo minorías, como han sido todas las organizaciones que han llegado por las armas al poder, ubicarse como cabezas de cualquier proceso de cambio e imponer luego su voluntad mediante la llamada “dictadura del proletariado” que no es otra cosa que su propia y particular dictadura.

La narcoguerrilla tiene una lectura de los hechos mediáticos que la lleva a concluir que nunca antes se había dado la conjugación de acciones de masas y elecciones que deberían producir el apoyo de los sectores populares a los candidatos populares y de izquierda revolucionaria (ANNCOL-FARC, Et.al.), y es que realmente en la historia de la izquierda colombiana no se había dado un fenómeno como el que encara el país con la rebeldía del burgomaestre de Bogotá a acatar el ordenamiento constitucional y legal y concitar en su alrededor el apoyo de todos esos sectores, incluidos algunos de los partidos tradicionales que quieren recuperar algún escenario protagónico.

La presión política de los hechos desencadenados están creando un ambiente de “legitimación” de una tesis peligrosa: representantes de la izquierda, ex guerrilleros o sus apologistas, que resulten elegidos por voto popular pueden cambiar a su albedrío el ordenamiento constitucional y legal y destinar los recursos públicos a cualquier aventura que consideren benéfica para el pueblo porque eso es defender la paz y la democracia y por ende no pueden ser objeto de investigaciones o sanciones disciplinarias porque eso equivale a perseguir las ideas, la militancia política y es cerrar las puertas a un acuerdo político nacional.

Así lo señalan las Farc cuando dicen que la sanción legítima al alcalde de Bogotá, desencadenó la movilización del pueblo colombiano de manera espontánea, en defensa de su querer de que Petro continúe en la alcaldía de Bogotá porque fue precisamente él –el pueblo- quien así lo determinó, y está demostrando a los « enemigos de la Paz » que el pueblo en cuestión de minutos organiza y desarrolla una movilización de masas que se pronuncia por los cauces pacíficos. No quisiéramos ver a toda esa masa rebota repitiendo un « Bogotazo », por ejemplo, si los cauces institucionales burgueses persisten en violentar su decisión. (ANNCOL-FARC, Et.al.)

El único hecho legitimador entonces sería la elección popular, las políticas públicas y los actos administrativos no obedecerían en el actual esquema estatal, al interés colectivo sino a las decisiones voluntarias y caprichosas del mandatario elegido. La pretendida autonomía política, judicial y militar que las Farc plantearon inicialmente para las Zonas de Reserva Campesina, se extendería como una epidemia a todos los municipios, ciudades y departamentos; la exigencia de mantener las armas para consolidar los acuerdos se convertiría entonces en una constante para mantener la amenaza de la “explosión insurreccional” que encauce la “ira contenida” cuando se quiera ejercer control por parte del Estado a cada pequeño feudo.

Seguramente la voluntad mayoritaria de los colombianos no acepta ese estado de cosas, pero la historia universal ha mostrado como esos pequeños grupos ideológicos que se hacen al poder por medio del terror, el caos y la anarquía, se enquistan y acomodan el Estado a su medida e intereses para instaurar su dictadura privadora de libertades civiles y derechos ciudadanos a cualquier costo.

No es paranoia “derechista” como dicen los defensores de las intenciones neocomunistas y narcoterroristas, es una realidad que se ha repetido en muchas ocasiones en diferentes partes del mundo, especialmente en la segunda mitad del siglo pasado y en lo que va corrido del presente.

 

 

 
1 comentario

Publicado por en diciembre 17, 2013 en Opinión Pública

 

Una respuesta a “ACUERDOS QUE SE APLICAN ANTES DEL ACUERDO FINAL

  1. Nestor Arboleda.

    diciembre 24, 2013 at 12:23 pm

    La FARC, son imbeciles con creencias mal fundadas sin criterio de ninguna indole. Apoyan la subversion, la huelga, el hambre y destruccion de las leyes de Colombia, en una palabra ellos mismos se ponen la soga al cuello, apoyados por la Fiscalia, que es este imbecil de Fiscal apopyandoles en todo lo que les conviene. Son hijos de la patria que tienen sed de sangre y vanidad mal infundada; son comunistas fracasados que lloriquean en corral ajeno como gallinas…no se han dado cuenta que la pared de Alemania se cayo? que la Cuba de hoy esta arruinada, donde existe el hambre y amargura? Venezuela es un ejemplo de falta de soberania y alli se retrata lo que no se puede resolver, es otro fracaso…que esperamos para usar la hora de no aceptar mas habladurias? esto es una burla a los derechos humanos y del hombre que escribiera Antonio Nariño; para algunos se les olvido el estudio primario y andan viendo que hacer, que ironia, donde existio la verdad y la honradez, estamos viviendo un mundo de fantasia de fracaso en fracaso. Despierte Colombia ya llegan mejores tiempos, mientras no tengamos que aceptar la desigualdad entre los muchos que somos los buenos.Apoyemos a nuestro ejercito (como lo hicieron los Castaño), que aunque tuvieron errores, siempre apoyaron al pueblo, que Marulanda se sintio acorralado, pero el gobierno no dio apoyo y culminaron, si no fuera Colombia otra hoy por hoy. No olvidemos la historia, lean los periodocos anteriores y aprendan.
    Se les olvido la historia patria?

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: